Sostenibilidad medioambiental y social

No solo se tiene en cuenta la rentabilidad económica, sino también el impacto social y medioambiental

La inversión socialmente responsable se ha convertido en una de las principales tendencias de inversión en la actualidad, en las que el inversor persiguen un objetivo adicional a la rentabilidad económica, considerando criterios que toman como referencia factores ambientales, sociales y de buen gobierno corporativo (ASG).

Invertir en sostenibilidad medioambiental y social ofrece ventajas para los inversores entre las que se incluyen: 

  • Correlación positiva entre las prácticas en sostenibilidad y los resultados financieros en cuanto a rentabilidad ajustada a riesgo.
  • Menor volatilidad en su cotización, y un mayor grado de transparencia, así como la capacidad de añadir sentido y responsabilidad a sus inversiones.