¿Qué es la pensión no contributiva?

Conoce la forma de garantizar unos ingresos mínimos a aquellas personas en situación de urgencia económica que no hayan cotizado el mínimo necesario
De cara a que los ingresos que percibe una persona sean suficientes para “poder vivir”, el Estado dispone de una prestación, de carácter no contributivo, para aquellas que se jubilan o sufren una incapacidad (cumpliendo, siempre, unos requisitos mínimos). Hablamos de las pensiones no contributivas.
Sabemos que la experiencia es un grado
BBVA cuenta con un espacio en el que podrás encontrar todos los productos, servicios y herramientas que el banco ha dispuesto para ti. Estos harán más sencillo tú día a día, además de ayudarte a rentabilizar tus ahorros y planificar el futuro.

¿Qué es la pensión no contributiva?

La pensión no contributiva es la prestación que ingresan las personas que se jubilan, o que están en situación de invalidez, y no han cotizado a la Seguridad Social o no han alcanzado, habiéndolo hecho, el mínimo de años que se necesitan a la hora de acceder a una prestación contributiva

El objetivo de la pensión no contributiva es garantizar unos ingresos mínimos que permitan vivir dignamente, además de garantizar una asistencia médica y farmacéutica gratuita (junto a unos servicios sociales complementarios).

¿Cuáles son las pensiones no contributivas que hay?

Son 2 las pensiones no contributivas a las que se puede acceder:

  • Pensión no contributiva de jubilación: se accede a ella si se ha cumplido la edad mínima de jubilación (establecida, en 2023, en los 65 años) y si se reside en España o se ha residido, al menos, durante 10 años (en el periodo que transcurre entre los 16 años y la edad de devengar la pensión y, además, que 2 de esos años sean consecutivos y ocurran inmediatamente antes de la fecha de solicitud de la pensión).
  • Pensión no contributiva de incapacidad: se accede a ella si se tienen entre 18 y 65 años, un grado de discapacidad que iguale o supere el 65% y, por último, si se reside en España o se ha residido, al menos, durante 5 años (debiendo, 2 de ellos, ser consecutivos y ocurrir inmediatamente antes de la fecha de solicitud de la pensión).

¿Qué requisitos hay que cumplir para percibir la pensión no contributiva?

Existen una serie de requisitos, de obligado cumplimiento, para acceder a una pensión no contributiva (ya sea por invalidez o por jubilación). 

En primer lugar, y es un requisito fundamental, carecer de ingresos suficientes. En 2023, se considera que existe una carencia económica si no se perciben, al año, por encima de los 6.784,54 €.

Ahora bien, si la renta anual es inferior a la cifra mencionada, pero existe una convivencia en el mismo domicilio con algún familiar, solo se podrá percibir una pensión no contributiva si la suma de todas las rentas anuales de todos los miembros de la Unidad Económica de Convivencia es inferior a las siguientes cuantías:

Si se convive con el cónyuge y/o parientes consanguíneos de segundo grado

Número de convivientes

Euros/año

Número de convivientes

2 convivientes

Euros/año

11.533,72 €

Número de convivientes

3 convivientes

Euros/año

16.282,90 €

Número de convivientes

4 vivientes (o más)

Euros/año

21.032,08 €

Si entre los parientes consanguíneos con los que se vive está alguno de los padres o los hijos

Número de convivientes

Euros/año

Número de convivientes

2 convivientes

Euros/año

28.834,30 €

Número de convivientes

3 convivientes

Euros/año

40.707,25 €

Número de convivientes

4 vivientes (o más)

Euros/año

52.580,20 €

Junto al requisito que se basa en la renta que percibe el peticionario de la prestación, existen otra serie de condiciones, concretas y diferentes entre sí, en función de si se solicita una pensión no contributiva de jubilación o una pensión no contributiva de invalidez (analizamos en el apartado anterior). Los recordamos:

Requisitos para percibir una pensión no contributiva de jubilación

  • Tener 65 años de edad (o más) al realizar la solicitud de la pensión no contributiva.
  • Residir en territorio español (al pedir prestación) y, además, haberlo hecho durante 10 años en el periodo comprendido entre los 16 años de edad y la fecha de devengo de la pensión. Además, de esos 10 años, al menos 2 han de ser consecutivos e inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud de la pensión no contributiva

Requisitos para percibir una pensión no contributiva de invalidez

  • Tener entre 18 y 65 años (al realizar la solicitud de la pensión no contributiva).
  • Tener un grado de discapacidad igual o superior al 65 %.
  • Residir en territorio español, en el momento que se realiza la petición de la prestación, y haberlo hecho durante un periodo de 5 años, de los cuales 2 han de ser consecutivos e inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud.

