Invertir en privacidad y seguridad

La inversión temática en privacidad y seguridad es una megatendencia que está reportando alta rentabilidad a los inversores y cuenta con gran potencial de futuro.
Privacidad y seguridad son dos valores imprescindibles. Todas las personas necesitan estar y sentirse seguras durante las actividades que a diario llevan a cabo: trabajo, salud, desplazamientos, consumo, alimentación, ocio, etc. Porque en la vida, por desgracia, los peligros constituyen una amenaza constante a la que se ha de hacer frente. Asimismo, de un tiempo a esta parte, como consecuencia de la veloz e irrefrenable digitalización de la economía y de los hábitos sociales a escala global, estos riesgos han incrementado su tipología (ataques cibernéticos, robos de información, suplantación de identidad, etc) y la gravedad de los efectos que pueden causar en la ciudadanía.
Megatendencias de inversión
Empieza a invertir ahora en un futuro mejor para ti y para todos.

Sin duda, la ciberseguridad es la respuesta al nuevo panorama internacional. En base a ella, instituciones públicas y privadas alrededor del orbe investigan y tratan de desarrollar formas novedosas de blindar la privacidad y seguridad de las personas en Internet, para así combatir los intentos de intromisión por parte de los denominados ‘hackers’

El ataque en 2017 del virus informático ‘WannaCry’, que afectó a millones de ordenadores de más de un centenar de países y puso de relieve cuán vulnerables podían llegar a ser los mecanismos de protección, marcó un punto de inflexión. Desde entonces, se ha multiplicado el número de ciberdelitos, pero también ha crecido exponencialmente el volumen de recursos económicos destinados en todo el mundo a reforzar la ciberseguridad de los dispositivos electrónicos. 

Privacidad y seguridad, una megatendencia en auge

Esto ha originado que, hoy en día, goce de especial fuerza y atractivo la inversión temática o alternativa en fondos centrados en la megatendencia relacionada tanto con la privacidad como con la seguridad, que está reportando alta rentabilidad a los inversores y, además, posee un innegable potencial de futuro, puesto que se erige como un pilar básico sobre el que se construirá el escenario socioeconómico de las próximas décadas.

Privacidad y seguridad son áreas consideradas un valor refugio ante cualquier crisis económica, al conformar dos de las actividades donde menos se recorta la inversión de capital cuando los mercados ven ralentizado el ritmo. A su vez, ambas áreas influyen en empresas de muy diversa índole, porque la privacidad y la seguridad engloban desde protección física, sanitaria, laboral o en el transporte a, por supuesto, seguridad de la información y sistemas de defensa tanto en el entorno digital como desde el punto de vista “físico”. De hecho, y dado que este último está siendo fuertemente regulado en varios sectores de actividad (desde el sanitario al alimentario, pasando por el de la construcción), las empresas que componen el sector crecen de forma continuada, y lo seguirán haciendo en el futuro, dado que estas normas se mantendrán en el tiempo, lo que las hace muy apetecibles a la hora de invertir.

Si estás considerando diversificar tu cartera de valores participando en fondos de inversión con sólida presencia en activos vinculados a privacidad y seguridad, no dejes de leer. En este artículo, encontrarás todo lo que debes saber acerca de una de las megatendencias del momento.

privacidad y seguridad

Ciberseguridad: ¿cómo ha influido el virus de la COVID-19 a la inversión temática en privacidad y seguridad en Internet?

En un punto intermedio entre tecnología, robótica y sistemas de protección, la ciberseguridad da nombre a una corriente de iniciativas y procesos dirigidos a preservar la integridad de la información y los equipos digitales de una institución o persona. Y es que son tan numerosos como impredecibles los riesgos constantes a los que, hoy en día, se hallan sometidos los bancos de datos: fuegos, averías eléctricas, fallos técnicos, borrados accidentales de información y, por supuesto, acciones delictivas ejecutadas por ‘hackers’.

Asimismo, la incontenible digitalización doméstica y empresarial no deja de crear nuevos retos relativos a privacidad y seguridad. Sin embargo, también resulta cierto que, a menudo, muchas de las amenazas en el ciberespacio son de naturaleza similar a la de los peligros comunes de la vida cotidiana (hurto, robo, suplantación de identidad, estafa, etc), solo que adaptados al contexto cibernético

Esta suele ser la razón de que, con frecuencia, múltiples empresas dedicadas tradicionalmente a proveer seguridad hayan dado el salto al campo tecnológico, donde ahora ayudan a sus clientes a defenderse de ataques como, por citar únicamente algunos ejemplos, pérdidas de datos, intentos de espionaje, boicots, delitos financieros en Internet o incluso chantajes en la red.

