Definición

Dentro del contexto de una subrogación de hipoteca, el término enervar hace referencia al proceso mediante el cual un banco manifiesta su intención de igualar o mejorar la oferta de préstamo hipotecario que ha realizado una nueva entidad bancaria a uno de sus clientes.

En una subrogación de hipoteca, el banco actual dispone de 15 días naturales para enervarse, es decir, acudir ante el notario y manifestar que quiere formalizar con el deudor una modificación de las condiciones del préstamo que igualen o mejoren la oferta de la entidad que realizó la oferta vinculante.