> 
 > 
Máxima desgravación plan de pensiones

Cuál es la máxima desgravación de un plan de pensiones

Descubre cuánto puedes ahorrar en el IRPF gracias a tu plan de pensiones

Los planes de pensiones son instrumentos de ahorro e inversión diseñados para generar un ahorro complementario para la jubilación que permita complementar la pensión pública una vez el trabajador abandona la vida activa. Una de las grandes ventajas que ofrece este tipo de productos radica en la posibilidad de sacar el máximo partido al ahorro a partir de la inversión sin necesidad de contar con conocimientos o experiencia en el campo, puesto que el capital invertido queda en manos de un grupo de gestores especializados.

No obstante, el mayor atractivo de los planes de pensiones es, sin duda, su ventajoso tratamiento fiscal: las aportaciones se encuentran fiscalmente incentivadas, permitiendo reducir la base imponible de IRPF y, por tanto, ahorrando anualmente una considerable cantidad en la declaración de la renta. En este artículo, te contamos cómo deducir tus aportaciones y cuál es la máxima desgravación de un plan de pensiones para que puedas empezar a pagar menos impuestos a raíz de tu inversión.

Límite de aportación anual a un plan de pensiones

El funcionamiento de los planes de pensiones se basa en la inversión del capital aportado por los partícipes. Dichas aportaciones pueden realizarse de manera puntual o periódica, según las preferencias del titular, y están sujetas a un límite establecido por ley: 8.000 € anuales (en territorio común). La aportación mínima anual, por su parte, está determinada en función de las condiciones específicas establecidas por cada plan de pensiones, si bien suele ser importes muy reducidos al alcance de cualquier inversor.

Al margen de estas limitaciones generales, existen dos supuestos en los que se contempla la posibilidad de realizar aportaciones que superen el máximo establecido.

  • En primer lugar, aquellas personas cuyo cónyuge percibe unos ingresos inferiores a 8.000 € anuales o no genera ningún tipo de ingresos pueden contribuir al plan de pensiones de su pareja con una aportación máxima de 2.500 € anuales, independientemente del importe de la inversión destinada a su propio plan.
  • En el caso de las personas discapacitadas, la aportación máxima anual se sitúa en 24.250 €, mientras que las aportaciones realizadas a su favor por terceros (personas con relación de parentesco con el discapacitado en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive, así como el cónyuge o quienes le tuviesen a su cargo en régimen de tutela o acogimiento) pueden ser de hasta 10.000 € anuales (siempre y cuando no se supere el límite total de 24.250 €).

Deducciones fiscales de los planes de pensiones

Las aportaciones realizadas a un plan de pensiones se pueden desgravar directamente de la base imponible del IRPF correspondiente a ese mismo año. De esta forma, el contribuyente tiene la posibilidad de reducir el importe del capital a declarar y, como consecuencia, pagar menos impuestos.

Por ejemplo, supongamos que un contribuyente ha generado unos ingresos de 25.000 € en el último año y ha aportado 6.000 € a su plan de pensiones. Originalmente, la base imponible para calcular el IRPF sería de 25.000 €, con un tipo impositivo del 24 % para los primeros 20.500 € y un 30% para los 4.500 € restantes, por lo que le correspondería pagar 6.500 € (5.160 € + 1.350 €) de impuestos. No obstante, al desgravar las aportaciones realizadas a su plan de pensiones, la base imponible se reduciría hasta 19.000 €, todos ellos situados en el tramo del IRPF del 24%, por lo que la cantidad final a tributar sería de solo 4.560 €.

De igual modo que las aportaciones, las deducciones fiscales asociadas a los planes de pensiones están sujetas a un límite establecido por ley. De esta forma, la máxima desgravación de un plan de pensiones se corresponde con la menor de las siguientes cantidades: 8.000 € anuales o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y las actividades económicas. En caso de que se supere el límite de desgravación, existe la posibilidad de trasladar el exceso a la declaración del IRPF de los 5 ejercicios siguientes.

Las aportaciones a planes de pensiones se deben reflejar en el apartado “Reducciones de la base imponible” de la declaración anual del IRPF.

Tributación del rescate de los planes de pensiones

En términos generales, los planes de pensiones están diseñados para ser rescatados una vez se produzca la jubilación del partícipe. No obstante, contemplan otros supuestos de liquidez y contingencias, como desempleo de larga duración, dependencia incapacidad laboral o enfermedad grave. También, desde 1 de enero de 2025, será posible rescatar participaciones con al menos 10 años de antigüedad.

Una vez llegado el momento del rescate, los fondos obtenidos tributan como rendimientos del trabajo, generando el efecto contrario que las aportaciones: en la declaración del IRPF, se deben incluir en la base imponible, incrementando así el importe de los impuestos a pagar. En este sentido, los titulares del plan tienen la posibilidad de rescatar el capital en un único cobro o en forma de renta, decidiendo así si quieren tributar sobre el total del capital en una sola declaración, o pagar las tasas de forma fraccionada en años sucesivos.

Las participaciones anteriores a 2007 que se rescaten en forma de capital, disfrutan de una reducción del 40%, siempre que el rescate se realice dentro de un plazo que, desde 2015, es de dos ejercicios fiscales completos desde que acaece la contingencia. En general, la forma de rescate con un impacto fiscal más progresivo suele ser la de rentas mensuales, pues éste se diluye en varios ejercicios fiscales.

Si todavía tienes dudas sobre las deducciones fiscales de tu plan de pensiones, acude a BBVA. Visita bbva.es y descubre nuestro simulador de planes de pensiones, con la que podrás calcular el ahorro fiscal asociado a tus aportaciones de capital. Además, ponemos a tu disposición una amplia variedad de planes de pensiones para que puedas elegir el producto que mejor se adapte a tus características. Prepara tu jubilación con BBVA.

Cuál es la máxima desgravación de un plan de pensiones