Compra en supermercados online: ¿cómo puede ayudarnos nuestra tarjeta de crédito?

Plazos de pago flexibles, descuentos, seguridad durante el proceso de compra… Tu tarjeta de crédito siempre es la mejor opción cuando se trata de llenar el carrito en supermercados online.
Comprar por Internet es práctico, cómodo y muy rápido. En los últimos años, no hay actividad profesional que no haya visto incrementado, en mayor o menor grado, su volumen de ventas a través de canales telemáticos. El ámbito de la alimentación y, sobre todo, los supermercados conforman uno de los sectores que con más éxito se han subido al carro de la compra online. Y es que cada vez más personas adquieren sus alimentos a golpe de ratón. Para estos casos de los que hablamos, en los que se realiza la compra en supermercados online, tu tarjeta de crédito es la mejor aliada posible, ya que vela por la seguridad de tus transacciones y te habilita facilidades y aplazamientos a la hora del pago.

El ‘boom’ de las compras en supermercados online: siempre mejor con tarjeta de crédito

Las compras a través de Internet crecen a gran velocidad debido a los múltiples beneficios que revierten en los usuarios que las realizan.Y es que son muchas las virtudes de la compra en supermercados online: comodidad, acceso a ofertas, información más detallada sobre productos, etc. Por ejemplo, y respecto al confort a la hora de realizar el proceso de compra, adquirir tus alimentos a través de las nuevas tecnologías (ya sea a través de página web o de app móvil) te ahorra aglomeraciones dentro de comercios y todos esos largos ratos esperando en la cola de cajas

Y es precisamente esta reducción en el tiempo empleado en la compra en supermercados online otro factor a su favor. Comprar desde casa resulta tan rápido como sencillo gracias a los canales telemáticos. Además, puedes consultar casi un infinito volumen de datos e información acerca de los productos que te propones adquirir. La limitación de almacenaje y abastecimiento, propio de los establecimientos físicos (sucede sobre todo en localidades más remotas y menos pobladas), es un problema que desaparece cuando se compra por Internet: las tiendas online cuentan con una nutrida gama de productos alimenticios y un ‘stock’ inmenso. 

Sin embargo, quizás el principal incentivo para el cliente del comercio virtual resida en la opción de poder acceder a ofertas y descuentos que reducen el precio a pagar los artículos. Y es que las páginas web de los supermercados online a menudo lanzan ofertas con las que un establecimiento físico no tiene posibilidad de competir. No contar con dependientes ni reponedores en plantilla, o no pagar alquiler por el local implican un ahorro sobre los costes fijos de las empresas que hacen rentables estas ofertas en Internet.

En la cuestión del precio y la forma de pago escogida, desempeña un papel crucial la tarjeta de crédito, ya que es un método de compra ajustable a las necesidades de su titular, que puede elegir abonar en el acto o retrasar el cargo del importe uno o varios meses, e incluso dividirlo en cuotas (esto último asumiendo siempre el cobro de una serie de intereses a cambio).

compras supermercados online

¿Qué ventajas te aporta usar la tarjeta de crédito para hacer la compra en tu supermercado online?

Si no deseas pagar de golpe tu carrito repleto de compra, pero tampoco quieres solicitar un préstamo a tu entidad bancaria, la tarjeta de crédito es el método de pago perfecto cuando realizas dicha compra en un supermercado online. A diferencia de las tarjetas de débito, que cargan en tu cuenta cada operación al instante, las tarjetas de crédito dan opción de unir todas las compras del mes y proceder a su pago el mes siguiente (habitualmente, dentro de los primeros cinco días de este período), o retrasar el pago en varios meses, lo que acarrea el cobro de intereses o comisiones por aplazamiento. 

Todo pago realizado mediante tarjeta de crédito siempre se realiza contra el crédito de dicha tarjeta. Esto hace referencia al hecho de que los cobros jamás se cargarán en cuenta en el mismo momento de la compra, sino de forma posterior en el tiempo.

La seguridad de comprar con tarjeta de crédito en supermercados online

El seguro antirrobo, o contra uso fraudulento que suele asociarse a una tarjeta de crédito, es el elemento que más te protege cuando llevas a cabo una compra en tu supermercado online. ¿El motivo? Cubre la cantidad de dinero que pudieras perder víctima de un robo o por duplicado ilegítimo de la tarjeta. No obstante, el pago con ‘plástico’ se ha convertido en uno de los sistemas más seguros que existen. Te brinda protección gracias a factores de comprobación como la clave numérica (código PIN), que identifica y comprueba en la pasarela de pago si el comprador se corresponde y coincide con el titular de la tarjeta de crédito.

Asimismo, el empleo de apps y del resto de opciones de la banca online brindan a los clientes acceso permanente a la monitorización de sus compras a crédito. Por ello, revisar con periodicidad las operaciones realizadas con la tarjeta de crédito en tu supermercado online es otro mecanismo de seguridad para detectar velozmente cualquier uso indebido de tu línea de financiación.

BBVA dispone de una amplia gama de tarjetas de crédito, como la Tarjeta Crédito Aqua, sin comisión de emisión y mantenimiento de la tarjeta, la cual te permitirá desde flexibilizar tus pagos, pudiendo abonar las compras al mes siguiente o en cómodos plazos, hasta retirar efectivo a débito en cajeros automáticos de forma rápida y cómoda. Además, BBVA ofrece un seguro antirrobo, lo que te evitará muchos disgustos en el futuro. También en materia de seguridad, la Tarjeta Crédito Aqua protege tus compras por Internet con la incorporación del CVV dinámico. Se trata de un código generado desde la app, el cual caduca en unos minutos, con el que evitarás ser víctima de un fraude.

¿Deseas solicitarla? Puedes hacerlo individualmente si ya tienes una cuenta en BBVA o junto a la Cuenta Online Sin Comisiones ni Condiciones si aún no eres cliente, a través de bbva.es o en la app de BBVA. La concesión está sujeta a previa aprobación de BBVA