> 
 > 
Etiqueta ambiental

Etiquetas ambientales en mi coche híbrido, ¿cuál me corresponde?

Los híbridos son los segundos menos contaminantes

La etiqueta ambiental nace a partir del Plan Nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016. Este concluyó que el tráfico rodado era la principal fuente de partículas contaminantes en las grandes ciudades, hecho que le llevó a definir una clasificación cuyo objetivo era discriminar positivamente los distintos tipos de vehículo en función de la contaminación que emiten. Para realizarla, se tuvieron en cuenta los datos proporcionados por los distintos fabricantes, por lo que no incluye el estado del vehículo. 

Su colocación no es obligatoria a nivel nacional aunque existen excepciones como, por ejemplo, Madrid. En la capital, y desde el 24 de abril, es obligatorio llevarla (se recomienda en la esquina inferior izquierda de la luna delantera), bajo multa para aquellos que circulen sin ella.

¿Qué etiqueta es la que corresponde al coche híbrido?

Hay un total de 4 etiquetas ambientales, cada una de un color: Etiqueta Cero Emisiones (de color azul), Etiqueta ECO (de color verde y azul), Etiqueta B (de color amarillo) y Etiqueta C (de color verde). 

Al coche híbrido, categoría que incluye tanto los modelos enchufables con una autonomía inferior a 40 km y no enchufables como los que usan gas natural (Gas Natural Comprimido o Gas Natural Licuado) o gas licuado de petróleo, le corresponde la etiqueta ambiental ECO como segunda opción más respetuosa con el medio ambiente, solo superada por la cero emisiones (atribuida a coches eléctricos de batería, eléctricos de autonomía extendida, híbridos enchufables con autonomía superior a 40 km o vehículos de pila de combustible).

Los dos tipos restantes de etiquetas ambientales incluyen vehículos de combustible destilado del petróleo. La C corresponde a turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 o diésel a partir de 2014 y vehículos de más de ocho plazas y transporte de mercancías, diésel o gasolina, matriculados a partir de 2014. La B, por su parte, incluye a turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 o los diésel a partir de enero de 2006, además de vehículos de más de ocho plazas y de transporte de mercancías, tanto gasolina como diésel, matriculados a partir de 2005. 

Si tienes dudas sobre qué distintivo le corresponde a tu coche, puedes entrar en la web de la DGT y, con sólo incluir tu matrícula, sabrás que etiqueta ambiental debes tener.

Renovación de coche

Las nuevas regulaciones surgidas con la intención reducir la contaminación en las ciudades están haciendo que muchos ciudadanos quieran adquirir un coche ecológico para poder circular con más tranquilidad y respetando el medio ambiente. 

Si estás entre ellos, BBVA te ofrece el Préstamo Coche Ecológico con el que podrás aprovecharte de un tipo de interés especial. Entra en bbva.es e infórmate.

Etiquetas ambientales en mi coche híbrido, ¿cuál me corresponde?