> 
 > 
Seguro moto 125

Seguro para una moto de 125 cc

BBVA te trae las claves en la contratación de un seguro para este tipo de vehículos

Como consecuencia del alto volumen de tráfico en las grandes ciudades y los desesperantes atascos, la compra de motocicletas se ha incrementado recientemente, con especial protagonismo para las que no superan los 125 cc, ya que pueden conducirse con el carné de coche. Al igual que ocurre con los automóviles, contar con un seguro en regla es obligatorio para poder circular con una moto, por lo que resulta de vital importancia conocer las claves a la hora de contratar este producto. BBVA te descubre todo lo que debes saber sobre el seguro para una moto de 125 cc.

Dada la posibilidad de conducir este tipo de vehículos con el tradicional permiso B de automóviles, es muy habitual que el perfil del contratante sea el de una persona con experiencia en coches, pero novel en el mundo de las dos ruedas. Eso sí, para poder beneficiarse de esta opción, debe estar en posesión del permiso de la clase B en vigor, con una antigüedad superior a tres años No obstante, no siempre es así, pues también hay personas con amplio bagaje en ambos tipos de vehículos y otras que acceden directamente a su motocicleta con el carné A1, específico para motos.

Imagen

¿Qué determina el precio del seguro?

Pese a tratarse de vehículos diferentes, los factores que determinan el precio del seguro de una moto son muy similares a los que se utilizan para establecer el coste de la póliza para un automóvil.

Por tanto, la experiencia, determinada por la edad, así como el historial de siniestros del contratante resultarán fundamentales. El propio vehículo y sus características constituyen obviamente un factor crucial. En este caso, hablamos de una cilindrada no superior a 125 cc, pero la antigüedad del vehículo, al igual que sus prestaciones y, por ende, su precio son elementos esenciales que las aseguradoras tienen muy en cuenta. No es lo mismo cubrir los gastos de reparación o un posible robo cuando se trata de una moto nueva, que cuando hablamos de una con más años de vida o al comparar una moto de alta gama con otra más modesta.

Además, el uso que se hará de la moto también influirá en el seguro. Un vehículo de dos ruedas dedicado a la actividad profesional tendrá una póliza más cara, pues, al utilizarse más y con mayores niveles de exigencia, las posibilidades de siniestro se incrementan. El coste baja si es para uso particular, aunque el precio final en este caso también dependerá de si la moto es nuestro medio de transporte habitual o solo la utilizamos de forma esporádica.

Coberturas de gastos médicos del conductor

Existe una creencia extendida acerca de que la Seguridad Social cubre los gastos médicos en cualquier tipo de circunstancia. Lamentablemente, no es así. En caso de accidente de tráfico, la responsabilidad de afrontar dichos gastos no recae en la sanidad pública, sino en las aseguradoras.

En este sentido, cualquier seguro básico siempre cubrirá el daño ocasionado a terceros, tanto si son acompañantes o viajaban en otro vehículo implicado en el accidente, pero ¿qué ocurre con el conductor que ocasiona el siniestro? Es entonces cuando tener un seguro adecuado marca la diferencia. El conductor será atendido en el centro médico u hospital correspondiente, pero si no cuenta con una póliza que le cubra, recibirá una factura para abonar los gastos generados por la atención prestada.

Bien es cierto que la mayoría de los conductores se decantan por esta opción, pero todavía se registran casos en los que esta modalidad no se contrata con el objetivo de ahorrar en el seguro. Sin embargo, lo barato puede salir muy caro, más en este caso, cuando lo que está en juego es nuestra salud, y teniendo en cuenta que los accidentes de tráfico sin otro vehículo involucrado suceden con más frecuencia entre los motoristas.

Adapta tu seguro a tus propias circunstancias

Aparte de la asistencia en carretera con la inclusión del conductor, que no debe faltar en tu seguro, existen multitud de opciones que puedes añadir a tu póliza, dependiendo de tus circunstancias u objetivos. Un seguro es un producto realmente personalizado, lo que da la oportunidad de construirlo a tu gusto para que se adapte a tus necesidades.

Si tienes hijos, por ejemplo, puedes seleccionar una modalidad que ampare a tus allegados en caso de accidente grave. De igual forma, si tu moto era antes un vehículo ocasional y pasa a ser tu medio de transporte habitual, es recomendable actualizar tu seguro para gozar de una cobertura más completa.

Seguro de moto a tu alcance en BBVA

En BBVA puedes encontrar el seguro que buscas para motos y ciclomotores con potencia inferior a 150 cv. Existen cinco modalidades diferentes, desde un Terceros Básico a un Todo Riesgo con Franquicia con distintas coberturas y la posibilidad de contratar el Pack Mejorado, con el que podrás ampliar dichas coberturas así como sus límites.

Si quieres saber más sobre el catálogo de seguros para moto de BBVA, no dejes de acceder a bbva.es para consultar toda la información y elegir el más conveniente para ti. Déjalo en nuestras manos y preocúpate tan solo de disfrutar de tu moto.

Aseguradoras: Producto coasegurado al 50% respectivamente, por BBVASEGUROS, S.A., DE SEGUROS Y DE REASEGUROS, inscrita en el Registro de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, con la clave C-0502. y LIBERTY SEGUROS, COMPAÑÍA DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.A., inscrita en el Registro de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, con la clave C-0467. Mediador: BBVA MEDIACIÓN, OPERADOR DE BANCA-SEGUROS VINCULADO, S.A. inscrita en el Reg. Administrativo Especial de Mediadores de seguros de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones con la clave OV-0060. Concertado Seguro de Responsabilidad Civil y con capacidad financiera.”

Seguro para una moto de 125 cc