Spyware: qué es, qué tipos hay y cómo se puede eliminar

Aprende a protegerte en la red y evitar estas peligrosas amenazas informáticas.
El spyware es uno de los ataques informáticos más comunes que cualquier usuario de internet puede sufrir. Al aparecer bajo la apariencia de simples problemas del ordenador, suelen ser ignorados, pero, en realidad, estos programas dañinos entrañan riesgos importantes y pueden poner en peligro la información personal. Sigue leyendo para aprender qué es el spyware, en qué forma se puede presentar y cómo deshacerse de él.

¿Qué es el spyware?

El spyware es un tipo de software que se instala en el ordenador sin que el usuario tenga constancia de ello. Suele venir oculto junto a otros programas que se instalan de manera consciente, lo que lo hace muy difícil de detectar. Una vez en el ordenador, recopila información para enviarla a terceros. Esta suele ser de carácter personal: desde el historial de búsquedas hasta contraseñas y cuentas de correo electrónico, vulnerando por completo la privacidad del usuario. El daño que puede causar varía según el tipo de spyware: en ocasiones puede ser solamente una molestia, pero, en los casos más graves, puede incluso llevar al robo de identidad. 

Uno de los mayores problemas es la dificultad para detectarlo, de forma que el software puede instalarse en el ordenador sin que el usuario se percate. Por lo general, suelen venir incluidos en programas o archivos que se descargan de la red o incluso en archivos adjuntos de correo electrónico. Es posible descubrirlo, sin embargo, prestando atención a alguna de las señales que pueden indicar la presencia de spyware. Son señales de ello problemas como que el ordenador funcione excesivamente lento, que aparezcan iconos desconocidos en las barras de herramientas, que las búsquedas se redirijan o se realicen mediante un buscador desconocido.

Tipos de spyware

Conocer los diferentes tipos de spyware que existen también puede ayudar a identificarlos. Los principales son: 

  • Keyloggers: es uno de los más peligrosos. El keylogger registra las teclas que pulsa el usuario desde su ordenador. El mayor riesgo reside en que las contraseñas también pueden quedar registradas cuando se introducen, por ejemplo, para hacer una compra con una tarjeta de crédito.
  • Adware: es el más común. Genera que aparezcan constantemente anuncios publicitarios en ventanas emergentes (los conocidos pop-ups). No solamente es molesto, sino que podrá guardarse y transmitirse cualquier información que el usuario proporcione sin su autorización al acceder a alguno de esos sitios. 
  • Infostealers: como el keylogger, opera sin que el usuario se dé cuenta de que está recopilando y transmitiendo la información del ordenador. En este caso, recopila indiscriminadamente todos los datos que se introducen en el ordenador: desde el contenido multimedia al historial de búsqueda, incluyendo contraseñas y cuentas de correo electrónico.

Se debe tener en cuenta que el spyware cambia y se adapta para superar las nuevas medidas de seguridad integradas en los sistemas operativos. Por ello, es difícil establecer una tipología completa de este tipo de software

Cómo eliminar el spyware

Aunque es difícil de detectar, se puede evitar su instalación en el ordenador. Las mejores alternativas son: 

  • Utilizar una herramienta antispyware: estas herramientas realizan un análisis del ordenador para localizar cualquier tipo de spyware. Una vez se concluye el análisis, se procede a su eliminación. Estos programas suelen ser los más efectivos para solucionar el problema, pudiéndose optar entre su opción gratuita o de pago. 
  • Eliminación manual: es más complicada debido a la mencionada capacidad que tiene este software espía para ocultarse. Sin embargo, si se logra detectar, eliminarlo hará que la amenaza desaparezca. Esta opción es la más indicada para usuarios que tengan conocimientos avanzados de informática. 
  • Reinstalar el sistema operativo: esta medida tal vez sea la más drástica, pero en ocasiones es la única alternativa. Si el programa antispyware no logra eliminar el problema, entonces se puede formatear el ordenador. Por tanto, es importante, antes de comenzar el proceso, hacer copia de seguridad de todos los datos, ya que estos se borrarán. 

Eliminar el spyware una vez se detecta es complicado. Por ello, lo mejor es prevenir el problema antes de que suceda. Para evitar incluso qué este tipo de malware llegue a instalarse en el ordenador, conviene mantener el sistema operativo y los navegadores actualizados, evitar sitios web de descarga poco fiables y realizar análisis periódicos, aunque aparentemente no haya ninguna señal de su presencia. 

El spyware es uno de los problemas más comunes que cualquier usuario de internet puede experimentar. Detectarlo y eliminarlo a tiempo es fundamental para evitar el robo de información personal.