> 
 > 
Contrato de relevo jubilación parcial

Contrato de relevo en la jubilación parcial, ¿qué es?

Descubre qué son el contrato de relevo y la jubilación parcial

Una de las modalidades de jubilación anticipada, aunque también se puede producir a edad ordinaria, es la jubilación parcial, que permite a cualquier empleado seguir trabajando y cobrar una parte de la pensión al mismo tiempo. Cuando el acceso a la jubilación parcial se produce antes de la edad ordinaria, se necesita cubrir el vacío que deja al comenzar un contrato a tiempo parcial. Este vacío se cubre con un contrato llamado contrato de relevo. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre el contrato de relevo y la jubilación parcial.

El contrato de relevo

Esta modalidad de jubilación permite cobrar la pensión contributiva de la Seguridad Social y seguir trabajando a tiempo parcial. La pensión se minoraría en función de la reducción de jornada que se practique. Cuando tiene lugar una jubilación parcial de un trabajador que no ha llegado a la edad ordinaria de jubilación, es obligatorio que la empresa contrate a un trabajador relevista, con el objetivo de completar las horas restantes que el jubilado parcial deja de realizar y, también, para comenzar un proceso de adaptación del trabajador a un empleo que próximamente quedará vacante. En el caso de que el jubilado parcial se jubile una vez superada la edad de jubilación ordinaria, el contrato de relevo es opcional.

Este contrato tiene una serie de características propias. Por ejemplo, en todo contrato de relevo existen dos figuras: el relevado, que es el trabajador que solicita la jubilación parcial, y el relevista, que es la persona que lo va a sustituir. Además, debe darse por escrito y de manera oficial, constatando el nombre, la edad y las circunstancias profesionales del relevado, así como las características del puesto que ocupará el relevista. Por último, es importante tener en cuenta que el contrato de relevo se debe celebrar simultáneamente con el contrato a tiempo parcial del relevado.

Requisitos para el jubilado parcial o relevado

De la misma forma que para acceder a la jubilación ordinaria existen unos requisitos de edad y cotización, para acceder a la jubilación parcial también se deben cumplir unas condiciones.

Para acceder a la jubilación parcial con contrato de relevo es necesario acreditar al menos 33 años de cotizaciones y por lo menos 6 años de antigüedad en la empresa.Teniendo en cuenta que se debe acreditar un periodo de cotización mínimo de 33 años, si quieres jubilarte de forma parcial en 2019 podrás hacerlo a los 62 años y 4 meses si has cotizado esos 33 años, o a los 61 años y 8 meses si has cotizado al menos 34 años y 9 meses. Por lo tanto, la edad mínima requerida será mayor o menor en función de tus años cotizados. Además, otra condición que debes cumplir es haber cotizado como mínimo 15 años, y haber cotizado al menos 2 años en los 15 años inmediatamente previos a la solicitud de la jubilación parcial.

Cabe mencionar que la jornada de trabajo y el sueldo se verán reducidos en función del contrato que se acuerde con el relevista, pero tendrá que reducirse, por normal general, entre un 25 % y un 50 %. En caso de que el contrato del relevista sea a tiempo completo y tiempo indefinido, se podrá reducir la jornada laboral hasta un 75 %.

Es interesante tener en cuenta también que la pensión que recibe un jubilado parcial no es su pensión completa, sino que se minora en función de la reducción de jornada. No obstante, cuando se acceda a la jubilación definitiva, se recalculará la pensión teniendo en cuenta las cotizaciones realizadas durante la jubilación parcial, que a esos efectos se considerarán realizadas como a jornada completa.

Requisitos del relevista

Al ser un tipo de contrato que busca fomentar el empleo, entre otras cosas, la empresa solo puede contratar a un individuo en paro o con un contrato previo temporal en la misma. Además, la jornada del relevista debe de ser, como mínimo, igual a la reducción de la jornada del relevado. De este modo, si un jubilado parcial reduce su jornada en un 25 %, la jornada mínima del relevista ha de ser del 25 % también, aunque puede ser superior si se desea. Además, el relevista debe realizar tareas parecidas (o las mismas) que las que realizaba el jubilado parcial.

En definitiva, la jubilación parcial es una opción muy atractiva para muchos trabajadores que buscan comenzar a disfrutar de la jubilación pero quieren seguir manteniendo una rutina de trabajo. Además este tipo de jubilación permite a cualquier persona que lo desee comenzar a disfrutar de parte de la pensión, manteniendo también parte de sus ingresos.

En BBVA sabemos lo importante que es llegar a la jubilación con ahorros para disfrutar sin preocupaciones y por ello, ofrecemos a nuestros clientes planes de pensiones diseñados para todo tipo de perfiles de ahorradores, adaptables a las circunstancias de cada uno de ellos. Visita bbva.es o acércate a cualquiera de nuestras sucursales si quieres saber más sobre nuestros planes de pensiones.

Contrato de relevo en la jubilación parcial, ¿qué es?