Para ir de compras, ¿es imprescindible el dinero en efectivo?

El pago de tus compras con tarjeta puede resultar más beneficioso que abonarlas usando dinero en efectivo, ¿sabes cuáles son las ventajas del pago en ‘plástico’?

“Vamos a ir de compras”. Cinco palabras que a nadie dejan indiferente. Y es que, llevarlas a cabo no siempre es tan sencillo como parece. Requiere, en muchos casos, la combinación de tres elementos que escasean en el frenético ritmo de vida actual: tiempo, ganas y dinero. Aunque, con el ‘boom’ del comercio electrónico, la necesidad de tener un rato libre y ánimo para ir de compras ya no es excusa.

Si recurres a Internet, “ir de compras” resulta mucho más ágil, ya que puedes adquirir todo tipo de productos y servicios rápidamente y sin levantarte del sofá. Entre las ventajas de las tiendas ‘online’ se encuentran su libertad horaria y la posibilidad de encargar artículos desde cualquier rincón del mundo. En lo relativo al tercer factor, el dinero, la cosa es algo más compleja. Un primer paso de cara a hacerlo más sencillo es la elaboración de un presupuesto, el cual evite que gastes más de lo que deseas, no comprometiendo así tu salud financiera.

Junto a esta planificación de tus adquisiciones, no pierdas de vista que la forma de pago que elijas también influye en la gestión de tus gastos. Frente al empleo de dinero en efectivo, las tarjetas de crédito y débito se han convertido en la manera más cómoda y segura de afrontar el pago de tus compras. Sigue leyendo y conoce todos los beneficios que puede brindarte este abono en ‘plástico’ de tus adquisiciones. Y recuerda que establecer previamente un presupuesto se vuelve básico para realizar un consumo responsable e inteligente. ¿Sabes por qué? 

¿Por qué debes preparar un presupuesto antes de ir de compras?

Para ir de compras no solo debes disponer de dinero. También has de escoger adecuadamente lo que necesitas y puedes pagar. En otras palabras, debes elaborar un presupuesto. El primer paso para ello es fijar un techo de gasto (o cantidad máxima que te puedes gastar) para no desestabilizar tu salud financiera. De igual modo, resulta recomendable distinguir entre productos y servicios de primera necesidad, como son, por ejemplo, la alimentación y los medicamentos, y aquellos que responden a ocio y gustos personales. Aunque pueda sonar algo obvio, no gastar de más en compras inútiles constituye el mejor sistema para proteger tu dinero, evitando, además, tener problemas económicos a posteriori. 

Y es que, a diario, recibes miles de estímulos de consumo. Con frecuencia, la publicidad (en medios de comunicación, redes sociales, carteles, folletos y promociones a pie de calle), las modas y la presión de grupo generan necesidades de compra que no son reales o, al menos, no las tenías contempladas como tales. Y, claro, resistirse a la tentación de adquirir un artículo con el precio rebajado o de oferta no resulta fácil. Por eso, detallar un presupuesto y respetarlo te garantiza que no pondrás en riesgo tu salud financiera.

Cuidar del planeta, otro motivo para ser responsable al ir de compras

La actividad humana desmedida produce un conjunto de efectos devastadores sobre el medio ambiente. Sin duda, el consumismo multiplica el volumen de recursos naturales que han de ser explotados para obtener nuevas materias primas y, al mismo tiempo, incrementa la cantidad de gases y residuos tóxicos que anualmente se emiten a la atmósfera y al resto de ecosistemas. La pérdida de biodiversidad, el calentamiento global y la escasez de agua dulce son solo tres de las graves consecuencias que pueden provocar las compras que no se basan en una necesidad específica.

La lucha contra el cambio climático afecta a toda la sociedad. Desde el ámbito de la ecología, se viene pidiendo a los ciudadanos que adopten hábitos de consumo responsable. En especial, se busca la colaboración de los jóvenes, puesto que conforman el colectivo de población más expuesto a las tendencias del momento y a la influencia publicitaria. Eso sí, aunque suelen ir de compras muy a menudo, estas nuevas generaciones son cada vez más conscientes de que las pautas de consumo sostenible resultan indispensables de cara a preservar el mundo de mañana.

Al ir de compras, ¿es mejor usar la tarjeta o pagar en efectivo?

Pagar tus compras con tarjeta, en lugar de utilizar dinero en efectivo, puede brindarte múltiples beneficios. Entre el conjunto de ventajas del abono en ‘plástico’, destacan la opción de flexibilizar (en el caso de las tarjetas de crédito) y fraccionar (en ambas modalidades, crédito y débito) el gasto y la protección que este método de pago da a tu dinero, porque muchas tarjetas poseen seguros frente al uso no autorizado o contra robo en cajero. 

Gracias a la banca en Internet, el ir de compras y utilizar tu tarjeta no termina ahí, ya que puedes revisar al instante que el cargo se ha llevado a cabo de forma correcta. Si eres cliente de BBVA, la aplicación móvil de la entidad te otorga pleno control sobre tus gastos. De este modo, desde el teléfono realizas las compras (tecnología ‘contactless’) y consultas cómodamente los movimientos y extractos de tus cuentas y tarjetas.

Asimismo, a causa de la pandemia por el virus de la COVID-19, y con el objetivo de intentar prevenir contagios, las autoridades de varios países aconsejan que, durante estos meses, la ciudadanía opte por el pago de sus compras con tarjeta y reduzca el uso de dinero en efectivo, para disminuir los intercambios de billetes y monedas entre personas.

¿Puede tu banco ayudarte a gestionar el pago de tus compras?

Siempre a tu lado, BBVA acaba de lanzar la nueva Tarjeta Aqua BBVA, que refuerza la seguridad de tus compras y cuida del planeta, al estar fabricada a partir de PVC (policloruro de vinilo) reciclado. Así pues, la Tarjeta Aqua BBVA aporta a tus compras una mayor protección debido a que en su soporte físico no posee números impresos. Además, esta tarjeta incorpora CVV dinámico, el cual dota a tus compras de un alto grado de seguridad. Y, si no sueles llevar la cartera encima, puedes solicitar únicamente la versión digital del ‘plástico’ y pagar con el teléfono móvil.

Si quieres descubrir estas y otras oportunidades que puede ofrecerte ser cliente de BBVA, entra en bbva.es o infórmate a través de la ‘app’ móvil de BBVA.