¿Qué complementos salariales y no salariales componen una nómina?

Te contamos cuál es la diferencia entre ambos y cómo se reflejan en tu nómina.
Los complementos salariales y no salariales son retribuciones o pagos que una compañía realiza a un trabajador con el que mantiene una relación contractual. Sin embargo, solo uno de ellos cuenta con la consideración de salario. En este artículo, te contamos en qué consiste cada uno y cuáles son los distintos complementos que puedes encontrar en tu nómina en función del grupo al que pertenecen.

¿Cuál es la diferencia entre los complementos salariales y no salariales?

Los complementos salariales son retribuciones que se suman al salario base que recibe el trabajador en función de sus circunstancias, el trabajo realizado y la situación y resultados de la empresa.  Por tanto, el salario total de un trabajador está compuesto por su salario base y los complementos salariales. Por su parte, los complementos no salariales son retribuciones que no cuentan con la consideración de salario y que pueden consistir en indemnizaciones, dietas o abonos por pagos que haya tenido que satisfacer previamente el trabajador.

Complementos salariales

Los complementos salariales pueden ser de distinta naturaleza y normalmente se fijan por convenios alcanzados mediante negociación colectiva. En este sentido, tiene prioridad aplicativa la cantidad recogida en los convenios colectivos de la propia empresa frente a la de los convenios sectoriales estatales, autonómicos o de ámbito inferior.

Entre los complementos salariales que normalmente se fijan por negociación colectiva se encuentran los relativos a la antigüedad, las pagas extraordinarias, la participación en beneficios, los complementos al puesto de trabajo (turnicidad, penosidad, toxicidad, peligrosidad o nocturnidad), las primas a la producción por calidad o cantidad de trabajo o el relativo a la residencia en territorios insulares o en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Por otro lado, existen también los complementos salariales consolidables y no consolidables. El carácter de consolidable se define en función de si estos pueden ser exigibles en el momento en el que cambien las condiciones en base a las que se concedió el complemento salarial. En este sentido, son complementos no consolidables son aquellos inherentes al puesto de trabajo, como la turnicidad o la peligrosidad. Sin embargo, son consolidables aquellos relacionados con las circunstancias personales del trabajador o con la situación y resultados de la empresa, es decir, aquellos que pueden variar, como el complemento por formación, la antigüedad o la cantidad de trabajo realizado.

Complementos no salariales

Como ya se ha mencionado anteriormente, y a diferencias de los complementos salariales, los complementos no salariales no forman parte del salario del trabajador. Por tanto, estas cantidades de dinero son devengos o prestaciones no salariales que la empresa abona al empleado para compensar o indemnizar gastos o necesidades que haya cubierto con sus ingresos.

Existen varios tipos de complementos no salariales:

  • Suplidos: retribuciones económicas que recibe el trabajador en compensación por los gastos que haya cubierto en el desarrollo de su actividad laboral. 
  • Pluses de transporte o distancia: compensan el gasto en el que el empleado incurre en sus desplazamientos al trabajo desde su residencia. 
  • Dietas de viaje por alojamiento y manutención: satisfacen los gastos de las comidas que el trabajador haya tenido que asumir por desplazamientos laborales fuera de su lugar de residencia o de la localidad donde se encuentra el centro de trabajo. 
  • Productos en especie: la empresa los concede voluntariamente al empleado y son producidos por esta.

También se incluyen entre los complementos no salariales las indemnizaciones por despido, suspensión de contrato o traslado del trabajador, así como las prestaciones e indemnizaciones de la Seguridad Social derivadas de una baja.

Calcula tu salario de forma fácil y cómoda

Dado que son varios los complementos salariales que se suman al salario base de un trabajador, puede resultar difícil calcular cuál será la cantidad neta que este recibirá. BBVA te ayuda a saberla gracias a su calculadora de sueldo, la cual te ofrece, a partir de una mínima información económica, personal y laboral, tu salario bruto anual o el importe neto mensual, las retenciones que te corresponden o el importe de tus pagas (mensuales y extra).
NIVEL DE RIESGO
1/6

Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1 / 6 indicativo de menor riesgo y 6 / 6 de mayor riesgo.

BBVA está adherido al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito de España. La cantidad máxima garantizada es de 100.000€ por la totalidad de depósitos constituidos en BBVA por persona.

Trae tu nómina a BBVA

Si lo que buscas es una cuenta en la que domiciliar tu nómina, dispones de la Cuenta Nómina Va Contigo, la cual no tiene comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento de la tarjeta de cada titular (TIN 0%; TAE 0%), solo por cumplir una de estas condiciones: domiciliar tu nómina superior a 800 €, pensión o desempleo a partir de 300 € o tener ingresos trimestrales de mínimo 2.500 €. También está libre de comisiones la retirada de efectivo a débito en más de 6.000 cajeros automáticos en toda España y las transferencias online realizadas en la EEE*. Además tendrás a tu disposición un gestor personal para cualquier consulta. 

En caso de no cumplir condiciones: TAE: -3,31 % para un supuesto de saldo diario de 3.000 € constantes durante un año. 

* En bbva.es no pagas comisiones en tus transferencias en euros, coronas suecas o en Leu (ron) rumano dentro del ámbito del Espacio Económico Europeo (miembros de la Unión Europea + Islandia, Liechtenstein y Noruega). No incluidas las realizadas en soporte magnético, transferencias urgentes, OMFs (Orden de Movimiento de Fondos) y transferencias Valor Día y transferencias instantáneas. Para las transferencias no incluidas serán de aplicación los conceptos complementarios y gastos de transferencias establecidos a estos efectos. 

Si deseas traerla a BBVA desde otra entidad de forma fácil y rápida, ponemos a tu disposición nuestro Servicio Cambio de Banco (al que puedes acceder desde bbva.es o desde la app de BBVA), el cual se encarga de llevar a cabo todo el proceso de forma cómoda, rápida y sin ningún coste para ti. Entra en bbva.es e infórmate.