> 
 > 
Solicitud CIRBE Banco de España

Qué papel juega la CIRBE en la solicitud de un préstamo

La CIRBE otorga información al banco sobre las deudas pendientes que tiene el solicitante de un préstamo

Por fin hemos encontrado la casa de nuestros sueños y ahora llega el momento de buscar financiación. Pero, ¿cómo sabemos que el banco nos va a conceder la hipoteca? Las entidades que ofrecen préstamos y créditos valoran una serie de aspectos que les ayudan a decidir si es seguro prestarnos dinero y qué cuantía es la máxima a la que podemos optar. En esta decisión entran en juego los ingresos, avales y, de manera muy importante, las deudas que ya tenemos adquiridas. Esto último es lo que recoge la CIRBE.

Solicitud CIRBE Banco de España - BBVA

La Central de Información de Riesgos del Banco de España (de ahí el acrónimo CIRBE), es un registro en el que figuran la inmensa mayoría de los préstamos, créditos y avales que los bancos del país mantienen con sus clientes. En otras palabras, es una base de datos que recoge todas las deudas pendientes de pago que un cliente o avalista mantiene, siempre que sean por un valor superior a los 9.000 €. Es, por lo tanto, una herramienta muy importante a la hora de ayudar al banco a decidir si nos otorga un préstamo o no, en base a nuestra solvencia.

Es importante señalar que la CIRBE no es una lista de morosos, ya que no solo recoge los deudores que se han retrasado en el pago de sus cuotas, sino todos los titulares y avalistas de préstamos, créditos, hipotecas y demás riesgos que los bancos mantienen con sus clientes. No obstante, en esta base de datos sí queda registrado si hay algún dato significativo de morosidad.

¿Cómo funciona la CIRBE?

Esta base de datos se actualiza de manera mensual. Son las propias entidades bancarias las que están obligadas a aportar toda la información necesaria para que el registro sea una fuente de información segura, de carácter público, pero de consulta privada.

Esto quiere decir que cualquier persona tiene derecho a consultar de manera gratuita y mediante una solicitud, la información que el Banco de España tiene de sus deudas personales. De la misma forma, en el momento en que solicitamos un préstamos a nuestro banco, este tiene el derecho de consultar los datos relativos a nuestras deudas dentro de la CIRBE, sin necesidad de contar con consentimiento explícito del cliente, pero siempre informándole de que va a realizar esta consulta.

Sin embargo, sí hay limitaciones a los datos que el banco obtiene de un cliente. La CIRBE solo cede información global, según el Banco de España, de los riesgos de una persona o empresa. Esto quiere decir que el banco no manejará una lista detallada de todas y cada una de nuestras deudas, sino de la posición global de estas.

De hecho, es una de las primeras acciones que un banco lleva a cabo cuando solicitamos la concesión de, por ejemplo, una hipoteca. Porque más allá de la estabilidad de nuestro empleo, de nuestra capacidad de pago y de los avales que presentemos, el riesgo que conllevamos como clientes viene determinado en buena medida por las deudas que ya tenemos contraídas. De ahí la importancia que la CIRBE tiene para la concesión de cualquier préstamo, ya que puede jugar tanto a favor nuestro como en contra.

Qué papel juega la CIRBE en la solicitud de un préstamo