Definición

Un derivado es un instrumento financiero cuyo valor depende (o deriva, de ahí su nombre) del valor de otro activo, denominado subyacente.

Los subyacentes pueden ser muy diversos: tipos de interés, acciones, divisas, índices financieros, materias primas, etc. Se pueden utilizar para cubrir el riesgo del precio del subyacente o para rentabilizar su variación.

La contratación de los derivados se puede realizar dentro de los mercados financieros organizados (derivados cotizados) o fuera de ellos (en este último caso, se les conoce como derivados OTC o derivados over the counter).