Definición

Es un seguro cuyo objeto es proteger a los propietarios o inquilinos de una vivienda contra las pérdidas económicas que puedan sufrir los asegurados o los terceros perjudicados, derivadas de una gran variedad de riesgos.

El tomador del seguro se obliga al pago de la prima. A cambio, si se produce un accidente o daño, la aseguradora afronta los gastos, paga una suma de dinero u ofrece otras prestaciones, según las coberturas contratadas en la póliza del seguro.

Dependiendo de la modalidad del seguro que se elija, el seguro puede cubrir tanto el continente como el contenido de la vivienda así como la responsabilidad civil extracontractual respecto de la obligación de resarcir los daños y perjuicios causados a un tercero hasta el importe límite contratado.

El continente es el conjunto formado por la construcción principal y las accesorias de la vivienda asegurada, tales como las instalaciones fijas y los aparatos fijos para servicios de la vivienda, así como jardines, cerramientos exteriores e instalaciones deportivas o de recreo. El contenido está formado por el mobiliario y enseres, dinero en efectivo, joyas, objetos especiales (metales preciosos, obras de arte, antigüedades, etc).

¿Qué es un seguro de hogar?