Megatendencias: nuevas oportunidades de inversión sostenible

Las principales gestoras internacionales recomiendan tendencias que apuestan por modelos de negocio sostenibles
Ir a Perspectivas 2020
En un entorno preocupado por el bienestar social y el cuidado del planeta y el continuo avance tecnológico, estas nuevas tendencias que son ya motores del crecimiento global. La Banca Privada de BBVA trabaja junto a las principales gestoras para incorporar a su propuesta estos modelos de inversión sostenible.

Megatendencias de inversión

Por las principales gestoras internacionales.

  • En Banca Privada de BBVA apostamos por las tendencias de inversión más interesantes para lograr perspectivas distintas, mayor diversificación y un comportamiento distinto a otras técnicas de gestión más tradicionales.
  • ¿En qué temáticas vemos más valor a medio y largo plazo? En la inversión sostenible, la revolución tecnológica en las finanzas y las nuevas tecnologías aplicadas a la seguridad, el consumo sostenible y la longevidad, como ejes claros para crear valor en las carteras.
  • En Banca Privada de BBVA apostamos por las tendencias de inversión más interesantes para lograr perspectivas distintas, mayor diversificación y un comportamiento distinto a otras técnicas de gestión más tradicionales.
  • ¿En qué temáticas vemos más valor a medio y largo plazo? En la inversión sostenible, la revolución tecnológica en las finanzas y las nuevas tecnologías aplicadas a la seguridad, el consumo sostenible y la longevidad, como ejes claros para crear valor en las carteras.

Consumo sostenible por Morgan Stanley

En base a los datos de Naciones Unidas, en 2050 la población mundial podría alcanzar 9.600 millones de personas. Esto hará que, para mantener el nivel de vida actual necesitaremos el equivalente actual a 3 planetas, por lo será necesaria una producción y un consumo más sostenible de los recursos (objetivo número 12 de los ODS) por parte de todos, entendiendo dicho objetivo del consumo y producción sostenibles como hacer más y mejores cosas con menos recursos. Se trata de crear beneficios de las actividades económicas mediante la reducción de la utilización de los recursos, la degradación y la contaminación, logrando al mismo tiempo una mejor calidad de vida.

Así, y desde el punto de vista de una inversión sostenible, aquellas compañías que sean capaces de adaptarse a estos criterios de consumo resultarán ganadoras y líderes de su industria, ya que los consumidores dan cada vez más importancia a estos criterios sostenibles al elegir una marca. También deben estar alineados con los criterios gubernamentales al respecto y tener en cuenta las posibles sanciones que los reguladores quiere imponer a las cadenas de producción que no los cumplan, lo que afectaría a la cuenta de resultados y a la reputación de las empresas.

¿Cómo aprovechamos esta oportunidad?

La mejor manera de implementar estos principios sostenibles es implicándose con la dirección sobre las cuestiones cotidianas clave. Los mejores posicionados para ello son los gestores activos, expertos y encargados de detectar riesgos medioambientales, sociales o de gobernanza, así como otro tipo de oportunidades. Esta implicación de los gestores también permite:

  • Hacerse una imagen más integral del perfil ESG (siglas en inglés de Inversión Socialmente Responsable o ISR) de la compañía.
  • Contactar con el equipo directivo y los consejos en caso de que exista riesgo para la sostenibilidad de la rentabilidades. Así, si una compañía no acierta con el gobierno corporativo, tampoco lo hará con los otros 2 pilares de ESG:  el medioambiental y el social.

Salud y longevidad por AXA

Pensamos que en el futuro, las compañías que posiblemente crecerán más serán aquellas que tengan en cuenta, como factor clave, la longevidad. De hecho, se afirma que esta constituirá una de las mayores transformaciones de este siglo, siendo hoy la esperanza de vida de los niños nacidos en países ricos de más de 10 años, con vastas y profundas implicaciones para las personas, obligándolas a cambiar el ciclo de vida, actualmente de 3 etapas, por uno multi-etapas. Esta última incluirá algunas intermedias y una final de jubilación con  un mayor gasto en el cuidado de la salud, el cual puede duplicarse a partir de los 65 y puede cuadruplicarse por encima de los 85.

¿Cómo aprovechamos esta oportunidad?

Como gestora de inversiones, recomendamos que el foco se ponga en aquellas compañías que van a experimentar un crecimiento más acelerado dentro del campo de la longevidad, las cuales encontramos entorno a 4 grandes áreas:

  • Bienestar, teniendo en cuenta que la facturación de la industria que engloba a clubs, gimnasios y “health clubs” ascendió a 87.200 millones de euros en 2017.
  • Gasto en la tercera edad, tras las estimaciones que auguran un gasto global en 2020 de 15 billones (por los 8 billones de 2010).
  • Atención en la tercera edad, dado que la previsión de demanda de residencias para mayores se triplicará antes de 2030 para todo el espectro de atención: desde residencias de vida activa hasta hospitales. 

Tratamientos, con grandes avances en investigación médica y farmacéutica en enfermedades que afectan de manera creciente a la población mayor.

