Cómo puedes ahorrar en tus viajes en coche

¿A punto de salir de viaje? Descubre cómo ahorrar tiempo y combustible en tus desplazamientos.
Viajar es una experiencia amada y odiada a partes iguales. Mientras que para unos representa escapar y vivir sensaciones nuevas, para otros se traduce en agobios y contratiempos derivados de una mala planificación, sobre todo en lo que se refiere al trayecto. En este artículo te damos algunas pautas para ahorrar tiempo y dinero en los desplazamientos por carretera y poder hacer de tu viaje en coche una experiencia más cómoda.

Cómo planificar el viaje en coche

Tanto si se realiza de forma regular como ocasional, cualquier viaje en coche requiere planificación, algo que permite no solo ahorrar tiempo y dinero, sino también evitar imprevistos y sorpresas que puedan amargar el trayecto.

En primer lugar, al viajar en coche es necesario establecer la ruta que se va a seguir. Para ello, existen aplicaciones de mapas que analizan las opciones de carreteras y autopistas en función de la distancia y teniendo en cuenta peajes o atascos que puedan encontrarse por el camino. Es importante conocer el estado de la vía que se va a tomar, pues en ocasiones se termina consumiendo más combustible al conducir por una carretera en mal estado, aunque la distancia sea menor. Tampoco conviene olvidar en casa el GPS, pues esta herramienta puede evitar que los conductores se pierdan o tomen el camino equivocado, lo que puede suponer un gasto adicional de combustible.

Por otra parte, y ante de emprender el viaje en coche, conviene realizar una comparativa de las gasolineras que hay en el recorrido. Esto permite encontrar las estaciones de servicio más económicas. Si el viaje incluye tomar un vuelo, no conviene repostar cerca del aeropuerto, pues la gasolina tiende a ser más cara en estos puntos. 

la hora de planificar un viaje en coche no se deben pasar por alto las paradas para descansar, momento en el que los viajeros tienden a dejarse dinero en las estaciones de servicio. Para economizar, puede llevarse la comida y la bebida preparada de casa, ya que todas las áreas de servicio disponen de espacios para consumirla sin necesidad de entrar en la cafetería. Tampoco hay que olvidar los libros, pasatiempos y otras formas de entretenimiento que puedan acarrear gastos extra si se adquieren durante el viaje.

Por último, en previsión de posibles averías durante el viaje en coche, se recomienda comprobar la cobertura de la asistencia en carretera para saber cuántos kilómetros de traslado en grúa se incluyen en el seguro y a cuánto asciende el importe a pagar en caso de superarlos.

Cómo preparar y utilizar el vehículo

Una vez contemplados los aspectos relativos al trayecto, el siguiente paso es revisar el vehículo con el que se va a realizar el viaje en coche. Si son largos o internacionales, una visita al taller antes de salir puede evitar complicaciones y gastos innecesarios una vez en la carretera.

En el taller puede solicitarse una revisión a fondo que incluya el motor, la suspensión, el desgaste y la presión de los neumáticos, el nivel de líquidos y aceites y el estado del parabrisas. También es posible revisar estos últimos elementos personalmente, sin necesidad de acudir a un profesional. Además, habrá que informar al mecánico de las condiciones climáticas del destino, a fin de que incorpore al motor un aceite multigrado para frío y calor.

Por otro lado, y ya en la carretera, conviene prestar especial atención a la conducción para evitar manías y comportamientos que desgasten la maquinaria e incrementen un consumo de combustible. Una conducción eficiente incluye evitar velocidades muy altas, aplicar marchas largas y evitar frenazos o acelerones, manteniendo una velocidad constante. 

Una carga excesiva, tanto en el maletero como en la baca, contribuye también al sobreesfuerzo del vehículo, lo que provocará un mayor empleo de combustible. Para evitar esto, es preciso revisar el equipaje antes de partir y dejar en casa todo aquello que no se crea necesario para el viaje. 

Por último, otro modo de ahorrar en gasolina es intentar reducir al máximo el uso del aire acondicionado. Para ello habrá que ventilar el coche antes de emprender la marcha o utilizar parasoles que limiten la entrada de luz y calor en el vehículo. 

NIVEL DE RIESGO
1/6

Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1 / 6 indicativo de menor riesgo y 6 / 6 de mayor riesgo.

BBVA está adherido al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito de España. La cantidad máxima garantizada es de 100.000€ por la totalidad de depósitos constituidos en BBVA por persona.

Ahorra en combustible con el Pack Repsol Cuenta + Tarjeta
Sin comisiones de administración ni mantenimiento de la cuenta y sin comisión de emisión ni mantenimiento la tarjeta de débito el primer año.

Ahorra en combustible con BBVA

Los factores descritos anteriormente facilitan la planificación de la ruta y permiten estimar las opciones con menos consumo de combustible. Además, existen herramientas como la calculadora de gasolina de BBVA que realizan automáticamente la previsión de este último en función de distintos factores como la posibilidad de atascos, la carga del vehículo, etc. Y lo que buscas es ahorrar el carburante, BBVA pone a tu disposición el pack de Cuenta Online sin Comisiones + Tarjeta Repsol más Visa Débito, el cual se contrata en tan solo 10 minutos e incluye:

  • Cuenta Online sin comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta, en la que puedes domiciliar tu nómina o cualquiera de tus recibos de forma rápida y sencilla, además de cambiar a BBVA aquellos que tengas en otro banco (con el Servicio Cambio de Banco).
  • Tarjeta Repsol más Visa Débito, con la que puedes ahorrar hasta 7 céntimos por litro en cada reportaje que hagas en Estaciones de Servicio del Grupo Repsol (Repsol, Campsa y Petronor). No es necesario haber domiciliado previamente tu nómina o recibos para disfrutar de esta ventaja ni de otras muchas, como la exención de la cuota anual de emisión y mantenimiento de la tarjeta durante el primer año o de las comisiones por transferencias online dentro del EEE. Y si ya eres cliente, debes contratar la Tarjeta Repsol más Visa Débito (o Crédito) por separado para disfrutar también de sus descuentos y ventajas.