Préstamo bancario

Un préstamo bancario es la operación gracias a la cual una entidad financiera facilita a un cliente una determinada cantidad de dinero, previamente solicitada, a través de un contrato con el que dicho cliente adquiere la obligación de devolver el importe abonado, junto a sus intereses y comisiones, en las condiciones acordadas en el mismo.

Son 3 las personas que intervienen en la operación:

- Acreedor: es el que realiza el préstamo bancario.

- Deudor: el que recibe el dinero del préstamo bancario, adquiriendo el compromiso de reembolsarlo bajo las condiciones marcadas en el contrato.

- Avalista: es la figura que garantiza el cumplimiento de las condiciones pactadas entre acreedor y deudor (en este caso la entidad bancaria) en el caso de que el primero no pueda hacerlas frente. Es decir, se compromete a pagar tanto el capital prestado como los intereses del préstamo.

También son 3 los elementos que conforman un préstamo bancario:

- Capital: cantidad de dinero solicitada al banco.

- Intereses: precio que el cliente ha de pagar a la entidad por disponer del capital prestado.

- Fecha de vencimiento: periodo de tiempo estipulado para devolver el principal y los intereses del préstamo.

En BBVA disponemos de varios préstamos a disposición de nuestros clientes, como el Préstamo Rápido Online (para nuevos clientes que necesitan un importe de hasta 20.000 €) o el Préstamo Personal Online (para importes hasta 75.000 €). Si quieres más información, entra en bbva.es o en la app de BBVA.