Problemas económicos: ¿tener una buena salud financiera puede ayudarte a evitarlos?

La base de cualquier economía personal o familiar está en contar con una buena salud financiera, evitando todos aquellos problemas económicos que puedan surgir mediante una buena planificación económica.

Si bien es cierto que la COVID-19 es, hoy, una de las mayores preocupaciones a nivel mundial, no es la única. De hecho, y como advirtió en 2020 el estudio COVID-19 Global Impact de Cigna, otra de las principales causas de estrés, al menos en España, son los problemas económicos (muchos de ellos derivados de la pandemia). 

En concreto, un 30% de las personas alegaban en dicho informe estar preocupadas, o muy preocupadas, al respecto (sobre todo por el impacto que dichos problemas económicos estaban teniendo en su salud financiera). Un hecho que refrendó el CIS en 2021, situándola en segundo lugar (con más de un 34,7%), solo superada por el paro (y por encima del coronavirus).

¿Quieres mejorar tu salud financiera?
La app de BBVA te ayuda a gestionar mejor tus finanzas personales y a aumentar tus ahorros, para que puedas vivir más tranquilo.
Estos problemas económicos, como indican los expertos, no solo afectan al bolsillo, también a la salud. Tenerlos, y no ponerles remedio, puede derivar en un estrés elevado, posibles ataques de ansiedad y otros trastornos. Por ello, en este artículo queremos ofrecerte una serie de recomendaciones que te ayudarán a destensar un poquito la cuerda… económica.

Problemas económicos ¿cómo evitarlos y mantener una buena salud financiera?

Como hemos podido ver al inicio del artículo, y tras el paro, contar con problemas económicos se ha convertido en una de las principales preocupaciones en España

Son muchos los españoles que, como confirmó el estudio de Cigna (en el peor momento de la pandemia), admitieron que carecen de seguridad financiera. Revelaron que no eran capaces de asumir algunos de los pagos fijos que tenían y, sobre todo, que no disponían de dinero para, en ocasiones, poder disfrutar de los considerados como variables (el ocio, por ejemplo). Algo que, en algunos casos, se mantiene todavía hoy.

¿Cómo paliar estos problemas económicos?

Poner fin a estos problemas económicos no es sencillo, pero puede conseguirse. Para ello, y con objetivo final de contar con una buena salud financiera, pueden llevarse a cabo las siguientes acciones:

Hacer un presupuesto

En primer lugar, y para resolver los problemas económicos, es necesario realizar un presupuesto que incluya tanto los ingresos (nómina, pensión, inversiones, etc.) como los gastos, categorizados estos últimos por tipología (fijos o variables), destino (suministros, alimentación, etc.) e impacto en las cuentas. Una vez terminado, se contará con una visión más completa del estado de las finanzas personales, pudiendo tomar medidas para mejorar (de ser necesarias). 

Este puede llevarse a cabo:

- Manualmente: en un cuaderno.

- Digitalmente: bien en una hoja de cálculo de excel o de herramientas como, por ejemplo, la app de BBVA.

problemas económicos

Reducir y/o eliminar los gastos innecesarios

El presupuesto muestra, de forma clara y detallada, en qué se invierte el dinero que se gana. Las partidas de gastos pueden ser:

- Fijas: se abonan cada mes (hipoteca o alquiler, suministros, etc.).

- Variables: no son recurrentes (transporte, compras en tiendas, etc.).

Una forma de hacer frente a los problemas económicos que se tienen es tratar de reducir, en mayor o menor medida, los gastos fijos (ahorrar en la factura de la luz o el gas, renegociar la hipoteca, etc.). De igual modo, y con respecto a los gastos variables, la recomendación es revisarlos bien y eliminar, tras ello, los que sean prescindibles (como, por ejemplo, las comidas fuera de casa, y subirse al carro del ‘tupper’, la compra de ropa que no se necesita, etc.)

Destinar una pequeña parte al ahorro

Hay veces que, si bien se afronta con desahogo el día a día, tienen lugar imprevistos que pueden ‘dar al traste’ con esta buena organización de las finanzas. 

Por ello, y siempre que sea posible, para solventar estos problemas económicos eventuales se aconseja, una vez se ingrese la nómina o la pensión, retirar una pequeña cantidad (a modo de ahorro). Esta hucha, en el futuro, será la que haga posible el pago de estos gastos repentinos con los que no se contaba. 

En este sentido, y para disponer siempre de este colchón financiero ‘para situaciones de emergencia’, hay varios métodos de ahorro que pueden aplicarse, destacando el Método Kakebo, el Reto de las 52 semanas o el Método de Harv Eker. También podemos conseguirlo gracias a la app de BBVA y sus reglas de ahorro (redondeo en las compras, ahorro a final de mes, ahorro una parte de nómina, etc.)

Cuida de tu salud financiera

BBVA pone a disposición de sus clientes Salud Financiera, una experiencia que tiene como objetivo contribuir a que cualquier persona, sin importar su nivel de ingresos, pueda afrontar el futuro con tranquilidad. Para ello, y a través de la app, la entidad ayuda a que se pueda llevar un mejor control del día a día, a ahorrar, a poder hacer crecer el dinero y a planificar el futuro.

¿Te gustaría saber más sobre cómo la nueva experiencia Salud Financiera de BBVA puede ayudarte a preparar un presupuesto de gastos? No lo dudes y consulta toda la información disponible en bbva.es y la ‘app’ de BBVA.