Los errores del primer día de trabajo que hay que evitar (gánatelos a todos)

Triunfa el primer día en tu nuevo trabajo y llévate el apoyo de todos desde el primer segundo, sin fallos ni dudas. La primera impresión es clave, tú puedes.

Viste una oferta de trabajo y te presentaste. Te llamaron y has pasado todas y cada una de las entrevistas y pruebas que formaban parte del proceso de selección. Eres la persona elegida. El Día D, es decir, tu primer día de trabajo, está cada vez más cerca.

¿Cómo debes comportarte? ¿Cómo debes actuar? ¿Tendrás ya el ordenador encima de tu mesa? ¿Sabrán tus compañeros que hay chico nuevo en la oficina?

Cuenta Nómina Va Contigo para Jóvenes
Sin comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento la tarjeta débito o crédito, si traes tu nómina, superior a 800 € y además te llevas 100€ brutos (TIN 0,0%; TAE 0,0%).
Son algunas de las dudas que pueden asaltarte ahora que llega el momento de la verdad, en el que debes demostrar que, efectivamente, la elección ha sido la correcta. Tómate un respiro y relájate. Vamos a ayudarte a enfrentarte al primer día de trabajo.

Vas a demostrar que eres un profesional

"Para tu primer día de trabajo, lo ideal es mantener una conducta y trato profesional conservador, al menos hasta que se tenga una idea del entorno y la cultura de tu nuevo lugar de trabajo". Begoña Mañanas, responsable de Comunicación y Marketing de Catenon, nos hace esta primera recomendación sobre cómo debes preparar este primer día en tu nuevo trabajo.

Un consejo que también se puede aplicar a otras esferas como, por ejemplo, la ropa que has de vestir. "La clave es no desentonar", asegura. Por tanto, esta "debe adecuarse tanto a tu lugar de trabajo como a tus funciones (ten en cuenta si vas a visitar clientes, caminar mucho a lo largo de la jornada, pasar gran parte del tiempo sentado frente a un ordenador,etc.)". Evidentemente, si se trata de una oficina y todas las personas van en traje, lo tendrás más fácil. Pero, como norma, ten en cuenta que ponerse una ropa lo más normal posible "es siempre una garantía, de manera que uno entienda que no va a llamar la atención". En cualquier caso, si no estás seguro del código de vestimenta "siempre te queda la opción de llamar al Departamento de Recursos Humanos para preguntar por él".

Para este primer día de trabajo, además, recuerda llevar una libreta y un bolígrafo para ir anotando todo aquello que se te vaya explicando y que puede ser importante para el desempeño de tu labor como, por ejemplo, tus claves de acceso, el nombre y las funciones de tus compañeros, etc. "Además es algo que causa muy buena impresión, ya que demuestra interés por tu parte", asegura.

Ser puntual el primer día de trabajo nunca estará mal visto

Aunque lo normal es que, bien desde el Departamento de Recursos Humanos, bien a través del superior a tu cargo, te hagan saber todas estas cuestiones, hay algo sobre lo que no debes tener dudas: ser puntual. De hecho, desde Catenon recomiendan llegar al menos 15 minutos antes en tu primer día de trabajo. "Ten en cuenta que es la primera vez que realizas ese trayecto y puede surgir cualquier imprevisto" .

Begoña Mañanas también cree que es imprescindible informarnos previamente acerca de quién va a ser nuestro responsable y, si es posible, “y en caso de haberlo, quién va a formar parte de tu nuevo equipo". Es decir, que lo ideal es que desde el primer día de trabajo sepamos "cuándo, dónde y con quién te tienes que encontrar en caso de que no haya nadie para recibirte cuando llegues y, si es posible, consigue y lleva su número telefónico".

¿Será éste mi sitio?

También puede suceder que al llegar a la oficina tu primer día de trabajo, la persona de recepción te indique que pases directamente. ¿Cómo debemos actuar en este caso?

