sostenibilidad

¿Se puede poner un termo eléctrico con placa solar?

Estas son las claves si se piensa en instalar un termo eléctrico con una placa solar.
Instalar un termo eléctrico, en una vivienda u oficina, es una alternativa que permite la obtención de agua caliente de forma más controlada y… ¿más saludable? En este artículo te explicamos si es posible su conexión a paneles solares y de qué forma. ¡No dejes de leer!
¿Sabes lo que puedes ahorrar en tu factura de la luz si instalas paneles solares?
Descubre tu oferta personalizada, según tu vivienda, y calcula tu ahorro.

¿Se puede poner un termo eléctrico con placa solar?

La respuesta es sencilla: sí, se puede poner un termo eléctrico con una placa solar, dado que la energía fotovoltaica es capaz de alimentar estos aparatos. De esta forma, se obtiene una fuente de energía que proporciona, a su vez, ese agua caliente que se necesita (sin tener que recurrir a la red eléctrica).

¿Cuál es el “rol” del termo eléctrico al que se conecta la placa solar?

El termo eléctrico va a actuar como una parte de la batería del panel (o paneles) que se instale/n. Será el “almacén” de la energía que no se utilice (sobrante), lo que hará que no todo el excedente que se produzca se compense con la compañía a un precio que a veces no es competitivo, de forma que la energía sobrante “se queda en casa”.

¿Cómo funciona un termo eléctrico con placas solares?

Normalmente, la única “energía” de la que se valen los calentadores eléctricos con placas solares es la que generan los propios paneles, que se utilizará, más tarde, para que funcione la calefacción del inmueble o para que el grito no vierta el agua fría, lo normal y sí caliente.

El proceso que sigue este sistema de autoconsumo, que incorpora el termo, es sencillo: cuando las placas recogen la luz solar y la convierten en energía, esta pasa a alimentar la resistencia del termo y, tras esto, el agua o el radiador se calienta.

¿Qué pasos se dan para “alimentar” un termo eléctrico con paneles solares?

Para “llenar” un termo eléctrico con los paneles solares que se conectan a él, y conseguir que almacene la energía suficiente para el año, hay que seguir una serie de pasos:

En primer lugar, hay que saber la cantidad de energía que se necesita para garantizar el funcionamiento del termo eléctrico. Lo suele indicar el manual que lo acompaña. Tras ello, y en segundo lugar, se elige el tipo de panel solar (monocristalino, policristalino, etc.) que se adapte a las necesidades que se tienen, a lo que sigue su instalación (de forma segura y con una orientación que maximice la captura de energía). En cuarto y último lugar, se conecta, es el momento, el termo a los paneles solares. Son 2 las maneras de hacerlo: utilizando cables eléctricos o colocando un controlador solar (se trata de un dispositivo que convierte la energía solar en energía eléctrica). Ahora bien: ¿qué cantidad de paneles solares son necesarios para abastecer el termo eléctrico? Lo analizamos.

¿Cuántas placas solares hacen falta para “nutrir” un termo eléctrico?

Existen una serie de variables que condicionan el número de paneles solares que se necesitan para “colmar” un termo eléctrico. En primer lugar, es importante que se valore la potencia del termo eléctrico, que se indica, en la mayoría de los casos, en las especificaciones del producto (lo hace en vatios). En segundo lugar, hay que saber el nivel de luz solar que tiene el lugar en el que se sitúa la vivienda (u oficina) en la que se coloca el termo eléctrico (junto a los paneles solares). Por último, hay que tener en cuenta la eficiencia de los paneles solares, o lo es lo mismo, la cantidad de energía que son capaces de generar.

BBVA te facilita la instalación de paneles solares

Abonar el precio de los paneles solares, y de su instalación, es una inversión a largo plazo. Se estima que, de media, el ahorro energético que se genera, gracias a ellas, llega hasta el 70%, lo que implica un descenso considerable en la factura de la luz. 

Si, visto esto, te interesa la instalación de placas solares en tu vivienda, para reducir el consumo (y rebajar el importe del recibo de la luz), BBVA pone a tu disposición un simulador para ayudarte a estimar el número de placas que necesitas, según tu tejado y calcular el coste de la instalación, con empresas líderes en el sector.

Además, si necesitas ayuda para poder afrontar el pago, te ofrecemos financiación con condiciones especiales.

Por su parte, estas empresas harán un estudio personalizado de tu vivienda, además de encargarse de la instalación de tus paneles solares, la tramitación de licencias, autorizaciones y el registro legal de la instalación. 

Todo con un único objetivo: que no tengas que preocuparte de nada. ¿Quieres saber más sobre él? Entra en bbva.es o la app de BBVA e infórmate.