> 
 > 
Planes de pensiones garantizados

Planes de pensiones garantizados: cómo funcionan

Permiten recuperar el 100 % del dinero invertido en el momento del rescate, cumpliendo unas condiciones

Dentro de las diferentes opciones que existen a la hora de elegir un plan de pensiones hay una que está especialmente indicada para perfiles conservadores, es decir, clientes que deseen un riesgo mínimo para sus ahorros: son los planes de pensiones garantizados. Este producto funciona de manera parecida al resto de planes de pensiones pero tiene una diferencia importante, el titular del plan tiene garantizado recuperar el 100 % de su dinero invertido en el momento del rescate, siempre y cuando se mantenga el plan hasta el vencimiento. En caso de rescate anticipado, no aplicará la garantía y el rescate se realizará a valor de mercado de la fecha de rescate.

Además, el partícipe puede obtener una rentabilidad sobre ese capital aportado, que puede ser fija o variable, dependiendo del tipo de plan de pensiones garantizado del que se trate.

Esta garantía de recuperar toda la inversión aportada no existe en otro tipo de planes, y viene acompañada de una serie de características y particularidades que a continuación desgranamos.

La garantía que ofrecen estos planes de pensiones garantizados parte de la propia entidad bancaria que los comercializa. En caso de que el plan contratado por el titular no alcance la rentabilidad estipulada, será la propia entidad la que le abone el capital necesario hasta recuperar la totalidad del dinero aportado por el cliente.

Sin embargo, para que aplique la garantía sobre el plan de pensiones garantizado, se requiere que el cliente mantenga su posición en el mismo, por lo menos, hasta el momento del vencimiento del plan de pensiones. Si el titular decide movilizar o traspasar su plan de pensiones a otra entidad bancaria, pierde automáticamente esa garantía o protección de su inversión.

De la misma forma, los planes de pensiones garantizados tampoco aseguran la recuperación del 100 % del capital invertido si se cancela el plan de pensiones debido a una de las contingencias contempladas por la ley:

  • Invalidez del titular.
  • Dependencia o gran dependencia.
  • Enfermedad grave.
  • Muerte.
  • Desempleo de larga duración.
  • Situación de desahucio de la vivienda habitual.

Si alguna de estas contingencias tiene lugar, el titular del plan de pensiones garantizado tendrá derecho a recuperar su dinero invertido así como la posible renta que este haya podido generar hasta el momento, aunque en este supuesto se pueden dan pérdidas ya que no aplica la garantía y el rescate se produce al valor liquidativo de la fecha solicitada.

Planes de pensiones garantizados - BBVA

Aportaciones y tributación del plan de pensiones garantizado

A diferencia del resto de planes de pensiones, en los garantizados se realiza una única aportación en el momento de la contratación, que estará acotada a unas fechas concretas.

Por su parte, estos planes garantizados tributan de igual manera que los demás, aunque existe una excepción: si en el momento del vencimiento del plan este no ha conseguido la rentabilidad que se había garantizado y es el banco que le que nos abona la diferencia, este dinero no tributará como rentas del trabajo sino como rendimiento del capital mobiliario, con sus correspondientes retenciones.

Modalidades del plan de pensiones garantizado

Se pueden encontrar dos tipos de planes de pensiones garantizados en función de los productos financieros en los que este invierta:

  • De renta fija: estos planes de pensiones invierten en activos de renta fija como bonos y letras del tesoro, por lo que la rentabilidad corre menos riesgo que en otro tipo de productos, pero también suele ser menor.
  • De renta variable: estos planes de pensiones invierten en instrumentos de renta variable  como las acciones de empresas que cotizan en la Bolsa de Valores. En este tipo de planes de pensiones garantizados el posible beneficio es mayor que en los de renta fija, aunque la inversión también asume un mayor riesgo. 

Rescate del plan de pensiones garantizado

Al igual que en el resto de planes de pensiones, los garantizados ofrecen la posibilidad de recuperar el dinero de tres formas distintas:

  • En forma de capital: se recibe un único pago en el momento del vencimiento del plan de pensiones.
  • En forma de renta: se recibe una renta mensual durante el número de meses que se haya acordado con la entidad bancaria, hasta que se recupere la totalidad del dinero garantizado por el plan.
  • En forma mixta: en el momento del vencimiento del plan de pensiones se recupera una cantidad determinada de capital para, posteriormente, recibir una renta de manera periódica.
  • En forma flexible: en la que el beneficiario decide libremente las fechas y cuantías de los cobros, sin una periodicidad determinada.

Comisiones y gastos

Existen dos tipos de comisiones asociadas a los planes de pensiones, ya sean garantizados o no:

  • La comisión de gestión, que por ley tiene un máximo del 1,5 % anual del valor de las cuentas de posición. Opcionalmente, el límite indicado podrá sustituirse por el 1,2 % anual del valor de las cuentas de posición más el 9 % de la cuenta de resultados.
  • La comisión de depósito, con un límite legal del 0,25 % anual del valor de las cuentas de posición.

De manera adicional y dependiendo de la entidad gestora, los planes de pensiones garantizados pueden tener comisiones de suscripción y reembolso, que quedarán en todo caso detalladas en el reglamento y la ficha comercial.

Planes de pensiones garantizados: cómo funcionan