Ahorra en tus viajes al trabajo

Descubre cómo sacar el máximo partido de tu tiempo y dinero en tus desplazamientos.
Los desplazamientos por motivos laborales forman parte de la vida diaria de muchas personas, lo que se traduce en un gasto de tiempo y dinero considerable. Sin embargo, planificar nuestros desplazamientos y desarrollar hábitos más económicos puede facilitar en gran medida el ahorro. Sigue leyendo para conocer algunas prácticas que te ayudarán a economizar tus viajes al trabajo.

¿Cómo ahorrar combustible en los desplazamientos?

El combustible es la partida en la que más puede percibirse el gasto diario en transporte, y la tecnología, el gran aliado a la hora de controlar dicho gasto. Por un lado, y gracias BBVA y a su calculadora de combustible, se puede saber con exactitud lo que se va a gastar en un viaje en concreto o, también, a lo largo de todo el año. Solo tienes que aportar una serie de especificaciones básicas (como, por ejemplo, el tipo de vehículo o de carburante). 

También gracias a determinadas aplicaciones, es posible conocer el precio de la gasolina en distintas estaciones de servicio dentro de un perímetro delimitado. A la hora de planificar el momento de repostar, tanto en los viajes al trabajo como en cualquier otro, resulta muy útil saber que el precio del combustible varía según el día de la semana, siendo los lunes la mejor fecha para pasar por la gasolinera. 

Por otro lado, los dispositivos GPS constituyen la herramienta idónea para calcular la ruta al trabajo más corta y así reducir el gasto de gasolina. No obstante, si se desea ahorrar durante la conducción, el GPS no es suficiente. Es importante limitar la velocidad en el trayecto, manteniéndola constante en la medida de lo posible, y evitar acelerones o frenazos. En caso de conducir por ciudad, es preferible adoptar marchas cortas. De esta manera, el vehículo realiza un esfuerzo menor y gasta menos.

Asimismo, cada vez son más las personas que optan por compartir coche para acudir al trabajo. Se trata de una iniciativa que permite repartir los gastos entre los ocupantes del vehículo y que, además, es responsable con el medio ambiente, puesto que contribuye a reducir el número de vehículos en uso.

No obstante, la alternativa más sencilla para ahorrar en los desplazamientos al trabajo es el transporte público, una opción cada vez más fomentada por los gobiernos locales con el objetivo de reducir la contaminación del aire. Además del combustible, el transporte público elimina los gastos asociados al mantenimiento de un vehículo y contribuye a reducir la contaminación medioambiental. Si el domicilio se encuentra lejos de la oficina, también se puede optar por realizar parte del viaje de trabajo en coche, y ya desde un punto bien comunicado, tomar un autobús o un tren hasta el destino. Finalmente, si se quiere fomentar la limpieza ambiental al tiempo que se reduce al máximo el gasto en transporte, la bicicleta puede ser un buen aliado.

¿Cómo ahorrar tiempo en los viajes al trabajo?

Cuando se habla de ahorro en los viajes al trabajo se tiende a pensar en el dinero y se suele pasar por alto el tiempo empleado en el desplazamiento. El informe Global Traffic Scorecard, publicado por Inrix, señala que los españoles pasan una media de más de 17 horas en atascos cada año, lo que no solo supone una pérdida de tiempo, sino que también afecta a la actitud y la productividad del trabajador. Para prevenir esto, se pueden seguir algunas indicaciones.

Por ejemplo, dedicar tiempo a analizar el trayecto que realizamos en nuestro viaje al trabajo, permite hallar rutas alternativas que cubran la distancia entre el domicilio y este. Hoy en día, resulta muy fácil trazar y comparar estas rutas gracias a la tecnología, ya sea por medio de aplicaciones con mapas o haciendo uso del GPS.

De nuevo, el transporte público puede ser la alternativa perfecta a la hora de ahorrar tiempo en los desplazamientos. Al utilizar el autobús o el metro se evitan atascos, sin olvidar esos minutos adicionales que se emplean en aparcar el vehículo y que pueden influir considerablemente en la duración del trayecto en el caso de grandes ciudades con una elevada afluencia de automóviles. Este inconveniente desaparece prácticamente por completo con la bicicleta, pues los grandes núcleos de población cuentan con cada vez más puntos de estacionamiento para ellas. 

¿Qué otros gastos se asocian a los desplazamientos por trabajo?

Además del combustible, todo viaje al trabajo lleva ligadas a una serie de necesidades o incluso caprichos que conllevan un gasto adicional. Se trata de los denominados gastos hormiga, que, a la larga, pueden influir negativamente en la economía personal

Un ejemplo es el aparcamiento. Aunque muchas empresas aplican descuentos sobre el importe que sus empleados deben abonar para mantener el vehículo en sus instalaciones, el coste del parking es uno de los que más inciden en las finanzas de los trabajadores. Para reducir este gasto, se puede optar por aparcar en la calle, siempre que la zona no esté regulada por parquímetros, o recurrir al transporte público.

Otra partida habitual a la que van a parar cientos de euros cada año corresponde al café o desayuno que muchos conductores compran en gasolineras o establecimientos durante sus viajes al trabajo. Prever este gasto en la compra semanal y llevar el tentempié hecho de casa puede reducir notablemente los gastos personales. De igual forma, si la empresa lo permite, la opción de trabajar con horario intensivo elimina los viajes a casa para almorzar o descansar y fomenta la productividad y el ahorro.

NIVEL DE RIESGO
1/6

Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1 / 6 indicativo de menor riesgo y 6 / 6 de mayor riesgo.

BBVA está adherido al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito de España. La cantidad máxima garantizada es de 100.000€ por la totalidad de depósitos constituidos en BBVA por persona.

Ahorra en combustible con el Pack Repsol Cuenta + Tarjeta
Sin comisiones de administración ni mantenimiento de la cuenta y sin comisión de emisión ni mantenimiento la tarjeta de débito el primer año.

En BBVA queremos ayudarte a ahorrar en tus viajes al trabajo. Por eso, ponemos a disposición de nuestros clientes el pack Cuenta Online sin Comisiones + Tarjeta Repsol más Visa Débito, el cual puedes contratar en tan solo 10 minutos y te incluye: 

  • Cuenta Online sin comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta, en la que puedes domiciliar tu nómina o cualquiera de tus recibos de forma rápida y sencilla, además de cambiar a BBVA aquellos que tengas en otro banco (con el Servicio Cambio de Banco).
  • Tarjeta Repsol más Visa Débito, con la que puedes ahorrar hasta 7 céntimos por litro en cada reportaje que hagas en Estaciones de Servicio del Grupo Repsol (Repsol, Campsa y Petronor). No es necesario haber domiciliado previamente tu nómina o recibos para disfrutar de esta ventaja ni de otras muchas, como la exención de la cuota anual de emisión y mantenimiento de la tarjeta durante el primer año o de las comisiones por transferencias online dentro del EEE. Y si ya eres cliente, debes contratar la Tarjeta Repsol más Visa Débito (o Crédito) por separado para disfrutar también de sus descuentos y ventajas.