Ayudas al alquiler de vivienda habitual por COVID-19

Desde BBVA hemos ayudado a reducir el impacto del coronavirus

En el Consejo de Ministros del 31/03 se acordaron medidas dirigidas al apoyo en la gestión del alquiler de vivienda habitual a personas en situación de vulnerabilidad sobrevenida como consecuencia de la crisis del COVID 19. Estas medidas se recogieron en el RDL 11/2020 y hacen referencia a los procedimientos de desahucios, a la prórroga de los contratos y a la moratoria de la renta de alquiler.

 

¿En qué consistieron las ayudas al alquiler?

  • Para prorrogar el contrato de alquiler, se podía solicitar si eres tú la persona afectada, la vivienda era de uso habitual y tu contrato vencía en el período comprendido entre el 2 de abril de 2020 y el 30 de septiembre de 2020. 

En caso de derecho a la prórroga, tu contrato se ampliaba por un periodo de hasta 6 meses. 

  • Para aplazar el pago de la mensualidad de alquiler, hasta el 30 de septiembre de 2020 se podía solicitar una moratoria si eras tú la persona afectada y la vivienda era de uso habitual. 

En caso de derecho a la moratoria en el pago del alquiler, se podía aplicar por un plazo máximo de 4 meses. 

  • En ambos casos, se debía acreditar la situación de vulnerabilidad sobrevenida a consecuencia de la crisis por el COVID-19, indicando estar inmerso en un ERTE o en situación de desempleo y justificando unos ingresos inferiores a 3 veces el IPREM. 

La renta de alquiler y los gastos derivados debían superar el 35% de los ingresos netos de la unidad familiar.

 

Plazos y normativa

El plazo para ambas ayudas finalizó el 30 de septiembre de 2020.

Estas medidas están recogidas en el RDL 11/2020.