¿Puedo pagar con mi tarjeta de crédito en el extranjero?

Viajar fuera de España con una tarjeta de crédito en el equipaje aporta un nivel de seguridad extra en tus pagos y te permite reducir al mínimo imprescindible el importe de dinero en metálico para cada situación.
Llegó el gran día. Empiezan las vacaciones y por fin te marchas a tu destino soñado en el extranjero. Antes de salir, repasas con esmero que todo esté dentro de la maleta: los billetes para el embarque, la guía de viaje, ropa, pero… ¿No olvidas nada? Asegúrate de coger la tarjeta de crédito, porque esta será tu mejor protección y garantía, ya que te ahorrará posibles sustos o problemas a la hora de realizar pagos fuera de España.

¿Puedo pagar con mi tarjeta de crédito en el extranjero?

Si a la hora de emprender un viaje, ya sea corto o largo, siempre resulta aconsejable estimar el coste que este supondrá, así como el volumen de recursos económicos del que se ha de disponer durante la estancia. No es menos recomendable, además, decidir con qué método de pago se harán las distintas compras y operaciones

Dinero en efectivo, tarjeta de crédito y cheques son las tres principales opciones. Ninguna excluye a la otra y, de hecho, contar con algo de dinero en metálico simplifica la gestión de los pequeños gastos cotidianos. No obstante, tener una tarjeta de crédito mientras se está fuera de España aporta tranquilidad frente a cualquier imprevisto. Y es que, por ejemplo, ciertos servicios como el alquiler de vehículos precisan obligatoriamente del uso de tarjeta de crédito en señal de garantía.

Además, otro de los puntos fuertes de las tarjetas de crédito consiste en que cuando se produce el robo o sustracción de una de ellas, los delincuentes quizá logren acceso a la financiación a crédito, pero jamás al capital ahorrado. De cualquier forma, para evitar en lo posible estos supuestos, recuerda durante tu estancia fuera de España comprobar con cierta periodicidad el estado de tu cuenta bancaria ‘online’. Así podrás trazar todos y cada uno de los cargos que estás recibiendo y actuar cuanto antes tras detectar irregularidades. 

Las tarjetas de crédito son universales, válidas en cajeros de todo el mundo

Ahora que ya sabes que sí puedes pagar con tu tarjeta de crédito en el extranjero, es momento de que veas el resto de ventajas que tiene su uso fuera de nuestras fronteras. Por ejemplo, si necesitas dinero líquido extra mientras visitas otro país, podrás sacarlo de un cajero automático con ella. Estamos ante un tipo de tarjeta bancaria que, a diferencia de las de débito, es universal y permite retirar efectivo a crédito mediante tarjeta en cajeros automático (en muchas ocasiones, conllevará una comisión asociada).

Además, las tarjetas de crédito ofrecen habitualmente, y en el extranjero, unos tipos de pago más competitivos y rentables que recurrir al cambio de divisa, aunque suele a su vez existir una comisión por cada uno de ellos, la cual debes revisar. Por regla general, la opción más favorable radica en abonar cargos elevados mediante tarjeta y optar por dinero en metálico siempre que sean cobros pequeños del día a día.

puedo pagar con mi tarjeta de credito en el extranjero

¿Qué has de tener en cuenta al usar tu tarjeta de crédito fuera de España?

Sin lugar a duda, tu tarjeta de crédito es un salvavidas frente a cualquier emergencia que pueda surgir durante el viaje. Por supuesto, es una formidable aliada en el instante de reservar, y más tarde pagar, billetes de avión o tren y habitaciones de hotel. Dos motivos están detrás de ello. El primero hace referencia a la opción del titular para decidir si paga la totalidad del gasto, lo aplaza o incluso se decanta por fraccionarlo.

En segundo lugar, los titulares tienen la posibilidad de contratar un seguro de viaje asociado a su tarjeta de crédito y si se produjera el robo de esta, dicho seguro se haría cargo de todos esos pagos realizados por terceros de forma fraudulenta. La mayoría de estas pólizas cubren el total o parte del dinero perdido debido a retrasos y/o cancelaciones de billetes o de reservas de noches de hotel. 

Por último, las tarjetas de crédito te ofrecen un control total sobre tus gastos, al poder habilitar la opción de recibir notificaciones (gratuitas) en tu móvil por cada compra que realices o por cada retirada de efecto a crédito o débito mediante tarjeta en cajero automático que lleves a cabo. Esta monitorización de tus operaciones en tiempo real te permite rastrear tus pagos de forma ágil y sencilla, al tiempo que te da la tranquilidad de saber que nadie hará un uso fraudulento de tu plástico.

BBVA dispone de una amplia gama de tarjetas de crédito, como la Tarjeta Crédito Aqua, la cual te permite desde flexibilizar tus pagos, pudiendo abonar las compras al mes siguiente o en cómodos plazos, hasta retirar efectivo a crédito o débito mediante tarjeta en cajeros automáticos (de forma rápida y cómoda). Además, BBVA ofrece un seguro antirrobo, lo que te evitará muchos disgustos en el futuro. Puedes solicitarla de forma individual si ya tienes una cuenta en BBVA o junto a la Cuenta Online Sin Comisiones ni Condiciones si aún no eres cliente, bien a través de bbva.es o desde la app de BBVA. La concesión está sujeta a previa aprobación de BBVA.