Cambios sociales y demográficos: ¿qué hace tan atractiva a esta megatendencia?

Descubre los motivos que han llevado ya a muchos clientes a invertir en fondos asociados a ella.

La sociedad española está sufriendo varios cambios demográficos y sociales. De hecho, entre los expertos en medicina se está empezando a hablar de la posibilidad de que el ser humano pueda llegar a superar los 100 años de edad. Seguramente sean las generaciones nacidas en estos años las que, con facilidad, alcancen esta edad. Algo que nuestro experto, Jose Antonio Herce, comparte. Afirma que un porcentaje significativo, entre el 30 y el 40 por ciento, de los niños y niñas que están naciendo este año, puede que alcancen esta cifra. 

Una expectativa de vida que, en su opinión, es descomunal. De hecho, nos comenta un dato muy interesante: cada día que pasa se añaden casi 4 horas a nuestra esperanza de vida. Ocurre a todas las edades, aunque obviamente las más afectadas son las que atañan a los más jóvenes, aunque por encima de los 80 años también se registran ligeros avances, cercanos al 17%. Por ello, y si viésemos estos cambios como si fuesen un activo de interés, el más rentable sería el tiempo que tenemos.

Eso sí, a pesar de estas expectativas, Jose Antonio nos explica que no estamos preparados para ello, para vivir 100 años. Argumenta que nuestros estilos de vida se están adaptando, ya que nuestro organismo, de alguna forma, sabe (y nuestro cerebro intuye) que vamos a vivir cada vez más. Algo que vemos cuando nos comparamos, a cualquier edad, con nuestros familiares. Esos que han nacido 30 o 50 años atrás y que contemplamos muy diferentes a la edad que tenemos actualmente. Ergo sabemos que se están produciendo cambios y, de hecho, estamos adaptando algunos comportamientos a ellos, como la llegada del primer hijo, la prolongación de los estudios, la viudedad, etc. Pero hay un aspecto que no queremos admitir y es que deberíamos jubilarnos cada vez más tarde. En ese plano de los estilos de vida y de los comportamientos, los individuos somos reacios al cambio. Y eso que estamos asistiendo a las recomendaciones del Pacto de Toledo para el sistema público de pensiones, las cuales mimetizan lo que se podía haber hecho hace 20 años. En resumen, nos estamos dando cuenta de que todo va más rápido que los esquemas que tenemos.

¿Quieres saber más sobre los cambios sociales y demográficos y su efecto en la sociedad? Visualiza la entrevista íntegra a Jose Antonio Herce.

¿Qué diferencia a una megatendencia de la inversión temática?

Antes de adentrarnos en el valor de la inversión en una megatendencia como la relativa a los cambios demográficos y sociales, de la mano de Belén García-Moya, Directora de Asesoramiento y Alto Patrimonios de BBVA, vamos a conocer la diferencia entre dos conceptos de mayor amplitud: megatendencia de inversión e inversión temática. Como nos explica, la segunda tiene como objetivo capturar fuentes de crecimiento y de rentabilidad, invirtiendo en compañías y modelos de negocio que tengan exposición a alguna tendencia estructural de largo plazo, con el objetivo de obtener una rentabilidad superior a la que se conseguiría haciendo lo propio en índices tradicionales. Y estas tendencias estructurales de largo plazo previamente mencionadas son, precisamente, lo que conocemos como megatendencias

Esto hace que lo importante a nivel de inversión, en este caso y como bien nos indica Belén, sea poder identificar cuáles serán esas tendencias ganadoras y las compañías y los modelos de negocio que se vean beneficiadas por ellas, lo que les permitirá crecer en un ritmo superior al de la media. Así, la inversión en estas megatendencias hemos de llevarla a cabo con un enfoque transversal, el cual va más allá de invertir en los tradicionales índices regionales o sectoriales, mostrando además ideas más tangibles para el inversor. 

Para aterrizarlo más, y comprenderlo mejor, hay que saber que son 4 las megatendencias detectadas: los cambios demográficos y sociales, la sostenibilidad, las nuevas pautas de consumo y la disrupción tecnológica. Todas ellas, y esa es su apuesta, se convertirán en los nuevos motores del crecimiento de un mundo cada vez más complejo, conectado y cambiante. En el caso que nos concierne, el primero de la lista antes mencionada (cambios demográficos y sociales), la inversión se realiza en longevidad, en compañías que apuestan por modelos de negocio que intentan proveer a las personas de todas las circunstancias sociales y económicas posibles (farmacia, residencias de mayores, educación, etc.).

Razones para invertir en la megatendencia ligada al cambio demográfico y social

Actualmente, como nos comenta Miguel Luzárraga, Head of Iberia de Alliance-Bernstein, nos encontramos en un punto de inflexión en la historia, el cual nos ha hecho ser conscientes de una serie de desequilibrios sanitarios e, incluso, económicos, que nos generan incertidumbre. ¿Esto en que se traduce, a nivel de mercados? En una volatilidad que da lugar a nuevas oportunidades. Y es que, como nos explica, dichos desequilibrios están haciendo que viremos hacia una serie de tendencias que antes no teníamos en la cabeza, y lo está haciendo de un modo más rápido de lo esperado

Y esta longevidad ya latente, como bandera del cambio demográfico y social, afecta a una serie de sectores de forma transversal. Entre los más básicos estaría, por ejemplo, el consumo de alimentos. Ya no responderemos de la misma manera a preguntas como las siguientes: ¿Cómo vamos a la compra? ¿Qué compra hacemos? ¿Cómo la hacemos? Se han producido cambios en las necesidades, los puntos de vista y la orientación, lo que va a afectar a muchas personas, países y economías. 

