> 
 > 
Préstamos con ASNEF

Qué es el ASNEF y cómo influye en la concesión de un préstamo

En España existen varias listas de morosos, las cuales tienen repercusiones en la concesión de un préstamo

Tras el acrónimo ASNEF se encuentra la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Dicho de otra manera, es uno de los mayores registros de morosos de España. Por lo tanto, aparecer incluido en este fichero nos va a dificultar mucho conseguir que un banco confíe en nosotros para otorgarnos un préstamo, crédito, hipoteca… en realidad, prácticamente nos imposibilitará acceder a financiación. Repasemos ahora cómo funciona este archivo y qué alternativas hay para salir de él.

La ASNEF es una base de datos que las entidades bancarias consultan de manera habitual, como parte del estudio del perfil del cliente a la hora de prestar dinero u ofrecer la contratación de, por ejemplo, tarjetas de crédito. Aunque no es el único fichero de estas características –el RAI o Registro de Aceptaciones Impagadas es otro-, sí es uno de los más relevantes y sirve de herramienta de toma de decisiones para la mayoría de bancos del país.

Préstamso con ASNEF - BBVA

Una factura impagada como la de la línea telefónica o la factura del gas, son suficientes para que la empresa que nos presta el servicio decida incluirnos en este fichero. No obstante, el consumidor debe ser notificado, como máximo, 30 días después de ser incluido en esta lista.

A partir de ahí, se abre un periodo de gracia de diez días en el que podemos abonar las deudas que nos imputan. De no ser así, pasaremos oficialmente a formar parte de la lista de morosos por un periodo de seis años. Y si este caso se llega a dar, nuestra capacidad para contratar servicios, tanto bancarios como de cualquier otra naturaleza, se verá drásticamente reducida.

¿Qué hacer si nos incluyen en ASNEF?

Lo normal es que ante la inclusión de nuestros datos en la lista de ASNEF nos llegue una notificación por carta. Es entonces cuando se abren distintas posibilidades para revertir esta situación: bien pagar la deuda o solicitar la cancelación de nuestros datos, siempre y cuando:

  • No se nos haya comunicado, vía postal, la inclusión de nuestros datos en este fichero.
  • La deuda no nos pertenece o no se puede demostrar que nos corresponde a nosotros.
  • Ya hemos saldado la deuda con anterioridad a la inclusión de nuestros datos en este fichero.

Para comenzar el proceso de ‘borrado’ de nuestros datos, lo más habitual es acudir a nuestro banco (aunque no sea la empresa que nos haya incluido en el fichero) o, en su defecto, visitar la web de la Asociación, en donde se explica con detalle el procedimiento y se facilitan los correspondientes formularios.

Además, como clientes incluidos en ASNEF, tenemos derecho a solicitar información sobre la empresa que ha reclamado nuestra inclusión en la lista, la cantidad que nos reclaman y la fecha en la que nuestros datos han ido a parar a este fichero.

Qué es el ASNEF y cómo influye en la concesión de un préstamo