> 
 > 
Préstamos rápidos

Cómo funcionan los préstamos rápidos

Te explicamos cómo funciona este tipo de financiación

Cuando se pide un préstamo a un banco, lo que se está realizando es una operación financiera por la que dicho banco pone a disposición de quien lo solicita (el prestatario) una determinada cantidad de dinero con unas condiciones estipuladas relativas a plazos, cuotas, intereses, etc. El prestatario adquiere así la obligación de devolver ese capital cumpliendo esas condiciones negociadas entre ambos y recogidas en un contrato.

A diferencia del crédito, que se puede ir solicitando en función de las necesidades de cada momento, en el préstamo el dinero se entrega de una vez para una necesidad concreta. Por lo tanto, tiene una duración previamente determinada, cobrándose los intereses sobre el total del dinero prestado.

Préstamos rápidos - BBVA

Si necesitas un préstamo rápido, en BBVA te ofrecemos nuestro Préstamo Personal Online, con unas condiciones muy competitivas y con total rapidez a la hora de solicitarlo.

Al realizarse online, el proceso para pedir un préstamo es rápido, sencillo, y sin complicaciones: solicítalo en nuestra web y rellena los datos de la operación (importe, finalidad, plazo…), además de otros datos personales y económicos. Valídalo mediante un SMS y espera a la confirmación, que se realizará en un plazo breve de tiempo.

Otra alternativa para acceder a préstamos rápidos online es adquirir una tarjeta de crédito BBVA, con la que podrás aplazar tus compras y pagarlas en varias cuotas (con intereses), o incluso podrás traspasar efectivo de tu tarjeta a tu cuenta, hasta el importe límite que tengas concedido, y después devolverlo en cómodos plazos junto con los intereses.

Y si tienes dudas durante el proceso, ponemos a tu disposición más información adicional en bbva.es o en cualquiera de nuestras oficinas.

Cómo funcionan los préstamos rápidos