Motos y su movilidad: ¿te ayudan a desplazarte por ciudad?

Utilizar la moto para moverte, sobre todo, por las grandes ciudades, puede ahorrarte atascos… y dinero.
Si algo caracteriza a las grandes ciudades, como Madrid o Barcelona, es el gran volumen de coches que circulan por sus carreteras, sobre todo en horas punta. Esto hace que desplazamientos que no deberían llevar más de, por ejemplo, 20-30 minutos, se extiendan hasta una hora (o quizás más) generando, en la mayoría de los casos, que se llegue tarde al trabajo, a realizar una entrega o a una reunión previamente concertada con un cliente.
Encuentra la financiación que necesitas para tu moto
Calcula tu cuota con el simulador de préstamos de BBVA.
Una solución a este problema de movilidad es la moto. Gracias a estos vehículos de dos ruedas, y su menor tamaño en comparación con un automóvil (entre otros factores), es más sencillo atravesar las diferentes calles y llegar a tiempo al destino. En este artículo vamos a detallarte las ventajas de movilidad que ofrecen las motos, sobre todo por ciudad, y te explicaremos, además, las opciones de financiación que te ofrece BBVA en el caso que te decidas a adquirir una.

Movilidad y moto, una combinación de 10

Como hemos comentado, y dada lo compleja que es la movilidad en ciudad si se realiza en coche, la moto es la alternativa mejor valorada a la hora ponerle freno a estas aglomeraciones viales. Gracias a ella:

  • El tráfico es menor, al ocupar menos espacio en la calzada.
  • Se reduce el tiempo de los desplazamientos (en un 50% de media).
  • Disminuye la emisión de CO2, al ser menos contaminantes que los coches.

Unos beneficios a los que se suman otros más “directos” para el usuario que se decanta por la movilidad en moto, aunque ya más dirigidos al plano económico:

  • Tienen un precio de compra menor, en la mayoría de los casos, que un coche.
  • Reducen el gasto diario, sobre todo en combustible. 
  • Su mantenimiento es más económico.
  • Las pólizas de seguro obligatorio para su conducción requieren un desembolso inferior de dinero.
movilidad motos

Por último, la comodidad también es un punto a favor de esta movilidad en motor ya que: 

  • Se aparcan con mayor facilidad ya que, al ser más pequeñas, necesitan de menos espacio para estacionarse.
  • Se realiza el trayecto de puerta a puerta, es decir, podemos subirnos a ella en nuestro garaje y, al llegar al destino, aparcarla en la entrada. 

Movilidad + moto eléctrica = ciudad más sostenible

Si la conducción de motos convencionales supone una larga lista de beneficios en lo relativo a movilidad, añadir a estas el apellido ‘eléctrico’ implica la suma de nuevas ventajas, sobre todo para el medio ambiente. Y es que, por ejemplo, es un vehículo que no desprende contaminación alguna a través de su tubo de escape (es 100% limpio). Pero no solo se evita la emisión indiscriminada de CO2 a la atmósfera (contaminación atmosférica), ya que tampoco genera ruido al moverse (contaminación acústica), como sí hacen las de gasolina. 

Además, y pasamos de lo sostenible a lo económico, si bien fomentar la movilidad en moto eléctrica puede salir inicialmente más caro, dado que los modelos actuales tienen un precio elevado, a medio-largo plazo nos cuestan menos, al gozar de un menor coste en:

  • Mantenimiento: tiene un menor número de piezas, las cuales tardan más en deteriorarse.
  • Combustible: la electricidad es más barata que la gasolina y, además, el consumo es inferior.
  • Impuestos: no abonan el impuesto de matriculación y cuentan con importante reducciones en el de circulación.
¿Buscas financiación para tu nueva moto?
Entra en nuestro simulador de préstamos BBVA y calcula tu cuota.

¿Tienes claro el tipo de moto que quieres? Financiala con BBVA.

Ha quedado claro: la movilidad en moto es la mejor solución para evitar la formación de atascos en ciudad y, con ello, ser víctimas de sus estresantes consecuencias. Si estás decidido a comprarte una (gasolina o eléctrica), desde BBVA queremos ayudarte con nuestro Préstamo Personal Online, cuyas condiciones puedes consultar aquí. ¿Quieres más información? Entra en bbva.es e infórmate.