> 
 > 
Invertir ahorros

Dónde invertir los ahorros

Te contamos cuáles son las mejores opciones para invertir tus ahorros y empezar a sacar un mayor rendimiento a tu dinero

Una pregunta recurrente para aquellos que tienen cierta cantidad de dinero excedente es cómo invertir ese ahorro. Guardar el dinero en una cuenta corriente no beneficia en absoluto. Todo lo contrario, este se ve deteriorado por el alza del coste de la vida. La inflación es el enemigo silencioso de los ahorradores, pues erosiona el poder de compra año a año y sus efectos en el largo plazo pueden ser devastadores. Para evitar esta disminución del valor de los ahorros, existe un amplio abanico de posibilidades que permiten obtener rendimiento de los mismos, desde fondos de inversión hasta cuentas que generan intereses. En este artículo te explicamos distintas vías de inversión para que puedas escoger la que mejor se ajuste a tus necesidades.

Aunque no se tengan muchos ahorros, es posible apostar por la inversión sin correr grandes riesgos. Sin embargo, antes de invertir siempre es importante analizar cómo se quiere hacerlo y con qué productos, por lo que resulta imprescindible contar con la mayor información posible. Una buena opción es la contratación de un asesor de inversiones ya que, la mayoría de las veces, la falta de información sobre el producto que se contrata es el principal factor de riesgo.

Antes de invertir, conviene dar respuesta a ciertas cuestiones:

  • ¿Para qué voy a invertir?
  • ¿Cuánto voy a invertir?
  • ¿Es una aportación única o voy a hacer aportaciones periódicas?
  • ¿De qué plazo dispongo?
  • ¿Es importante la liquidez?
  • ¿Qué vehículos son los más favorables fiscalmente para mis intereses?

Fondos de inversión

Los fondos de inversión permiten acercar el mundo de los mercados financieros a pequeños ahorradores, desde importes reducidos y con comisiones ajustadas. Los fondos de inversión se establecen con el dinero que invierten todos sus partícipes, es decir, se trata de Instituciones de Inversión Colectiva (IIC), y están gestionados por profesionales que deciden en qué tipo de activos invertir, en función de la política de inversión del fondo y de las expectativas de comportamiento de los mercados. Los fondos aportan diversificación, una cualidad muy interesante para reducir riesgos. Esta diversificación tiene como resultado una mayor flexibilidad para adaptarse a los cambios del mercado y aprovechar las oportunidades que éste presenta. Los fondos de inversión cuentan con la ventaja adicional de estar exentos de impuestos siempre que se reinviertan o se transfieran a otro fondo, por lo que las plusvalías pueden acumularse y solo se tributan en el momento de la liquidación de las participaciones. Esto otorga una gran flexibilidad para que un inversor vaya adaptando su cartera a las nuevas circunstancias sin preocuparse de cuestiones tributarias.

Mercado de divisas

Los intercambios de divisas se realizan de forma electrónica por intermediación de los servicios que ofrecen distintos corredores o plataformas electrónicas. Los cambios del valor de las divisas pueden suponer una gran oportunidad de negocio o inversión siempre que la divisa adquirida muestre una evolución favorable y se venda a un precio superior al que se haya obtenido. Dados los muchos factores que afectan a este mercado, de alta volatilidad, este tipo de inversión es aconsejable para inversores con cierta experiencia y con amplos conocimientos de mercado.

Depósitos y cuentas remuneradas

Las cuentas remuneradas son una gran opción si lo que se quiere es obtener rentabilidad sin correr ningún riesgo, ya que reportan un porcentaje sobre la cantidad total del dinero invertido en la cuenta. Además, con este tipo de cuentas es posible ingresar o retirar dinero cuando se quiera, siendo la opción más recomendable para los que necesiten una liquidez muy elevada.

Por otro lado, se encuentran los depósitos bancarios. Cuando se invierte en un depósito bancario, se deposita el dinero en el banco por un plazo determinado establecido por contrato. Este contrato también estipula un interés exacto, por lo que la inversión no depende de índices externos o de la evolución de los mercados. Cuando vence el plazo estipulado, se recupera la cantidad total invertida más los intereses generados por el depósito en ese tiempo. También es posible que los intereses se vayan abonando poco a poco durante la vida del depósito.

Sin embargo, la rentabilidad que ofrecen ambos productos está directamente ligada a la situación de los tipos de interés. En entornos como el actual, de tipos muy reducidos, la rentabilidad que ofrecen es muy reducida o directamente nula.

Elijas el producto que elijas para invertir, siempre es conveniente contratarlo contando con toda la información disponible. En BBVA Invest te ofrecemos un servicio de asesoramiento personalizado sobre las opciones de inversión que mejor se ajustan a tus preferencias y necesidades financieras. Nuestro equipo de expertos te ayudarán a sacar el mayor rendimiento a tus ahorros y a lograr tu objetivo. Entra en bbva.es y prueba BBVA Invest. Descubre cómo ganar más dinero con tus ahorros.

Dónde invertir los ahorros