Competencias laborales y otros aspectos a tener en cuenta a la hora de buscar trabajo en una empresa

Las empresas ya no solo valoran las aptitudes de un candidato antes de seleccionarlo para un puesto de trabajo.

La mayoría de las personas pasan casi un tercio de su vida preparándose para acceder al mercado laboral. Durante toda la infancia y buena parte de la juventud, se acude a la escuela, al instituto y demás centros de enseñanza con el objetivo de adquirir destrezas y conocimientos necesarios para poder desenvolverse en la etapa adulta. Por el alto número de horas que ocupa y los ingresos económicos que permite obtener, la actividad profesional que alguien ejerce, basada en una serie de competencias laborales concretas, supone un aspecto muy importante de la vida.

El trabajo, además, te aporta independencia financiera y oportunidades de perseguir tus sueños y metas personales. A veces son tantas las expectativas que no resulta sencillo dar el salto de los estudios al ámbito laboral. Porque, cuando se trata de encontrar empleo, influyen múltiples factores: la situación socioeconómica del instante, los sectores y las profesiones en auge, la titulación y competencias laborales adquiridas (las cuales, unidas, conforman la experiencia), el grado de dominio y manejo de las nuevas tecnologías, etc. En resumen, se trata de un conjunto de factores que puede terminar por agobiar a cualquiera. 

A lo anterior, se suma que el mundo se encuentra cada vez más globalizado e interconectado, y avanza a tal velocidad que los perfiles profesionales más demandados no dejan de transformarse. Ante este escenario cambiante, cobran fuerza determinadas cuestiones: ¿qué competencias laborales valoran más las empresas a la hora de contratar? ¿Que debe tener un curriculum vitae para resultarles atractivo? ¿Cómo debo preparar una entrevista de trabajo? Si te has planteado alguna de ellas, en este artículo encontrarás la información necesaria para darles respuesta. ¡No dejes de leer!

Competencias laborales: ¿qué valoran hoy las empresas a la hora de contratar?

Si buscas trabajo, recuerda que hoy en día la capacidad de resolver problemas y las dotes comunicativas son dos de las habilidades mejor valoradas por miles de empresas. Por supuesto, en un panorama actual tan global como diverso, se contratan profesionales que sepan crear valor trabajando en equipo. De igual manera, adaptarse es básico en estos momentos, de modo que las destrezas sociales y la facilidad para crear un buen ambiente de trabajo ocupan un espacio notorio entre las características más ponderadas por las personas que seleccionan perfiles.

Los idiomas y el conocimiento del entorno digital conforman otro punto a favor, ya que las compañías están convergiendo rápidamente hacia mercados internacionales en los que nuevas herramientas como la información en la ‘nube’ o las distintas aplicaciones de inteligencia artificial (o AI, por sus siglas en inglés) marcarán la diferencia entre unos negocios y otros durante los próximos años. Junto a todo lo ya mencionado, atributos como la responsabilidad, el compromiso y ser una persona proactiva siempre resultan muy atractivos cuando se está dirimiendo una posible contratación. 

¿Que debe tener un curriculum vitae para resultarles atractivo?

Además de contar con la formación académica y profesional adecuada, también es imprescindible elaborar un buen currículum vitae. Más si cabe en el instante presente, cuando las graves consecuencias de la pandemia del virus de la COVID-19 han limitado los desplazamientos en decenas de países y casi toda la vida ahora transcurre delante de una pantalla. 

Sin duda, el currículum vitae está adquiriendo una relevancia capital. Si tu vida fuese una película, este haría las veces de tráiler, porque en apenas una hoja de extensión debes mostrar tus principales fortalezas, al tiempo que logras despertar interés por conocerte a la persona que lo lee. Para lograr ambos propósitos, el diseño de los elementos que debe tener este currículum vitae ha de estar pensado y estudiado. Lógicamente, el tipo de empleo y el sector al que aspires puede condicionar esta composición, sobre todo en lo relativo a las competencias terminas dando más protagonismo. 

En todo caso, no olvides otorgar visibilidad, de entre todos los elementos que debe tener el currículum vitae, a tus aptitudes y experiencias profesionales más destacadas. También es crucial que cultives tu marca personal, es decir, que el currículum vitae recoja tu participación en redes sociales profesionales, donde resulta aconsejable que compartas contenido asociado a tu campo laboral. Por último, incluye los datos de contacto con claridad y una fotografía reciente de ti en la que aparezcas lo más natural posible y vestido con ‘look’ formal. Revisa que no se te haya escapado ninguna errata o error tipográfico y ya tienes listo tu currículum vitae, ¡recuerda actualizarlo periódicamente!

¿Cómo debo preparar una entrevista de trabajo?

El virus de la COVID-19 también ha alterado la manera en que se llevan a cabo la mayoría de las entrevistas de trabajo. Ahora casi todas estas charlas entre la empresa empleadora y una o varias personas candidatas al puesto de trabajo se desarrollan a través de Internet. No obstante, en una entrevista ‘online’ no debes dejar de lado ninguno de los elementos que siempre tendrías en cuenta si la conversación fuese presencial. 

Es más, al no existir la proximidad y el contacto propios de una entrevista en persona, tienes que esforzarte en transmitir cordialidad y cercanía. Por ello, sé puntual, educado, abierto, franco y no temas preguntar aquello que pueda resultar susceptible de duda (el tipo de contrato, la fecha de incorporación, el horario, las condiciones, la remuneración...). Lo más recomendable es mostrarse tranquilo y abordar con naturalidad la entrevista de trabajo. Eso no quita para que, con antelación, te prepares en profundidad el encuentro, investigando sobre la empresa en cuestión y sus características, así como planificando qué resaltarás de ti y cómo lo harás. 

Muy especialmente, vigila tu comunicación no verbal o, lo que es lo mismo, todo lo que expresas sin pronunciar una palabra: tu postura corporal, el gesto de la cara o los movimientos que haces con las manos, por ejemplo. A este respecto, habla siempre mirando a tu interlocutor, practica la escucha activa y muéstrate confiable, atento y desenfadado.

BBVA, a tu lado creando oportunidades

Si estás dando tus primeros pasos en el mundo laboral, ser cliente de BBVA puede ofrecerte una serie de beneficios y ventajas, puesto que la entidad ha desarrollado una amplia gama de productos y servicios bancarios que se adaptan a ti y tus necesidades de cada momento. Si deseas saber más sobre ellos, dispones de toda la información en bbva.es y en la ‘app’ de BBVA.