Qué hacer cuando la oferta de trabajo te encanta… pero cobras menos que ahora

¿Y si te ofrecen un puesto de trabajo que te gusta más pero el salario es menor que el actual? ¿Qué hacer? No hay una respuesta única. Aquí te damos las claves.
¿Aceptarías una oferta de trabajo en la que vas a cobrar menos? Aunque parezca increíble, hay gente que lo hace y tiene buenos motivos para ello. Es más, puede que en algún momento de tu carrera profesional te veas en una situación parecida. Y como nunca debes decir aquello de “de este agua no beberé”, vamos a darte las pautas para que hagas este cambio de manera correcta.
Cuenta Online para jóvenes sin comisiones y sin condiciones
Sin comisiones de administración ni mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento de la tarjeta de débito.

El tope del 10%

Puestos a reducirnos el salario, ¿cuál sería el tope a la hora de aceptar la nueva oferta de trabajo? Nadie tiene una escala aceptable y, evidentemente, todo dependerá de la cantidad que estés cobrando y la rebaja que suponga. Pero podríamos decir que no sería acertado aceptar un sueldo que se reduzca más de un 10 % con respecto al actual. Además, hemos de valorar que esa bajada se compense con otros aspectos como, por ejemplo, que el proyecto sea mejor o que sepamos que estamos dando un pequeño paso atrás para coger impulso y dar un gran salto profesional a futuro.

Eso sí, recuerda que esto solo aplica si estás trabajando. Si estás desempleado y el trabajo que te ofrecen no tiene un salario igual o mayor a tu última experiencia profesional, la cosa cambia. Pese a todo, y teniendo en cuenta lo anterior, lo cierto es que el 38% de los desempleados rechaza una oferta de trabajo, según la Guía del Mercado Laboral 2020 de Hays, y uno de los principales motivos sigue siendo el mismo de siempre: el salario.

oferta de trabajo

No lo hagas si...

Así pues, queda claro que nunca deberías aceptar una oferta de trabajo en la que te paguen menos que en tu actual empleo si no hay un proyecto de futuro mejor que el que tienes ahora, ni visos de evolución. Además, y como harías si estuvieras sin empleo, no te olvides de hacer una búsqueda de la empresa a la que te estás planteando cambiarte. Si hay malas referencias, deberías descartar el moverte a ella. Si miras en Google y ves que es una empresa en la que hay un alto nivel de rotación, al menos piénsatelo, porque algo no parece estar bien.

¿Y si negocio una subida del sueldo que me ofrecen?

Evidentemente, si el salario que te plantean es menor que el sueldo actual pero el puesto y la empresa te gustan, puedes intentar negociar una subida.

Un hecho que depende también de si te has presentado tú al puesto sabiendo el importe de la oferta o si has sido llamado para optar a él. En cualquier caso, además, hay que ser sincero y plantear la situación. Tanto si han mostrado interés en ti como candidato como si te has presentado tú sabiendo que el salario es menor, debes decir abiertamente que estás en un puesto en el que te pagan más.

Cuenta Nómina Va Contigo para Jóvenes y llévate 100 € brutos si eres nuevo cliente.
Sin comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento la tarjeta débito o crédito, si traes tu nómina, superior a 800 € (TIN 0,0%; TAE 0,0%).
En definitiva, estés trabajando o desempleado, debes acudir bien preparado a esa reunión y plantearla como una venta, de forma que la empresa te compre la petición de cobrar más. Ten en cuenta que la mejora que pueden plantearte no tiene porque ser económica, ya que cada vez más el conocido como salario emocional se utiliza para atraer y retener el talento.