Cómo cambiar de puesto de trabajo dentro de la misma empresa

¿Y si tu próximo trabajo está dentro de tu propia empresa? Hay veces en las que no hace falta cambiar de compañía para saltar de trabajo. Un cambio que puede producirse porque te lo propongan los propios jefes o porque seas tú quien dé un paso al frente y se postule para ese puesto que está vacante.

Pero, ¿cómo hacerlo para que esto no te acabe perjudicando y tu actual responsable no te acuse de traición? Si no quieres que esto te ocurra, sigue estos sencillos pasos.

Asegúrate de que cumples todos los requisitos.

Lo primero que debes de hacer es confirmar que encajas en el puesto. Para ello, Beatriz Cabello, responsable de promoción interna de Adecco, recomienda hablar con el departamento de Recursos Humanos de tu empresa. Una vez que tengas toda la información sobre el puesto, el siguiente paso es informar a tu actual manager sobre tu propósito y explicarle el porqué del cambio.

¿Realmente existe la vacante?

Los rumores son algo que existe en todas las empresas y no siempre son ciertos. Debes asegurarte muy bien de que este puesto es real y, sobre todo, oficial. También has de tener en cuenta que puede darse el caso de que la vacante esté publicitada en páginas de empleo, pero no esté disponible a nivel interno. Si ocurre esto, Beatriz Cabello recomienda hablar con RRHH para conocer las razones de por qué la vacante no está visible internamente.

Mostrar interés no puede estar mal visto

Según Beatriz, "mostrar interés por posiciones dentro de nuestra compañía, el querer asumir nuevos retos, oportunidades y responsabilidades, no puede estar mal visto". Pero, eso sí, debes seguir los cauces que tu empresa determine para participar en estos procesos.

¿Y si no me eligen?

Beatriz recomienda hablar previamente con el manager de la posición para la que te quieres presentar. Si sigues las pautas previas y "eres claro, informando en todo momento de la fase del proceso en el que te encuentras", no debería preocuparte si finalmente no resultas la persona elegida. En este caso, la responsable de Adecco recomienda "conocer muy bien el feedback y los motivos por los que no has sido seleccionado. Esto te servirá para trabajar y reforzar aquellas áreas en las que puedas tener carencias y trabajar en ellas de cara a futuras ocasiones". Además, recuerda que cuando una posición se abre a nivel interno "todo aquel compañero interesado en la posición que cumpla los requisitos demandados para la posición puede postular a ella". En este punto es importante que todo el proceso se lleve con una competencia sana.

La hora del cambio

Si, por el contrario, la empresa te asigna este cambio para el que te has presentado, quizá te preguntes si también tienes que dar 15 días hasta que se materialice tu nuevo puesto. Lo normal es que sea la propia empresa la que haya establecido un protocolo para estas ocasiones. En cualquier caso, tendrás que informar a los compañeros del cambio de posición, pero es algo que debes hacer de manera coordinada con el actual y futuro manager.