Así son las hipotecas para militares

Descubre las condiciones exclusivas para el personal militar y civil del Ministerio de Defensa.

Para muchas personas, la adquisición de una vivienda constituye el mayor desembolso económico de su vida y, a no ser que el comprador cuente de antemano con los ahorros necesarios, esta operación suele llevarse a cabo mediante una hipoteca. En términos generales, el concepto de préstamo hipotecario es bastante amplio y abarca distintas modalidades, tanto en lo referente al objeto de dicho producto financiero como a la figura del prestatario.  

Si formas parte del personal militar y civil del Ministerio de Defensa y quieres conocer todas las ventajas que ofrecen los distintos tipos de hipotecas para militares de BBVA, llama al 91 833 07 01 o dirígete a cualquier oficina BBVA para obtener información personalizada de la mano de uno de nuestros expertos, identificándote como miembro de este colectivo profesional.

¿Formas parte de un colectivo profesional? ¡Enhorabuena!
Disfruta de condiciones especiales en diferentes productos y servicios en BBVA.

¿Cómo funcionan las hipotecas?

Un préstamo hipotecario es un producto financiero que permite al cliente recibir una determinada cantidad de dinero por parte de una entidad bancaria con la condición de devolver dicha cantidad y los intereses correspondientes, habitualmente mediante pagos de naturaleza periódica.

Uno de los aspectos más importantes de este tipo de transacciones es el interés; es decir, el beneficio que obtiene el banco por concederle al cliente el capital que necesita para adquirir un inmueble. En función del tipo de interés aplicable, se pueden diferenciar dos clases de hipotecas: de tipo fijo y de tipo variable.

En las primeras, las cuotas se calculan aplicando un porcentaje invariable establecido por la entidad bancaria, por lo que la cantidad a abonar por el prestatario es la misma a lo largo de todo el periodo de amortización. En las segundas, el tipo de interés que se aplica es un porcentaje fijo determinado por el banco sumado a un índice de referencia dado, que es España suele ser el euríbor. Esto hace que cuanto más bajo sea el euríbor, menor será la cuota mensual para el cliente, y viceversa. 

Esta información resulta esencial a la hora de comparar los distintos tipos de préstamos hipotecarios que ofrecen las entidades bancarias y elegir el que mejor se adapte a las necesidades y circunstancias de cada cliente.

Bonificaciones específicas de las hipotecas para militares

Con el objetivo de adaptarse al mercado actual y a las necesidades de sus clientes, los bancos han ido modificando ciertos aspectos de su modelo de negocio y, en este sentido, algunas entidades financieras ofrecen condiciones especiales a los miembros de determinados colectivos por cumplir ciertos requisitos como, por ejemplo, tener la nómina domiciliada en la entidad. Estas ventajas incluyen rebajas en las cuotas de seguros o en las comisiones de cuentas y tarjetas, anticipos de la nómina sin intereses, intereses más bajos en los préstamos personales o mejores condiciones en las hipotecas.

Este es el caso de BBVA y los militares, funcionarios y personal laboral civil del Ministerio de Defensa, con quien la entidad financiera tiene un convenio por el que ofrece a sus miembros condiciones especiales en determinados productos y servicios financieros, entre los que se encuentran los préstamos hipotecarios.

Entre las ventajas de estos se encuentra, en el caso de que sean de tipo variable (también accesible para funcionarios y personal laboral civil del Ministerio de Defensa), que el porcentaje fijo que se suma al índice de referencia está muy ajustado, lo que se traduce en un interés final más bajo. Otra condición interesante de esta hipoteca es la ampliación del periodo de amortización; es decir, el tiempo que se va a tardar en devolver el capital más los intereses. En España, lo más habitual es encontrar hipotecas con un periodo de amortización de entre 15 y 30 años. En el caso de las hipotecas para militares y personal de Defensa, el plazo se alarga hasta los 40 años para la primera vivienda.

¿Eres miembro de las Fuerzas Armadas?
BBVA te ofrece servicios y productos con condiciones especiales para ti.
Por último, hay que tener en cuenta que algunas entidades ofrecen a sus clientes bonificaciones en la hipoteca cuando, por ejemplo, tienen la nómina domiciliada, contratan otros productos como seguros de vivienda, de vida o de protección de pagos y tarjetas de crédito.