Se añade a lo anterior la aparición durante los últimos meses de la pandemia causada por el virus de la COVID-19, que ha confinado temporalmente en sus domicilios a miles de millones de personas, cerrando oficinas y lugares de trabajo de los cinco continentes. Este ‘boom’ del teletrabajo ha disparado la inversión en ciberseguridad, puesto que de la noche a la mañana empresas e instituciones de todo el planeta, y de muy diversa índole y tamaño, se han visto obligadas a modificar su operativa para poder seguir suministrando productos y servicios en remoto, con el gigantesco desafío en protección de datos e información sensible que un cambio así implica. En estos instantes, privacidad y seguridad son tendencias que cotizan fuerte en inversión temática o alternativa y, a continuación, puedes leer las principales razones de su éxito.

¿Por qué deberías apostar por fondos temáticos centrados en privacidad y seguridad?

Aquí tienes una batería de motivos por los que la inversión temática en fondos centrados en privacidad y seguridad se halla de plena actualidad en los mercados de todo el mundo: 

  • La inversión en esta megatendencia reporta alta rentabilidad hoy y, además, atesora un gran potencial de futuro; no hay duda de que privacidad y seguridad jugarán un papel determinante en el devenir de la economía el día de mañana.
  • Debido a ello, los fondos temáticos están aumentando de modo progresivo su exposición y participación en empresas especializadas en ambas. Este incremento de la inversión refleja el formidable momento que vive el sector, el cual resulta tan extenso que abarca desde el área de seguridad alimentaria hasta el ámbito de la ciberseguridad, pasando por los medios de transporte y la investigación en laboratorios.
  • A consecuencia de la variedad de actividades empresariales recién aludida, los fondos temáticos que apuestan por la privacidad y la seguridad contribuyen a diversificar tu cartera de valores, lo que siempre se traduce en una disminución del grado de riesgo sobre el capital invertido.
  • Invertir en seguridad y, concretamente, en ciberseguridad es depositar tus objetivos de ahorro en una profesión de futuro. Se trata de una tendencia que aporta confianza y valor de marca a trabajadores, clientes, proveedores y demás ‘stakeholders’ de una compañía.
  • Es la era de la información, y ninguna organización empresarial o institucional puede permitirse el daño para la reputación que conlleva ser víctima de un ataque informático. Asimismo, la legislación nacional e internacional relativa a protección de datos impone multas de elevado importe a las compañías que no cumplen con sus responsabilidades dentro de esta faceta; sanciones que, por supuesto, impulsan a que las corporaciones apuesten por reforzar la seguridad y privacidad de forma proactiva.
  • Muy relacionado con el punto previo, la ciberseguridad ya se encuentra recogida entre los ‘criterios ASG’ de sostenibilidad, siendo considerada un factor imprescindible para el buen gobierno de una empresa.
  • Por último, pero no menos relevante, resulta innegable que la disrupción digital actual, marcada por la llegada de las redes ‘5G’, el Internet de las cosas, el almacenamiento en la ‘nube’, la informatización de los servicios y tantas otras innovaciones en ciernes, incentivará el desarrollo de nuevas funcionalidades e ingenios tecnológicos capaces de preservar la privacidad y la seguridad de los ciudadanos en un mundo completamente ‘online’. 

Invierte en privacidad y seguridad de la mano de BBVA

Siempre a tu lado, BBVA tiene el compromiso de proporcionarte el mejor asesoramiento integral en inversión temática para que, de manera rápida y sencilla, puedas obtener rentabilidad mediante fantásticas oportunidades de participar en vehículos de inversión ligados a privacidad y seguridad. Por ello, el equipo de expertos selectores de activos que conforman el servicio Quality Funds de BBVA, gracias a su dedicación y excelencia en el trabajo, busca por ti, y en base a tu perfil inversor, los fondos temáticos especializados en aquellas que sean más interesantes, pertenecientes a las mejores gestoras internacionales.

En caso de que así lo desees, también puedes ser tú quien, empleando el buscador de fondos desarrollado por BBVA, encuentre el instrumento financiero que más coincide con tus expectativas de rendimiento económico. Si quieres seguir descubriendo posibilidades de inversión temática en privacidad y seguridad, y de qué forma confiar en que esta megatendencia al alza puede ayudarte a mejorar la rentabilidad y el grado de diversificación de tu cartera de valores, tienes toda la información al respecto en bbva.es o en la app de BBVA.