> 
 > 
Seguridad operativas PSD2

La seguridad en tus operativas

Medidas que entrarán en vigor con la PSD2

El 14 de septiembre entra en vigor las RTS (normas técnicas de regulación) asociadas a la directiva PSD2. Una medida que llega como actualización de la conocida PSD y que tiene como uno de sus principales objetivos el reforzar la seguridad en el pago online en el Espacio Económico Europeo. 

Estas medidas de protección, con la SCA (o doble autenticación) como bandera, afectarán tanto a las entidades financieras tradicionales como a las TTPs (o empresas de servicios a terceros), las cuales refuerzan su posición en el entorno de los pagos online. ¿El motivo? La nueva normativa obliga a los bancos a establecer canales seguros de acceso a la información de sus clientes (previa autorización de estos) lo que les debe llevar a potenciar su seguridad al nivel de los primeros.

Aunque la directiva se empezará a aplicar en septiembre, por la complejidad y el impacto que tiene para los consumidores y los comercios, se está elaborando un plan que deberá ser validado con la autoridad nacional para determinar cuándo se va a cumplir con los requisitos de la autenticación reforzada (SCA) en comercio electrónico.

Nuevos requisitos de seguridad

La normativa PSD, que es la que hoy está activa, únicamente requiere un factor de autenticación para validar cualquier pago online el cual, habitualmente, suele ser una contraseña. La nueva directiva PSD2 da un paso más exigiendo a las empresas de servicios de pago el uso de, al menos, 2 o 3 factores de entre los siguientes para validar cualquier transacción online

  • Algo que el cliente sabe: por ejemplo, una contraseña
  • Algo que el cliente posee: por ejemplo, su móvil
  • Algo que el cliente es: por ejemplo, su huella dactilar

Dichos factores se solicitarán en cada transacción online que se realice, con la única intención de crear una operativa ‘libre de riesgo’.

Volcados con la seguridad

Para BBVA, la seguridad también es una prioridad. Esto le ha llevado, desde hace muchos años, a desarrollar y actualizar medidas ‘invisibles’ para los clientes con el objetivo de proteger su dinero y sus datos de actos maliciosos. 

Herramientas y servicios nacidas de su liderazgo en Transformación Digital y de su constante apoyo en la tecnología y el Big Data, a las que se unirá la SCA en los casos marcados por ley y, también, en aquellos en los que resulte indispensable por seguridad. Para todos los demás, será nuestra mencionada ‘protección invisible’ la que mantendrá a salvo al consumidor. 

Como complemento a esta, y a través de la app de BBVA, el cliente puede convertir su teléfono móvil en un mando único con el que controlar su economía (cuentas y tarjetas) sean de BBVA o de otro banco. ¿Cómo? Utilizando funcionalidades como ‘enciende y apaga tus tarjetas’ o el ‘botón del pánico’ para bloquear una cuenta ante cualquier movimiento sospechoso.

La seguridad en tus operativas