Experiencia, máster y carrera con 21 años: cómo encontrar mi primer trabajo cuando se pide lo imposible

Nada en esta vida es imposible. Ni siquiera conseguir tu gran oportunidad laboral cuando has dedicado toda tu vida a formarte: encuentra tu primer empleo.

Encontrar tu primer trabajo siendo joven es uno de los mayores retos a los que cualquier persona puede enfrentarse en la vida. Y no solo porque la tasa de paro entre los menores de 30 años es superior a la media (alcanzó el 30,5% de la población de esta edad en 2019), sino que entre los que no superan los 25 años roza el 40%.

Pero, además, parece que es necesario tenerlo todo: juventud, sí, y también experiencias y estudios por igual. ¿Se nos está pidiendo un imposible? ¿Realmente es posible combinar experiencia, pocos años y una formación sólida sin morir en el intento?

Cuenta Nómina Va Contigo para Jóvenes
Sin comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento la tarjeta débito o crédito, si traes tu nómina, superior a 800 € y además te llevas 100€ brutos (TIN 0,0%; TAE 0,0%).

Pedir demasiado, también es negativo para la empresa”, asegura Nuria Esparza, Directora de Atracción de Talento del Grupo Adecco. “En el medio y largo plazo puede ser contraproducente y generar frustración” asegura.

En cualquier caso, vamos a comprobar que no hay nada imposible en esta vida, sobre todo si ponemos en valor aquello que nos caracteriza por ser jóvenes.

Destaca tus competencias

Quien más y quien menos, todas las personas se han enfrentado al reto de escribir un currículum vitae para optar a su primer puesto de trabajo, sin contar, como es normal, con experiencia laboral previa.

Nuria Esparza nos explica que, en estos casos, debemos centrar nuestro currículum vitae “en las habilidades y competencias que hemos desarrollado a lo largo de nuestra vida", siendo importante destacar que dichas habilidades no las tienes que haber desarrollado, necesariamente, en un entorno laboral.

Así, "podemos destacar el trabajo en equipo, si hemos practicado deportes de equipo, o destacar la responsabilidad que hayamos podido asumir durante los estudios, etc.", nos explica esta responsable.

Trabajos que también cuentan

También podemos indicar que hemos realizado acciones de voluntariado, que hemos sido 'baby sitter', relaciones públicas en un club, etc. Puede que ni siquiera se haya cotizado por ello, pero no se tienen porque ocultar. Es más, es bueno añadirlas al currículum vitae como experiencia laboral y será bien visto por los expertos en recursos humanos

Es cierto que estos trabajos pueden estar alejados de las aspiraciones profesionales que se tengan, pero también denotan una actitud positiva y resolutiva, cualidades que también son tenidas en cuenta por los reclutadores. "Toda experiencia nos ayuda a desarrollar habilidades y competencias (planificación, organización, habilidades de comunicación, etc.) y esto es muy valorado por las empresas", detalla Nuria.

Eso sí, en estos casos se recomienda incluirlos, aunque "separados de la experiencia profesional (si se tiene)". Es decir, se debe diferenciar la experiencia “profesional” (de nuestros estudios) de la experiencia “laboral”.

Además, a la hora de presentar la mejor versión de nosotros, en este currículum vitae hay que añadir los intereses, "qué te apasiona y dónde quieres desarrollarte".

como encontrar mi primer trabajo

Becas sí, pero no exclusivamente

Pero, más allá de estas experiencias, muchos jóvenes se plantean cómo pueden acceder a su primer trabajo si nunca han tenido esa primera oportunidad para ganar experiencia.

Si no se realizan estudios superiores, bien universitarios, bien de Formación Profesional, las becas de formación pueden ser una buena manera de conseguir una primera experiencia laboral que llene ese hueco en el currículum vitae. Pero no son la única opción

En cualquier caso, la Directora de Atracción de Talento de Adecco recomienda que si no se tiene experiencia laboral, se busquen aquellos trabajos en los que no sea necesaria experiencia. "Las prácticas, o los programas tipo trainee, son una primera puerta de entrada para conocer el mercado laboral y para ajustar las habilidades necesarias en el puesto y que no hemos podido adquirir en la etapa académica".

Busca un primer trabajo, pero no a cualquier precio

Otra cosa que también hay que tener en cuenta es que no es bueno aceptar cualquier oferta. Es cierto que, además del alto paro, otro de los problemas a los que se enfrentan los jóvenes españoles es la sobrecualificación, ya que el 47,7% desempeña trabajos de menor valía que la que poseen.

Sin embargo, "debemos buscar aquella que encaje con nuestro perfil y que realmente nos vaya a aportar y sea de nuestro interés. Si no, en el medio o largo plazo, podemos encontrarnos frustrados o, de nuevo, en búsqueda de trabajo", explica esta experta.

Cuenta Online para jóvenes sin comisiones y sin condiciones
Sin comisiones de administración ni mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento de la tarjeta de débito.

Ten en cuenta, además, que si buscamos un primer trabajo adaptado a nuestro perfil, nuestras posibilidades crecen ya que vamos a poder “aportar valor a la empresa” gracias a nuestros estudios, al tratarse ya de ”conocimientos adquiridos".

Así pues, con estos consejos y un poco de perseverancia, confía en ti mismo y ten por seguro que el primer trabajo llegará.