Productos de cobertura

Los futuros y las opciones reciben esta calificación de productos de cobertura por cuanto el ahorrador se cubre de oscilaciones futuras en los precios y pacta un valor en una fecha fijada, con independencia de la que el valor ofrezca en ese momento en el mercado. Estos productos sirven, pues, para cubrir el riego y para ello nacieron.