> 
 > 
Carencia hipoteca

Qué es el periodo de carencia de una hipoteca

Te explicamos en qué consiste este periodo de carencia y cómo se puede solicitar

El periodo de carencia de una hipoteca es un periodo durante el cual se concede la posibilidad de pagar una cuota mensual más reducida. Durante este tiempo se pagan únicamente los intereses o incluso se aplaza el pago total de las cuotas. Este periodo de carencia podría ser concedido por el banco en situaciones en las que, para poder afrontar los pagos futuros de la hipoteca, considerase conveniente la reducción o el aplazamiento de las cuotas de manera temporal. Un periodo de carencia debe ser solicitado al banco, el cual estudiará cada situación personal.

El periodo de carencia puede ir desde varios meses de duración hasta superar los 5 años, dependiendo de las condiciones del préstamo hipotecario contratado y de lo que nos ofrezca nuestra entidad bancaria. En el caso de conseguir pagar solo los intereses mensuales, la cuota se podría reducir en aproximadamente un 50 %, dependiendo de cada caso.

El mercado hipotecario es muy amplio y es difícil establecer estándares en cuanto a condiciones de las carencias: algunas entidades bancarias pueden ofrecer sólo unos meses de carencia, otras más de 5 años o, directamente, no darle esta opción al cliente.

Periodo de carencia de una hipoteca - BBVA

¿Cuánto cuesta una carencia hipotecaria?

Para explicar mejor cómo funciona una carencia hipotecaria podemos recurrir al siguiente ejemplo: préstamo hipotecario de 120.000 € a 20 años, con un tipo de interés de euríbor +1,25 % (TAE variable del 2 %) y una cuota mensual de 564,65 €. Si solicitamos un periodo de carencia parcial de 24 meses a nuestro banco, pasaríamos a pagar 123,70 € al mes, lo que supone una reducción en nuestra cuota de casi el 79 %. Tras este periodo de préstamo con carencia, las restantes cuotas mensuales serán de 619,98 € –siempre que no cambie el tipo de interés-, un 9 % más que la cuota original antes de la carencia.

Solicitar un período de carencia de nuestro préstamo hipotecario encarece el precio final de la hipoteca. Si bien es cierto que durante el periodo de carencia la cuota mensual se reduce de manera considerable, al volver a las condiciones originales de la hipoteca se deberá abonar una cantidad mensual superior a la que se tenía originalmente. Es decir, como durante el periodo de carencia tan solo se amortizó el interés del préstamo hipotecario, al regresar a las condiciones normales se pagan más intereses por ser el capital pendiente más alto de lo que hubiese sido con una amortización normal, sin carencia.

Además, al pedir un período de carencia de la hipoteca se deberá hacer una novación de la misma, esto es, volver a definir los términos en los que se concede la hipoteca. Esto conlleva una comisión en la mayoría de los bancos que suele ir desde el 1 % del capital pendiente en adelante, siempre con una cuantía mínima que depende del banco.

Quién puede optar a un plazo de carencia de la hipoteca

Si nuestra entidad bancaria contempla la opción de carencia de la hipoteca, existen una serie de condiciones que se deben cumplir para optar a ella, entre las que se encuentran la situación económica de los titulares del préstamo.

De este modo, lo más importante a la hora de plantearse solicitar un período de carencia de la hipoteca es consultar con nuestro banco que nos informará de los términos y condiciones de la misma. No se debe olvidar que es un recurso de alivio puntual para la economía familiar que tiene sus ventajas e inconvenientes.

Qué es el periodo de carencia de una hipoteca

Productos

Descubre el catálogo de hipotecas de BBVA

Hipoteca Variable BBVA

Si quieres comprarte una casa, tenemos una hipoteca variable pensada para ponértelo más fácil.

Hipoteca Fija BBVA

Con la Hipoteca Fija BBVA paga la misma cuota todos los meses, sin subidas, sin sorpresas

Subrogación de hipoteca a tipo fijo BBVA

Con la Hipoteca Fija BBVA paga la misma cuota todos los meses, sin subidas, sin sorpresas

Subrogación de hipoteca a tipo variable BBVA

En BBVA queremos mejorar las condiciones de tu hipoteca y ayudarte con todas las gestiones.