BBVA - Banca Electrónica
 > 
 > 
Cómo funciona una tarjeta de crédito

Cómo funciona una tarjeta de credito

Te ayudamos a entender cuál es el funcionamiento de las tarjetas de crédito

Pocos objetos resultan más útiles en nuestro día a día que una tarjeta de crédito. Como método de pago, este ‘plástico’ es personal e intransferible de tal manera que solamente el titular puede utilizarlo.

Además, una tarjeta de crédito nos da acceso a una línea de financiación que nos puede hacer la vida mucho más fácil. Veamos cómo.

Cómo funciona una tarjeta de crédito - BBVA

Un crédito cuando lo necesites

La principal característica de una tarjeta de crédito es que permite a su titular disponer de una cantidad de dinero, aunque no tenga en ese momento dinero en la cuenta asociada a la tarjeta. Esto es posible gracias a que nuestra entidad bancaria nos concede un crédito que va asociado a la tarjeta. Es una línea de crédito a la que podremos acceder de manera ágil a la hora de realizar cualquier pago con la tarjeta.

En cuanto al límite de crédito de las tarjetas, existen diferencias en base a los tipos de tarjetas de crédito que hay en el mercado, cuya concesión, principalmente, está ligada a la capacidad de pago del titular.

Cómo se devuelve el dinero

Las compras que se realizan con una tarjeta de crédito se van acumulando en la tarjeta y se cargan en la cuenta asociada del titular de dos formas diferentes:

  • Al comienzo del mes siguiente: Generalmente el día 5 se cargan todos los gastos realizados en el mes anterior. Con esta modalidad no se pagan intereses.
  • Pago aplazado: Las tarjetas de crédito también permiten aplazar el pago de lo gastado en cómodos plazos. Esta forma de pago acarrea unos intereses que varían en funcion de cada entidad bancaria.

Servicios y beneficios asociados a las tarjetas de crédito

Muchas de las tarjetas de crédito que actualmente ofrecen los bancos vienen asociadas a una serie de beneficios. Por ejemplo, hay tarjetas que ofrecen descuentos por repostar en diversas gasolineras mientras que otras devuelven un porcentaje del importe de las compras realizadas con la tarjeta. Por otro lado, algunos de estos plásticos tienen un programa de puntos que el usuario puede canjear para conseguir descuentos o productos de su interés.

De la misma forma, algunas tarjetas de crédito tienen vinculada la contratación de un seguro. Estos son los más habituales:

  • Seguro de viaje: lo normal es que cubran un límite de gasto por robo, accidente o cualquier otra contingencia que se produzca durante el viaje, incluido el retraso o cancelación del viaje en avión o tren.
  • Seguro de robo o uso fraudulento: cubre el uso del dinero que se hayan robado o duplicado de la tarjeta.