> 
 > 
Préstamo boda

Qué gastos tiene una boda y cómo conseguir un préstamo

En España gastamos una media de entre 20.000 € y 30.000 € en organizar una boda, desgranamos por qué y cómo financiarla

Una boda es un evento único e irrepetible, pero lleno de pequeños –y grandes– detalles que pueden elevar su coste hasta el infinito y más allá. Por eso, a la hora de organizarla es importante saber todos los elementos que integran el presupuesto y los gastos finales. Hay parejas que no quieren escatimar ni prescindir de detalles en su gran día. Para ellos existen préstamos específicos que facilitarán la difícil tarea de organizar una boda.

A la hora de empezar a planificar una boda, los novios pueden encontrarse con varios gastos que habían pasado por alto que aumentan el presupuesto inicial y dan como resultado un sobrecoste inesperado. Ese dinero de más que hay que pagar puede ensombrecer la alegría y la euforia de los que dan este gran paso. El objetivo último del enlace es crear problemas y quebraderos de cabeza que mermen las ganas de darse el “sí, quiero”.

Préstamo boda - BBVA

¿Qué elementos incluye el presupuesto de gastos de una boda?

Lo primero que debe hacer toda pareja que esté empezando a planificar su boda es preparar dos fondos distintos. Uno para los gastos generales y otro para los imprevistos que puedan surgir. Aunque parezca algo precavido de más, un evento de esta envergadura siempre viene con sorpresas de última hora. Por poner un ejemplo, si el lugar del banquete y la fiesta es al aire libre corremos el peligro de que llueva... y contratar una carpa de última hora no es nada barato. Gastos así son los que tiene que cubrir el fondo de imprevistos. En toda boda, sea civil o religiosa, pueden surgir gastos de gestión imprevistos.

Si al final no surge ningún gasto adicional, podemos usar ese dinero de reserva para los gastos previstos. Y si ya están cubiertos, ¡enhorabuena! Un poco de dinero extra siempre es bienvenido.

En lo que respecta al fondo de gastos generales, este incluye muchos elementos distintos entre los que se encuentran los siguientes:

  • Catering: el banquete de la boda supone la mayor partida presupuestaria dentro del presupuesto final del enlace. Se calcula que de media los novios españoles gastan unos 15.000 € en dar de comer y beber a 100 invitados.
  • Las invitaciones: parecen un tema baladí, pero es la carta de presentación de la boda y deben reflejar el estilo de los novios y de la ceremonia. Si va a ser una boda de rigurosa etiqueta, algo casual pero elegante, en la playa, etc. Lo mejor es encargarlas a un profesional y eso cuesta dinero.
  • Fotografías y vídeo: tener un recuerdo con calidad profesional de este día mágico no es nada barato. En el tema de fotografía de bodas hay mucha oferta y conviene dedicar algo de tiempo a estudiarla para elegir el fotógrafo y el presupuesto más acertado.
  • El vestido y el traje: actualmente los vestidos de novia se han “democratizado” y ya hay numerosas marcas que han lanzado una línea más asequible. Aun así, un vestido de novia no se caracteriza por ser barato. En menor medida, el traje del novio también supone un desembolso destacable.
  • La música y los extras: a todos nos gusta una música especial durante la ceremonia, un baile popular después o un buen DJ durante el banquete.

¿Cómo conseguir un préstamo para financiar la boda?

A pesar de que los últimos estudios demuestran una tendencia a la baja en el presupuesto que se destina a una boda, las cantidades siguen siendo difíciles de aportar de una sola vez. Si este es el caso, tranquilos. Las entidades financieras cuentan con dos mecanismos para solventar este problema.

El primero de ellos son las conocidas como “cuentas de boda”. En realidad se tratan de cuentas corrientes o cuentas de ahorro al uso, donde los invitados que lo deseen pueden ingresar dinero a la pareja y así ayudarla a cubrir el presupuesto. Si la idea es mantener el dinero durante un tiempo en el banco, lo más inteligente sería decantarse por una cuenta de ahorro.

El segundo mecanismo es solicitar un préstamo específico para la boda. BBVA dispone de un apartado de “bodas” dentro de su simulador de préstamos. Acceder a él es muy sencillo, solo tienes que elegir la cantidad del préstamo entre un baremo de 3.000 a 75.000 € y el tiempo para devolverlo. Gracias a este simulador online podrás ver las condiciones del préstamo sin ningún tipo de compromiso. En cuanto a las restricciones para solicitar el préstamo, debería bastar con que la pareja demuestre la solvencia necesaria para poder devolver el dinero más los intereses.

En caso de duda adicional, siempre puedes contactar con BBVA por cualquiera de sus canales, para que te ayudemos con todas las cuestiones relacionadas con la solicitud y los términos de un préstamo para bodas.

Qué gastos tiene una boda y cómo conseguir un préstamo