Independientemente de lo que decidas hacer, "trata de no mostrar nerviosismo o timidez. Es posible que durante los primeros días tomes alguna decisión errónea o que esté mal enfocada, pero la determinación y la firmeza te ayudará a no sentirte inseguro". Además, lo normal es que tengan ya asignado un puesto de trabajo para ti, así que “espera indicaciones acerca de cuál será tu sitio", asegura Mañanas. 

No obstante, si no es el caso, no debería incomodarte el preguntar a cualquiera que esté por allí. Si ocurre que aún no tienes asignado un sitio, lo normal es que te sienten en el hueco de otro compañero que se haya ausentado. "No es recomendable mirar constantemente el móvil y recuerda ponerlo en silencio, ya que necesitas estar presente y atento a toda la nueva información que vas a recibir", explica esta responsable.

primer día de trabajo

Si tienes dudas en tu primer día de trabajo, pregunta

Recuerda, además, que es bueno que antes de iniciar esta nueva andadura profesional, hayas aclarado todas las cuestiones claves cuanto antes, así que no las dejes pasar. Pero también es verdad que "todos se encontrarán más receptivos que nunca durante tu periodo de aprendizaje, ya que entienden que eres nuevo en la empresa y que te surgirán multitud de dudas", explica Begoña Mañanas.

Por eso, no debes tener ningún miedo o reparo en preguntar a los nuevos compañeros que vayas conociendo, sobre todo si "a lo largo del día tu jefe o instructor no se encuentra disponible".

De la misma forma, si no te presentan a los compañeros, también está bien visto que tomes la iniciativa y te presentes. Begoña Mañanas recomienda hacer "preguntas sencillas como cuáles son sus funciones dentro de la empresa o cuánto tiempo llevan trabajando allí", así como aprenderte tantos nombres como te sea posible. Comprender las posiciones de jerarquía en la organización te ayudará tanto en los primeros momentos como de cara al futuro y tu desarrollo dentro de la empresa.

Puedes tomar la iniciativa y presentarte tú mismo a los compañeros

"Sonríe cuando conozcas gente nueva y dales la mano", añade Begoña. Su opinión es relevante, lo que hace más importante que "logres una imagen aún más positiva y tengas la oportunidad de dar una imagen amigable y profesional".

Aunque el tratar de usted a otras personas puede estar en desuso, quizá te asalte la duda de si debes utilizar esta voz con tus compañeros. En opinión de la Directora de Comunicación de Catenon, no es habitual tratar de usted a iguales, aunque es una situación que puede variar en función del puesto de trabajo, del lugar, la empresa y la posición. "Lo mejor para esto es estar atento a las señales del entorno, escuchar cómo lo hacen otros y adaptarte a la situación".

La hora de la comida… y de salida

Además de la de entrada, hay otras dos horas que pueden resultar claves o críticas en tus primeros días de trabajo: la de la comida y la de finalización de la jornada laboral.

En la primera de ellas, se recomienda conocer las instalaciones y los alrededores de tu puesto de trabajo, para saber si existe cafetería dentro del mismo lugar, una sala para comer o si lo habitual es salir a comer fuera. "La recomendación es llevar un tupper por si todos los compañeros comen allí. Ahora bien, si te ofrecen ir a tomar café o a comer fuera, acepta la invitación y socializa con tus nuevos compañeros", señala nuestra interlocutora.

Tampoco está de más que preguntes a alguno de los compañeros que acabas de conocer sobre las costumbres en la empresa, para saber cómo proceder en los próximos días.

Cuenta Online para jóvenes sin comisiones y sin condiciones
Sin comisiones de administración ni mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento de la tarjeta de débito.
En cuanto a la hora de salir, cabe aclarar que el primer día de trabajo no suele ser de mucha carga. "Aún así, a no ser que te indiquen lo contrario, es aconsejable que no seas el primero en marcharse”. Pero, dado que nunca hay un momento exacto para la hora de salida, desde Catenon recomiendan preguntar antes de irnos por si se nos necesita para cualquier aspecto antes de terminar.