Y ahí entran los expertos como Miguel para identificar esas oportunidades generadas por ese desequilibrio que comentábamos al principio. Su objetivo, por tanto, es buscar que dos tendencias como la longevidad y los cambios demográficos y sociales se puedan identificar con subtendencias o temáticas que verdaderamente se puedan aplicar a la selección de compañías. En base a esto, identifican dos aspectos en ambas:

- Envejecimiento de la población: aumenta la esperanza de vida, al llegar a edades más longevas, lo que conlleva la necesidad de contar con más recursos o un mayor número de cuidados de las personas (más medicamentos, más atención sanitaria, etc.).

- Enriquecimiento de los mercados emergentes: el punto anterior genera una mayor inversión, o un mayor gastos, en aspectos importantes para la vida de estas personas que llegan a edades ya avanzadas como, por ejemplo, la innovación sanitaria.

En definitiva, el compromiso de estas gestoras no es solo trabajar en la elección de esas compañías que sean más rentables para sus clientes. También tratan de encontrar aquellas cuyo beneficio contribuya a un mundo más sostenible. 

Para ello, “externalizan” la definición de sostenibilidad en un organismo mundial de gran importancia: las Naciones Unidas. Esta, a su vez, ha dado vida a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, con los que anhela conseguir un mundo mejor en el año 2030, los cuales se subdividen, a su vez, en 169 metas. El objetivo, y regresamos a Alliance-Bernstein, es analizarlas para identificar cuales son las más interesantes, localizar esas megatendencias del mercado, y ofrecerlas a sus clientes.

¿Cómo llegan estas megatendencias a los clientes?

Para hacer llegar estas megatendencias a los clientes, como nos comenta Belén García-Moya, desde Banca Privada de BBVA han desarrollado un vehículo de inversión que han denominado módulo de megatendencias, 100 % de renta variable, en el que invierten a través de fondos temáticos de las principales gestoras internacionales, haciendo una gestión activa de los mismos y subyacentes.

Una fórmula que está generando mucha demanda por parte de los clientes, la cual se debe, entre otras cosas, a que el módulo tiene una fórmula de gestión muy equilibrada en la que se combinan tendencias que tienen exposición a temáticas de alto crecimiento con otras que tienen más exposición a ingresos recurrentes (los cuales dan una mayor estabilidad). 

Con todo esto, los resultados de rentabilidad ajustada a riesgo que se están obteniendo son extraordinarios y, aunque siempre hay que tener muy presente que las rentabilidades pasadas en ningún caso van a garantizar las futuras, este módulo están consiguiendo sacar 11 puntos de diferencia a los índices globales de renta variable, lo que hace que, al final, resulte muy atractivo. 

Eso sí, como nos comenta Belén, ni el banco ni sus asesores están recomendando invertir el 100% del ahorro en estos módulos, más bien hacer de ellos un complemento a su cartera (en función del perfil de riesgo que el cliente tenga asociados, se le indica un porcentaje determinado a invertir). 

En tiempos de recesión: ¿aumenta la inversión en megatendencias?

En este entorno de tipos negativos en el que nos movemos, Belen indica que si quieres preservar tu capital debes asumir algún riesgo. Eso sí, siempre se ha de asesorar a cada cliente, mediante el test de idoneidad, por ejemplo, sobre cuál es el perfil de riesgo que le conviene. Desde BBVA han de estar seguros de que este no se ciega por las rentabilidades pasadas o con las que pueda obtener en el futuro, ya que lo mejor es obtener ese equilibrio entre el riesgo que quiere asumir y la rentabilidad que se tiene como objetivo. También deben darle a conocer que estas megatendencias son ‘a largo plazo’ (10 años de media). Si se necesita dinero a corto, como argumenta, ni la renta variable ni las megatendencias son su vehículo.

De la misma opinión es Miguel Luzárraga. Piensa que, aun sabiendo que el inversor español siempre ha tenido un carácter más conservador, en este entorno de tipos de interés tan bajos, ha empezado a buscar oportunidades que le den rentabilidades positivas. Esto ha acrecentado su interés en las inversiones centradas en las megatendencias del futuro, como la que hoy atendemos relativa a los cambios demográficos y sociales, la cual, como comentaba también Belén García-Moya, debe partir de su perfil de riesgo e ir acorde a él.

BBVA y Alliance-Bernstein: así trabajan los expertos a la hora de asesorar en la inversión en cambios demográficos y sociales

Para Alliance-Bernstein es fundamental tener confianza y, para conseguirla, es necesaria la transparencia. Como gestora, esta última es una de sus premisas. Así, y dentro de la gama de productos de renta variable que tienen, intentan seleccionar las mejores compañías ligadas a esta temática de cambios demográficos y sociales. Alinean sus intereses con los del cliente de cara a proporcionar productos y dar ideas, aportando soluciones, en este caso, a BBVA.

BBVA, por su parte, ha diseñado el módulo de megatendencias precisamente para incorporar fondos de las principales gestoras mundiales, como Alliance-Bernstein. Pero, para incorporar un fondo a sus vehículos y carteras, poniéndolo así a disposición de los clientes, previamente ha tenido que pasar los filtros de Quality Funds, la plataforma de selección de fondos de BBVA, la cual somete unos rigurosos procesos de análisis de riesgos tanto a las gestoras como a los fondos que las acompañan. Una vez se han aprobado, en Banca Privada de BBVA caminan siempre de la mano tanto de Quality Funds, y de los equipos de las propias gestoras, con el objetivo de que estos muestren las mejores ideas y tendencias, así como los principales vehículos, para sus inversores.