Paga a plazos tu préstamo rápido: ¿qué opciones tienes?

Valora tus condiciones a través de la calculadora de préstamos y conoce todos los plazos para su devolución.

Un préstamo es un acuerdo adquirido entre un particular (o empresa) y una entidad bancaria a través del cual la primera recibe una cantidad de dinero, en unos plazos acordados, de la segunda en base a unas requisitos pactados y reflejados en un contrato. 

Se compone de tres elementos: el capital, el interés y el plazo. El primero hace referencia a la cantidad de dinero que se solicita, el segundo al precio final que abona el cliente y el tercero el tiempo estipulado para que este lo devuelva. 

Estos componentes son válidos también para los préstamos rápidos, es decir, aquellos que se solicitan online y cuya tramitación es más sencilla y ágil. Están pensados para cubrir una necesidad puntual, lo que hace que sus características sean especiales. Por ejemplo, si bien estos préstamos rápidos se pueden pagar a plazos, estos serían más cortos.

Solicitar un préstamo rápido a plazos

La tramitación de estos préstamos rápidos online en BBVA suele ser más ligera al realizarse menos papeleo. Para acceder a ellos se debe ser mayor de edad y tener vigente el documento de identidad, ya sea el DNI o el NIE. También hay que tener un número de teléfono activo y un email para el envío de la documentación adicional. 

 

Si se es cliente del BBVA, su solicitud se realiza a través de bbva.es. Solo es necesario rellenar los datos básicos como el importe, la finalidad del préstamo y el plazo de devolución, junto a otros datos personales y económicos. Tras esto, y en un periodo máximo de 24 horas, la confirmación o denegación del mismo, pudiendo finalizar su contratación y disponer del dinero si la respuesta es afirmativa.
CTA Préstamo Rápido
Préstamos - También podría interesarte

También podría interesarte