> 
 > 
Subida pensiones

Cuál será la subida de las pensiones en los próximos años

Descubre cómo te puede afectar la subida de las pensiones en los próximos años

Con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado en 2018, se acordaron una serie de medidas que afectarán a la cuantía de las pensiones públicas en los próximos años. Por el momento, la subida de las pensiones en 2018 y el 2019 ha sido superior a la que hubiera correspondido con la fórmula vigente. ¿Pero, en qué consiste exactamente este aumento? A continuación, te explicamos los detalles sobre la evolución de las pensiones que se espera en un futuro próximo.

¿Cómo han evolucionado las pensiones hasta ahora?

Históricamente, ,a revalorización anual de las pensiones estaba ligada al índice de precios al consumo (IPC). Este índice era el factor determinante para el cálculo anual de las pensiones hasta la reforma de 2013, que introdujo el índice de revalorización de las pensiones (IRP). El IRP pretendía garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones vinculando la evolución anual de las mismas a la salud de las cuentas de la Seguridad Social, limitando la revalorización en entornos de déficit (para no incrementarlo) y en entornos de superávit (para ahorrar el exceso). El suelo quedaba fijado en el 0,25% y el techo en el IPC + 0,50%. Desde su primera aplicación, en el año 2014, el IRP ha limitado la revalorización anual de las pensiones al suelo del 0,25%. De hecho, el IRP ha arrojado resultados negativos, que recomendarían bajar las pensiones, si bien el suelo del 0,25% ha asegurado ese crecimiento mínimo.

¿Cuál será la subida de las pensiones a partir de 2018?

Aunque en un principio la subida de las pensiones en 2018 se había fijado en el 0,25 %, la aprobación de los Presupuestos Generales trajo consigo la vuelta del IPC como vía de calcular la revalorización de las pensiones. También implicó retrasar la implementación del Factor de Sostenibilidad, segundo elemento de la reforma de las pensiones de 2013, hasta una fecha no posterior a 1 de enero de 2023.

Así, la subida acordada para las pensiones públicas en 2018 fue del 1,6%, la misma que se ha aplicado en el año 2019. El resultado de esta mejora supone un aumento de la pensión media de unos 17 euros mensuales, mientras que las pensiones de jubilación en concreto se sitúan en un valor medio de unos 1100 euros mensuales.

El incremento es aún mayor para las pensiones mínimas y las no contributivas. En este caso, el porcentaje es de un 3% tanto para 2018 como para 2019. Asimismo, estos cambios afectan también a la base reguladora de determinadas pensiones de viudedad de beneficiarios de 65 o más años, que en 2018 aumenta del 54 % al 56 % y en 2019 del 56% al 60%

¿Cuál será la evolución de las pensiones después de 2019?

La incógnita actual es qué va a pasar con la revalorización de las pensiones en el año 2020 y sucesivos. Todo parece indicar que el IPR quedará aparcado definitivamente, y la cuestión a resolver es si la revalorización vía IPC ha llegado para quedarse, algo sobre lo que alertan organismos como AIReF, dado que puede disparar el déficit de la Seguridad Social, o se buscará una fórmula que tome como referencia el IPC pero se le aplique algún factor corrector.

Es importante tener en cuenta que este dilema en cuanto a la revalorización de las pensiones coincide en el tiempo con el retraso en la implementación del Factor de Sostenibilidad, creado para vincular la cuantía de las pensiones a la esperanza de vida, con la lógica de fondo de que quienes se jubilan con una esperanza de vida superior deben ver reducida su pensión mensual dado que se presume que la van a percibir durante más tiempo. Con esto se busca mantener la equidad intergeneracional de las pensiones.

IPR y Factor de Sostenibilidad son dos parámetros que se introdujeron en la reforma de las pensiones de 2013 con el fin de asegurar su viabilidad a medio y largo plazo. Con ambas reformas suspendidas, queda por ver cómo y de qué forma se ponen en marcha de nuevo, si es el caso, o qué nuevas reformas se proponen para hacer frente a un entorno de déficit de la Seguridad Social.

Sin duda las pensiones plantean una gran incógnita para la población. Por este motivo, en BBVA te ofrecemos alternativas para que puedas contar con ingresos adicionales durante la jubilación. Utiliza nuestro simulador de pensiones para simular la cuantía que percibirás como pensión y obtener una recomendación personalizada con las mejores opciones para mantener tu nivel adquisitivo tras la jubilación.

Cuál será la subida de las pensiones en los próximos años