La revolución tecnológica en las finanzas por Robeco

Hoy, la banca tradicional se enfrenta a una serie de nuevas tendencias que están transformando la industria tal y como la conocemos y, a su vez, están ofreciendo interesantes oportunidades de inversión.

Uno de los más factores más influyentes es la digitalización, máximo impulsor del crecimiento de la industria financiera con Fintech (o Financial Technology, industria financiera que aplica nuevas tecnologías a actividades financieras o de inversión) como actor principal en un futuro a corto plazo. Esto llevará a las entidades financieras a tener que realizar fuertes inversiones en tecnología en los próximo 3-5 años con el fin de evolucionar, por ejemplo, hacia unos medios de pago más ‘online’ (o vía app), hacia el blockchain o hacia el uso de los robo advisors.

¿Cómo aprovechamos esta oportunidad?

La velocidad y la disrupción de los cambios tecnológicos, demográficos y regulatorios ofrecen claras oportunidades de inversión que se pueden capitalizar. Las convicciones son:

  • El pago online será la generalidad y el ‘cash’ la excepción.
  • Se abrirá la puerta a 2 millones de personas que, hoy, no manejan sus finanzas a través de la digitalización del sector financiero.
  • Cooperación entre los jugadores más establecidos (bancos), los cuales disponen de las bases de datos, y los nuevos (fintech) poseedores de la tecnología.

Lo fintech puede tener un ángulo muy sostenible, y no solo por ser inclusivo (acercando mercados emergentes a desarrollados). También por el papel básico de la ciberseguridad en la eficiente gestión de los modelos de negocio, claves en la gobernanza en el famoso ESG.

Sostenibilidad e impacto. Cambio climático por Allianz

La inversión sostenible tiene sentido, tanto desde el punto de vista económico como social, como se ha podido comprobar en el COP25, dónde quedó claro lo que está ocurriendo, los culpables y la necesidad de revertir la situación actual, es decir, hemos de frenar el deterioro climático.

Esto requiere de financiación y no solo pública, también privada. Y es en este marco en el que la inversión sostenible se erige como la manera más inteligente de invertir, desde dos puntos de vista:

  • Gestión de riesgos: aquellas empresas que sean intensivas en emisiones se enfrentarán a grandes riesgos, pudiéndose quedar obsoletas o enfrentarse a diversas penalizaciones. Incluso contar con ‘activos varados’. Esto hace que, para tener una buena cartera de inversión, debamos conocer dichos riesgos y actuar en consecuencia.
  • Oportunidades: la innovación que se están aplicando de cara a conseguir un modelo económico más sostenible son muy interesantes, tanto en compañías nuevas como ya existentes. Todas ellas abordan el cambio de manera decidida que, a futuro, experimentarán un crecimiento sostenido y estructural, lo que las convierten en una buena oportunidad de inversión. 

Invertir buscando crear un impacto positivo en nuestro modelo económico no significa excluir aquello que contamina. Invertir no es castigar sino financiar modelos ganadores y participar de su éxito.

Tecnología enfocada a la ciberseguridad por Pictet

El mundo está cambiando como también lo hace la sociedad, las personas e, incluso, los modelos de negocio. La tecnología juega un papel fundamental en todo esto, con aportaciones que van desde la automatización de los procesos a la implantación de mejores soluciones en materia de seguridad. Y es esta última la que cuenta con un mayor potencial de crecimiento, dada la necesidad del ser humano de sentirse seguro.

Factores de apoyo

  • Innovación, dado que las nuevas tecnologías abren la puerta a nuevas necesidades de seguridad (cloud computing, pago online, etc).
  • Desarrollo demográfico y la urbanización global, que han obligado a reforzar la seguridad el transporte público, infraestructuras críticas o los eventos de masa.
  • Regulación, que apoya la respuesta a las amenazas modernas (PSD2, por ejemplo).

También son muy habituales, hoy en día, los ciberataques. Se vulneran con frecuencia los datos de personas, empresas y gobiernos que conlleva un riesgo a nivel físico y económico-financiero. Esto hace que sea positivo apostar por estas soluciones de seguridad cuyo objetivo es garantizar esa protección tan anhelada. 

¿En cuáles puedo invertir?

  • Seguridad física, que comprende desde cierres electromagnéticos a sistemas integrales de seguridad doméstica o control de accesos.
  • Servicios de seguridad: aquellas que velan por la calidad de los productos esenciales del día a día (por ejemplo, los controles y la seguridad alimentaria o los servicios de pago seguro).
  • Seguridad informática: nuevas tecnologías en áreas como la biometría, los sistemas de vigilancia y reconocimiento facial o, a mayor nivel, las transacciones electrónicas, las cuales contribuirán a la lucha contra la delincuencia y el ciberterrorismo.

El enfoque de la industria de la seguridad es, por tanto, ayudar a proteger la salud, la privacidad y el bienestar de las personas en todo el mundo. Si el mundo está cambiando, ¿no deberíamos de cambiar nuestra forma de invertir?

Hasta 10.000 € por traer tu fondo
Traspasa a BBVA un fondo de otra entidad y obtendrás hasta el 1,5 % del importe traspasado.
Hasta 10.000 € por traer tu fondo Saber más