Principios del Manifiesto Ágil: la motivación de los equipos

En este artículo te presentamos el quinto principio del Manifiesto Ágil (o Agile), el cual dice lo siguiente: 

Los proyectos se desarrollan en torno a individuos motivados. Hay que darles el entorno y el apoyo que necesitan, y confiarles la ejecución del trabajo.

Se trata de un principio agile que nos habla, por tanto, de la motivación de los equipos y los individuos que los conforman. 

Motivación de los equipos: ¿qué tipos hay?

- Motivación intrínseca: se refiere a las acciones que realizamos por la mera satisfacción de hacerlas, sin necesidad de ningún incentivo externo (por ejemplo, un hobby o algo que realmente te apasiona). 

- Motivación extrínseca: son aquellos estímulos o recompensas externas que necesita la persona para realizar una determinada actividad, o poner mayor interés y empeño.

Si bien es conocido que, entre ambas, la motivación de equipos de carácter intrínseco es la que está más ligada a las altas tasas de productividad, la extrínseca también es un factor a tener en cuenta, sobre todo cuando está orientada a:

- Fomentar la autonomía del individuo o de los equipos que lo componen.

- Promover la maestría o dominio de una determinada materia, es decir, el deseo de ser cada vez mejores en lo que hacemos.

- Conseguir alinear el propósito de la empresa con el individual, es decir, cuando logramos entender para qué hacemos lo que estamos haciendo.

¿Por qué las empresas que eligen la metodología Agile quieren trabajar la motivación de sus equipos de trabajo?

- Porque conseguir una mayor motivación en los equipos de trabajo puede llevar a unos mejores resultados, ya que aumenta la productividad y la calidad en las entregas.

- Porque el equipo se mantiene enfocado en el propósito, en el ‘para qué’ se hacen las cosas.

- Porque favorece el empoderamiento y la asunción de mayores responsabilidades.

- Porque fomenta y promueve la mejora continua del equipo.

Este principio del manifiesto Agile también nos indica que es necesario crear el entorno adecuado para que se genere el apoyo que las personas necesitan, emergiendo así la motivación y haciendo que esta se mantenga a lo largo del tiempo 

¿Cómo fomentan las organizaciones Agile esa motivación en los equipos de trabajo?

- Potenciando el reconocimiento personal: las personas deben tener constancia de que su trabajo, esfuerzo y resultados son valorados positivamente para sentir que contribuyen y aportan valor a la organización.

- Favoreciendo un sistema de remuneración adecuada.

- Teniendo presente una comunicación fluida, sincera y empática, donde todas las opiniones sean escuchadas y consideradas.

- Ofreciendo tiempos y espacios para la formación, así como para el crecimiento personal y profesional. 

- Creando un ambiente laboral colaborativo, que cuente con espacios para la cocreación y para la colaboración.

- Dando vida a entornos distendidos y seguros, donde aflore la confianza.

- Trabajando para un bien mayor: el equipo debe sentir que forma parte del propósito de la organización y las personas que lo componen deben ser capaces de visualizar cómo pueden contribuir a este propósito.

- Reforzando las fortalezas de cada uno de los individuos y fomentando la mejora contínua en aquellas oportunidades detectadas.

En resumen

Como habéis podido leer, hay multitud de prácticas que contribuyen a fomentar la motivación en las personas y equipos, y es responsabilidad de la empresa implantarlas y promoverlas para garantizar que fluya y se mantenga la motivación. 

Hasta aquí este artículo, en el que hemos querido compartir el quinto principio del Manifiesto Ágil, el cual profundiza en la motivación de los equipos de trabajo. Y como siempre decimos los Agile Coaches de la Disciplina Agile España: "todas y todos somos parte del cambio".

Adelaida Abruñedo, Agile Coach, de la Disciplina Agile España, en BBVA.

Aprendizaje Agile

- Es importante cuidar, por parte de una empresa, la motivación tanto de los equipos como de los individuos que los conforman.  

- Existen dos tipos de motivación: la intrínseca (acciones que realizamos por la mera satisfacción de hacerlas) y extrínseca (estímulos o recompensas externas necesarias para que una persona lleve a cabo una actividad).

- Trabajar la motivación de los equipos puede, entre otros aspectos, mejorar los resultados que estos obtengan del trabajo realizado o enfocar mejor el propósito del mismo.

- Para potenciarlo, las empresas pueden llevar a cabo múltiples acciones, como fomentar el reconocimiento personal, favorecer un sistema de remuneración adecuada o contar con una comunicación más fluida, sincera y empática.

También puede interesarte