> 
 > 
Jubilación anticipada por desempleo

Jubilación anticipada por desempleo, todas las claves

Requisitos y reducciones de la jubilación anticipada por desempleo

Por lo general, para poder acceder a la jubilación un trabajador debe alcanzar la edad legal establecida, que desde la reforma de 2011 aumenta progresivamente hasta alcanzar los 67 años en 2027, salvo para aquellos con larga carrera de cotización, que podrán seguir jubilándose a los 65 años.

Sin embargo, en determinados supuestos es posible acceder a la jubilación antes de dicha edad. Esta jubilación temprana se denomina jubilación anticipada, y puede ser voluntaria si el interesado quiere cesar su actividad laboral o involuntaria si se debe a ciertas situaciones de desempleo. A continuación, te explicamos todas las claves para saber qué es la jubilación anticipada por desempleo, los requisitos que debes cumplir para solicitarla y las reducciones que supone para la pensión.

¿Qué es la jubilación anticipada por desempleo?

La jubilación anticipada por desempleo, a la que también se le conoce como jubilación anticipada por cese involuntario, está enfocada especialmente a aquellas personas desempleadas cercanas a la edad de jubilación que pueden encontrar dificultades para reincorporarse al mercado laboral. No obstante, no basta con que el solicitante esté en situación de desempleo, sino que además debe cumplir una serie de requisitos para solicitar esta modalidad de jubilación.

Por un lado, la jubilación anticipada puede suponer una ventaja, ya que el recién jubilado deja de cobrar el subsidio por desempleo para percibir la pensión pública de jubilación, que suele ser superior. Por otro lado, al tratarse de una jubilación anticipada, esta pensión también está sujeta a ciertas reducciones. De este modo, en función de los años cotizados, se aplica un determinado coeficiente reductor. La minoración, además, se aplica de forma definitiva en la pensión.

Asimismo, es importante recordar que, aunque la situación de desempleo puede influir en la pensión a percibir, no implica que el trabajador deje de cotizar de cara a su jubilación. Siempre que se perciba una prestación contributiva o el denominado subsidio para mayores de 55 años, se considera que el beneficiario de estas ayudas continúa cotizando para su jubilación.

Requisitos para acceder a la jubilación anticipada por desempleo

  • Para poder acceder a esta modalidad de jubilación, el solicitante debe haber cumplido una edad como máximo cuatro años inferior a la edad legal de jubilación. Como ya se ha mencionado anteriormente, tras la última reforma del sistema de pensiones esta edad aumenta cada año hasta alcanzar los 67 años en 2027. Por lo tanto, en función del año en el que se quiera acceder a la jubilación anticipada por desempleo, la edad mínima del solicitante tendrá que ser de 61, 62 o 63 años. Será de 61 años en todo caso para quienes aplique una edad ordinaria de 65 años. Además, hay que tener en cuenta que, a efectos de determinar dicha edad ordinaria aplicable, se considerará cotizado el periodo que se anticipe la jubilación.
  • Otro requisito esencial es que el solicitante se encuentre inscrito como demandante de empleo en el Sistema Nacional de Empleo al menos durante los seis meses inmediatamente anteriores a la fecha en la que solicite la jubilación. Si el periodo en el que el interesado ha estado registrado como demandante es inferior a los seis meses, este ha de esperar para poder presentar su solicitud.
  • En lo referente al período de años cotizados, el requisito establecido es de un mínimo de 33 años efectivos de cotizaciones, de los cuales al menos dos deben haber sido cotizados en los 15 años anteriores a la solicitud. A los exclusivos efectos de acreditar este periodo de carencia de 33 años, es posible computar hasta 12 meses de servicio militar o prestación social sustitutoria.
  • La forma en que se haya producido el cese de la actividad laboral es otro de los aspectos a considerar. Pueden optar a esta jubilación aquellos trabajadores cuya actividad laboral haya cesado como resultado de una reestructuración empresarial. Por ejemplo, se incluye bajo este supuesto cualquier despido colectivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción; la extinción del contrato por resolución judicial; o la pérdida del empleo por la muerte, jubilación o incapacidad del empresario individual, entre otros. Es decir, con esta ley no pueden jubilarse anticipadamente quienes hayan sufrido, por ejemplo, un despido improcedente, como sí admitía la ley previa y que se aplica en determinadas circunstancias, de forma transitoria, durante 2019.

Reducciones aplicables en caso de jubilación anticipada

Acceder a una jubilación anticipada, ya sea de forma voluntaria o forzada, implica una serie de reducciones sobre la cuantía de la pensión pública. La reducción aplicable en cada caso concreto depende del número de años cotizados por el trabajador.

En el caso de la jubilación anticipada por desempleo, la reducción máxima es de un 1,875 % por trimestre o fracción de trimestre de anticipación (7,5 % al año) para trabajadores que hayan cotizado menos de 38 años y 6 meses. Si el periodo cotizado es igual o superior a 38 años y 6 meses e inferior a 41 años y 6 meses la reducción es de un 1,750 % (7 % anual). El siguiente tramo de cotización se encuentra entre los 41 años y 6 meses y los 44 años y 6 meses, al que se aplica una reducción del 1,625 % (6,5 % al año). Los solicitantes con un periodo de cotización igual o superior a los 44 años y 6 meses obtienen la reducción mínima, de un 1,5 % (6 % anual).

Ahora que ya conoces todos los requisitos que debes cumplir para optar a una jubilación anticipada por desempleo y cuál es la reducción que esto supone para tu pensión, es el momento de empezar a pensar en el futuro. Tanto si no cumples alguno de los requisitos como si te preocupa la reducción tu pensión pueda sufrir, un plan de pensiones es tu mejor aliado. Gracias a este producto financiero, dispondrás de unos ahorros privados con los que complementar tu pensión y obtener una mayor tranquilidad. En BBVA sabemos lo importante que es para ti poder garantizar tu seguridad económica una vez llegues a la jubilación, por eso te ofrecemos una gran variedad de planes de pensiones para todo tipo de perfiles. Visita bbva.es o cualquier oficina BBVA para descubrir el tuyo.

Jubilación anticipada por desempleo, todas las claves