¿Se puede acceder a ambas prestaciones de no contributivas al mismo tiempo?

La respuesta es no. Es decir, es incompatible que se cobren, a la vez, la pensión no contributiva de jubilación y de invalidez. Se podrá solicitar, y sobre todo ingresar, solo una de ellas.

¿Cuánto suben las pensiones no contributivas en 2023?

En el año 2023, las pensiones no contributivas van a mantener la subida del 15% que, desde julio de 2022, se les aplicaba. Por lo tanto, el importe que van a cobrar sus beneficiarios es similar al que ingresaban desde el mes de julio del año pasado.

¿Cuánto se cobra por la pensión no contributiva?

El importe de la pensión no contributiva se calcula en base a la renta personal o de la Unidad Económica de Convivencia. Como se avanza al inicio del artículo, en este año 2023 se establece el límite máximo, para ingresarla, de 6.784,54 €, y uno mínimo de 1.696,14 €. Dentro de esa horquilla, es posible la solicitud de una pensión no contributiva. Además, y para aquellos que certifiquen una invalidez de 75% o superior, se les aplicará un complemento del 50%.

Tipo de pensión no contributiva

Importe al mes (euros)

Importe al año (euros)

Tipo de pensión no contributiva

Íntegra

Importe al mes (euros)

484,61 €

Importe al año (euros)

6.784,54 €

Tipo de pensión no contributiva

Mínima (del 25%)

Importe al mes (euros)

121,15 €

Importe al año (euros)

1.696,14 €

Tipo de pensión no contributiva

Íntegra (+ complementos del 50%)

Importe al mes (euros)

726,91 €

Importe al año (euros)

10.176,81 €

Ahora bien, si dentro de una misma familia conviven dos o más beneficiarios de una pensión no contributiva, la cuantía máxima que podrá percibir cada uno disminuye de la siguiente forma:

Tipo de pensión no contributiva

Importe al mes (euros)

Importe al año (euros)

Tipo de pensión no contributiva

2 beneficiarios

Importe al mes (euros)

411,92 €

Importe al año (euros)

5.766,86 €

Tipo de pensión no contributiva

3 beneficiarios (o más)

Importe al mes (euros)

387,69 €

Importe al año (euros)

5.427,63 €

¿Dónde se realiza la solicitud de la pensión no contributiva?

A la hora de solicitar una pensión no contributiva, ya sea de jubilación o de incapacidad, hay que dirigirse, dado que depende de las Comunidades Autónomas, a una oficina de Servicios Sociales (de la propia Comunidad Autónoma), del Imserso o en cualquier otra (que corresponda a la Seguridad Social). En ellas, se les facilita el impreso a cumplimentar y entregar. También se puede solicitar la pensión no contributiva por correo.

¿Qué motivos hay para perder la pensión no contributiva?

Una de las preguntas más habituales, sobre este tipo de prestación, es: ¿se puede dejar de cobrar una pensión no contributiva? La respuesta es sí, es posible, aunque se tiene que dar uno de los siguientes factores:

  • Superar los ingresos que se establecen por ley.
  • No declarar (en el primer trimestre de cada año) los ingresos de la Unidad de Convivencia.
  • No informar de las “variaciones personales” que hayan surgido (modificación del estado civil, del lugar de residencia, etc.)
  • No indicar que se cambia de oficio.

BBVA quiere ayudarte con tu jubilación

BBVA ha creado un espacio en el que, como experto en vivir, podrás encontrar todos los productos y servicios que el banco ha dispuesto para ti. Estos harán más sencillo tú día a día, además de ayudarte a encontrar los productos para rentabilizar tus ahorros y, también, a traer tu pensión. Y si estás pensando en hacer un viaje, cuentas con distintos paquetes con descuentos por ser cliente de BBVA. ¿A qué esperas? Accede ahora.

También podría interesarte