> 
 > 
Pensión contributiva

Qué es la pensión contributiva

Descubre las claves de este tipo de pensión y qué es el Fondo de Reserva de la Seguridad Social

La Seguridad Social garantiza la cobertura de diversas contingencias como jubilación, incapacidad o viudedad a través del sistema contributivo de pensiones. Quienes cumplan los requisitos exigidos por la ley, podrán optar a las prestaciones de las pensiones contributivas. Para poder asegurar el pago de las pensiones en situaciones de déficit de la Seguridad Social, se creó el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, más conocido como hucha de las pensiones. Sigue leyendo para descubrir qué son las pensiones contributivas y cómo funciona la hucha de las pensiones.

Las pensiones contributivas

Las pensiones contributivas son prestaciones económicas con duración indefinida, generalmente vitalicia, y cuya concesión depende del cumplimiento de una serie de requisitos y de la existencia de una previa relación jurídica con la Seguridad Social, es decir, haber estado afiliado al sistema y haber cotizado un periodo mínimo. La cuantía que se vaya a percibir depende de las aportaciones que haya hecho el trabajador durante el período que se requiera. Se diferencian de las pensiones no contributivas en que en las últimas no influye si se ha cotizado o no a la Seguridad Social, y en la forma en la que se gestiona. Siendo las pensiones contributivas competencia del Estado, y las no contributivas de los órganos competentes de cada Comunidad Autónoma.

Dentro del régimen de las pensiones contributivas se encuentran, cada una con sus distintas modalidades, las pensiones por jubilación, por incapacidad permanente y las conocidas como pensiones de muerte y supervivencia (pensiones de viudedad, de orfandad y en favor de familiares). El principal objetivo es cubrir las necesidades económicas de cada persona en cada una de estas posibles situaciones.

En el caso de las pensiones por jubilación se basa en cubrir la pérdida de salario cuando un trabajador pone fin a su vida laboral. Hay una gran variedad de modalidades de pensiones de jubilación, si bien las más frecuentes son la jubilación ordinaria, la jubilación anticipada por cese involuntariodel trabajador y la jubilación anticipada por voluntad del trabajador.

En el caso de la pensión por incapacidad permanente se basa en cubrir la pérdida de salario que sufre una persona cuando sufre una incapacidad, ya sea derivado de una enfermedad o por accidente, tras lo que ve anulada o reducida su capacidad laboral. Pueden otorgarse distintos grados: incapacidad permanente parcial, incapacidad permanente total, incapacidad permanente absoluta o gran invalidez.

Por último, en el caso de las pensiones por fallecimiento se dedican a compensar la situación de necesidad económica que puede producir el fallecimiento de otras, las modalidades son por viudedad, orfandad y a favor de familiares.

La hucha de pensiones

Al Fondo de Reserva de la Seguridad Social se le conoce coloquialmente como la hucha de las pensiones. Se trata de un fondo soberano de inversión que se financia con los excedentes del sistema de la Seguridad Social y, en su caso, de asignaciones presupuestarias por parte del Gobierno. Esto quiere decir que en los momentos en que los ingresos de la Seguridad Social superan a los gastos, este ahorro se destina para crear un fondo que garantice las pensiones contributivas en entornos de déficit. De esta forma, se ahorra en ciclos económicos buenos para poder amortiguar el posible impacto de ciclos económicos bajos, como puede ser una crisis, y así poder garantizar el pago de las pensiones contributivas.

El fondo está compuesto, principalmente, por activos de Deuda Pública española. Los rendimientos de estos activos también contribuyen a incrementar el saldo de esta hucha. La idea es que no solo se deposite el dinero en el Fondo, sino que se invierta para maximizar la rentabilidad y, por tanto, lograr un saldo adicional para el mismo.

La hucha de las pensiones se creó en 1997 como un mecanismo de emergencia en caso de que los ingresos de la Seguridad Social no fuesen suficientes para cubrir los gastos de las pensiones contributivas. El fondo recibió su primera aportación en el año 2000 y alcanzó una cifra máxima en 2011, con casi 67.000 millones de euros. A partir de 2012 y a consecuencia de la crisis económica, el Gobierno español comenzó a retirar grandes importes de dinero de este fondo, que en estos momentos se encuentra en los niveles más bajos de los últimos 15 años, cerrando el año 2018 con poco más de 5.000 millones de euros acumulados.

Ahora que ya sabes qué significa pensión contributiva y la hucha de pensiones, puedes calcular la cuantía de tu pensión para poder prepararte para el futuro. Puedes acceder a nuestro simulador online en nuestra página bbva.es. Te ayudamos a calcular tus aportaciones y te aconsejamos qué productos de ahorro e inversión pueden ayudarte a mantener tu nivel adquisitivo actual.

Qué es la pensión contributiva