¿Qué son las “cookies” y cómo afectan a la privacidad?

Conoce los tipos de 'cookies' que existen y cómo navegar de forma segura.

22/02/2021

Las cookies son ficheros que se descargan en los dispositivos en el momento en que las personas acceden a una página web y pulsan sobre el botón “aceptar cookies”. Esta conformidad y aprobación por parte de los usuarios permite a los sitios web almacenar y recuperar información sobre sus hábitos de navegación.

Existen cookies técnicas que son imprescindibles para el correcto funcionamiento de una página web y para mejorar la navegación a través de ella (cookies técnicas). Otras son utilizadas para ofrecer publicidad adaptada a los gustos, intereses y búsquedas por internet de las personas (cookies de terceros o publicitarias), así como para identificarlas (cookies de sesión) o evitar el uso fraudulento de sus credenciales por parte de terceros (cookies de seguridad).

La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) y la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) establecen la distinción entre las cookies técnicamente necesarias y las que no lo son. Las primeras pueden guardarse sin previa autorización del usuario, mientras que para almacenar las segundas sí es necesario su consentimiento anticipado.

El riesgo para la información digital de las personas radica en que los ciberdelincuentes aprovechan posibles vulnerabilidades y fallos en el software de los dispositivos o en los protocolos de los navegadores web para robar credenciales, redirigir a los internautas a tiendas online fraudulentas a través de publicidad engañosa, etc. 

Para aumentar la protección de la información digital, es recomendable gestionar el uso de las cookies desde el área de “Configuración” (en Chrome) u “Opciones” (en Firefox), en caso de utilizar alguno de estos navegadores web. Una vez en ella, se debe acceder al apartado de “Privacidad y seguridad” y, posteriormente, al de “Cookies y datos de sitios web”, en el que es posible bloquear cookies de terceros, activar la opción de borrarlas, etc.

Además de configurar las cookies, se aconseja llevar a cabo algunas buenas prácticas digitales para navegar de forma segura:

- Mantener actualizado el navegador, así como las extensiones y los plugins que hayas instalado en él. En caso de que estas aplicaciones ya no dispongan de soporte, es recomendable deshabilitarlas o evitar su uso.

- Borrar de forma periódica los datos de navegación: historial, archivos e imágenes almacenados en caché y cookies.

- Leer con atención las notificaciones que aparecen en una página web antes de aceptarlas, ya que de esta forma evitarás la posible instalación de malware plugins no deseados.

- Instalar y mantener en funcionamiento un programa antivirus.

- Navegar en modo incógnito cuando utilices un dispositivo público o al acceder a páginas web en las que vas a introducir datos confidenciales, como claves de acceso a la banca digital o contraseñas. 

- Utilizar un gestor de contraseñas para almacenarlas de forma segura y evitar, además, guardarlas en el navegador, ya que algunos de ellos las conservan en un listado de texto sin cifrar, por lo que pueden quedar desprotegidas y expuestas.