¿Cómo ahorrar en la factura del gas?

Con el fin de abaratar el importe de estas facturas, muchos hogares tratan de encontrar soluciones que les permitan reducir su consumo.
Actualmente, el pago de las facturas correspondientes a los suministros del hogar está convirtiéndose en un problema para la economía de muchas familias. Es por ello que estas, con el fin de abaratar el importe final a pagar, tratan de encontrar soluciones sencillas para ahorrar en el consumo del gas, de la luz o del agua. En este artículo vamos a detenernos en los trucos que pueden ayudarte a rebajar lo que gastas en el primero de ellos. ¡Sigue leyendo!
¿Quieres mejorar tu salud financiera?
La app de BBVA te ayuda a gestionar mejor tus finanzas personales y a aumentar tus ahorros, para que puedas vivir más tranquilo.

¿Cómo ahorrar en la factura del gas?

A priori, el ahorro en el gas es algo que parece complicado… ¡aunque no es imposible! Requiere, como bien es sabido, de esfuerzo, constancia y, sobre todo, de conocer este listado de trucos que, a continuación, vamos a mostrar:

Ajustar la temperatura de la calefacción

Si se quiere ahorrar en el consumo de gas, una de los primeros pasos a dar es graduar la calefacción. Lo ideal es que está se encuentre entre los 21 ºC y los 23 ºC. Por encima, y a cada grado que las supere, se estará consumiendo un 7% más de lo necesario. Cabe recordar que este punto también es aplicable al aire acondicionado.

Suavizar la temperatura del calentador

Para ahorrar en el consumo de gas, no basta con vigilar que la calefacción se mantiene entre unos límites (previamente indicados). También hay que procurar que la graduación del calentador sea la correcta. El valor máximo recomendado por los expertos es de 45ºC. Superado este, el consumo de gas empezará a crecer y, con él, el importe de la factura.

ahorrar en gas

Despejar bien los radiadores de la casa

Todo suma a la hora de ahorrar en el consumo de gas. ¿Por qué hemos incluido esta recomendación? Muy sencillo. Es habitual, y ponemos un ejemplo, colocar la ropa húmeda sobre el radiador para que esta se seque más rápido. Si bien es una buena solución para las prendas, bloquear la salida de calor hace que necesiten consumir más gas para cumplir con su función: caldear la estancia. 

Aislar correctamente tanto puertas como ventanas

Antes de llevar a cabo todas las medidas anteriores, será de gran ayuda para ahorrar en el consumo de gas el tapar bien los huecos y recovecos que puedan haber quedado en puertas y ventanas (al instalarse o por defecto). Con ello se evitará que el frío pueda entrar, lo que llevará a la calefacción a utilizar más gas para calentar la casa (aumentando esto el importe a pagar a final de mes).

Pequeños gestos para ahorrar en el consumo de gas

A la hora de ahorrar en el consumo de gas, y reducir así la factura, también es necesario:

- Aprovechar las horas de sol, hecho que permitirá que la casa esté más caliente y, con ello, que se necesite gastar menos gas para alcanzar la temperatura deseada

- Aprovechar bien el calor, sobre todo si no se desean calentar todas las estancias de la casa. Ayudará a ello, por ejemplo, el cerrar las puertas de la habitación que necesite caldearse.

- Colocar los grifos en posición de agua fría, lo que evitará esos momentos en los que, sin darnos cuenta, al abrirlos se dispensa agua caliente.

Cuida de tu salud financiera

BBVA pone a disposición de sus clientes Salud Financiera, una experiencia que tiene como objetivo contribuir a que cualquier persona, sin importar su nivel de ingresos, pueda afrontar el futuro con tranquilidad. Para ello, y a través de la app, la entidad ayuda a que se pueda llevar un mejor control del día a día, a ahorrar, a poder hacer crecer el dinero y a planificar el futuro.

¿Te gustaría saber más sobre cómo la nueva experiencia Salud Financiera de BBVA puede ayudarte con el ahorro en la factura del gas? No lo dudes y consulta toda la información disponible en bbva.es y la ‘app’ de BBVA.