¿Qué retenciones se realizan en una nómina?

Calcula tu sueldo y lleva un mayor control de tus finanzas.
Toda nómina cuenta con unas retenciones y deducciones que marcan la diferencia entre el salario bruto y el neto, que es el que realmente se percibe cada mes. Estas, son aplicadas por cada empresa en la nómina del trabajador a cuenta del pago del IRPF del ejercicio fiscal en curso, así como otras deducciones relacionadas con la Seguridad Social, como el desempleo y la jubilación. A continuación, analizamos en qué consiste cada una de las distintas retenciones que se aplican en la nómina para que tengas un mayor control e información sobre tus ingresos mensuales.

Los detalles de una nómina

La nómina es el documento en el que se refleja la cantidad económica que el empleado recibe a cambio de su trabajo. En ella se refleja la distribución del salario de una persona.

En el caso del salario bruto, este suele aparecer desglosado en varios conceptos: 

  • Salario base.
  • Complementos salariales u horas extra, entre otros. 

El salario neto, por su parte, se calcula tomando el salario bruto y restándole las retenciones y los pagos que se realizan a la Seguridad Social.

En qué consiste el IRPF

Por ley, las empresas deben descontar una cantidad de dinero mensualmente de las nóminas de sus empleados. Se trata del IRPF (o Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas), un impuesto progresivo que el Estado cobra a personas y entidades en función de sus ingresos, es decir, cuanto mayores sean estos, más alto es el porcentaje a aplicar (y viceversa).

Es importante tener en cuenta que el IRPF se adapta a las circunstancias personales y familiares de las personas, existiendo desgravaciones para personas discapacitadas, para los que tienen hijos o personas a su cargo y para los adultos mayores, por ejemplo.

¿Cómo se calcula el IRPF?

Se aplica un porcentaje de retención sobre el importe del sueldo bruto anual, el cual dependerá del salario, la situación familiar, el tipo de contrato y su duración. Estos porcentajes son progresivos, varían todos los años y es la Agencia Tributaria la que los establece.

La tabla de porcentajes del IRPF que publica la Agencia Tributaria hace referencia a dos tipos de impuestos: 

  • Estatal, cuyo porcentaje recaudado es para el Estado.
  • Autonómico, cuyo porcentaje recaudado es para la comunidad autónoma específica. 

La suma de ambos determinará el porcentaje total aplicable. Es recomendable, en el segundo caso, que cada contribuyente consulte las tablas correspondientes a la comunidad autónoma en la que reside.

A pagar o a devolver

El objetivo es que estas retenciones que se realizan en la nómina se aproximen a la cuota que resultará finalmente en la declaración de la renta, y de esta manera, reducir el número e importe de las devoluciones a realizar por la Agencia Tributaria.

En el momento de declarar los ingresos a Hacienda, puede haber dos escenarios: 

  • Que lo pagado por el contribuyente por esta vía supere lo que le corresponde ingresar a la Agencia Tributaria, debiendo esta devolverle la diferencia. 
  • Que lo pagado por el contribuyente por esta vía no llegue a la cantidad que le corresponde, debiendo este abonar lo que le falta por pagar.

Las deducciones de la Seguridad Social

En la nómina de cada trabajador también figuran las cotizaciones sociales, el segundo concepto que se deduce del salario bruto. A diferencia del IRPF, estas cuotas son un porcentaje fijo. Una parte de estas deducciones la paga la empresa y la otra el trabajador.

Los conceptos por los que un trabajador tiene que cotizar son:

  • Desempleo.
  • Contingencias comunes.
  • Formación profesional.
  • Cotización adicional horas extraordinarias.
  • Resto de horas extraordinarias.

Calcula tu sueldo con BBVA

Conocer en detalle de las retenciones de tu nómina ahora es más sencillo con la variedad de productos y servicios que te ofrece BBVA. Puedes empezar por utilizar nuestra calculadora de sueldos y revisar rápidamente cuál sería tu salario neto mensual o tu salario bruto anual, así como las retenciones a tu nómina. Para ello, únicamente debes aportar algunos datos básicos como tu categoría profesional o el tipo de contrato que tienes.

Traer tu nómina a BBVA

Si deseas traer tu nomina a BBVA desde otra entidad de forma fácil y rápida, ponemos a tu disposición nuestro Servicio Cambio de Banco (al que puedes acceder desde bbva.es o desde la app de BBVA), a través del cual te ayudamos a traer a BBVA tus recibos e ingresos comodamente. Entra en bbva.es e infórmate.