¿Cómo puedo reportar una tarjeta de crédito robada?

Estos son los pasos que debes seguir para comunicárselo a tu banco.

La tarjeta de crédito o débito es uno de los imprescindibles en cualquier cartera al ser una opción de pago mucho más práctica que el efectivo. Sobre todo para aquellos que, todavía hoy, no terminan de confiar en el pago móvil. 

Este uso tan habitual hace que no sea extraño el aumento en los casos de robo o de extravío. Dos situaciones ante las que es necesario estar preparado, o lo que es lo mismo, tener claros los pasos a dar para invalidar la tarjeta sustraída o perdida y evitar ser víctima, además, de fraude. En este artículo te explicamos cómo reportar una tarjeta de crédito o débito robada a tu banco y las casuísticas que pueden darse.

La inmediatez es clave

Si tienes la sospecha de que han podido robarte la tarjeta de crédito, y para evitar problemas, lo primero que debes hacer es desactivarla. Para ello, te ofrecemos la funcionalidad de apagar y encender tu tarjeta desde la app de BBVA. Así, en el caso de que sí te la hayan sustraído, estarás fuera de peligro. Y si estás 100 % seguro de que te la han quitado, y antes de reportar la tarjeta de crédito o débito robada, debes bloquearla, también desde la app (identificando en motivo del bloqueo como ‘Robo’ o ‘Extravío’) o llamando a tu entidad bancaria (si eres cliente de BBVA puedes hacerlo al 900 102 801, disponible las 24 horas del día, los 365 del año). Al mismo tiempo, y de cara a futuras gestiones (o por si tienes que pedir responsabilidades), debes poner la correspondiente denuncia en la comisaría más cercana. Esta genera un justificante que te servirá como prueba de lo sucedido al incluir toda la información aportada sobre el mismo.
reportar tarjeta robada

Revisa posibles cargos fraudulentos

En ambos casos, robo o extravío, es bueno cotejar si se ha realizado algún pago con la tarjeta en el tiempo transcurrido desde que dejas de tenerla en tu poder hasta que avisas a tu entidad. Si no hay ninguno, y con ella anulada, solo tendrás que solicitar la nueva

Si, por el contrario, se ha llevado a cabo alguno, se debe analizar el caso. Contacta con tu entidad financiera para realizar la reclamación de las operaciones en las que no has participado.

Más serio es si se produce una negligencia grave como, por ejemplo, llevar apuntado tu PIN, o contraseña, facilitando que un tercero pueda acceder a ella. En ese caso, el banco queda exento de toda responsabilidad por lo que te recomendamos que seas extremadamente cuidadoso.

Evitar futuros percances

Cuando eres víctima de un robo, y tras reportar tu tarjeta de crédito o débito robada a tu banco y llevar a cabo todos los trámites para resolver el incidente, lo siguiente es tomar medidas para que esto no vuelva a suceder en el futuro.

Se recomienda:

  • Vigilar la información que compartes y, más en concreto, la relativa a tus finanzas personales. Hazlo tanto en tu vida cotidiana como en la que realices en Internet.
  • Nunca apuntes tus datos bancarios y contraseñas ya que facilitas el acceso a ellas a terceros.
  • Si te encuentras en un lugar con mucha gente, mantén a buen recaudo tus pertenencias.

Y si eres de los que operas online, además, debes:

  • Contar con una conexión segura.
  • Realizar tus compras únicamente en páginas seguras (compruebalo con las tres opciones más características y que aparecen en la barra de búsqueda: la ‘S’ tras ‘http’, el candado o la leyenda ‘es seguro’. También cuentas con el sello de ‘Confianza Online’.
  • Asegurar tu dispositivo y las conexiones a Internet que realizas con él. 
  • Hacer uso de la funcionalidad de apagar y encender la tarjeta.